La Presidencia de la República hizo un merecido reconocimiento a la trayectoria de los servidores públicos que desde hace 25 y 30 años, con su esfuerzo y vocación de servicio, han coadyuvado a que la Administración Pública Federal lleve a cabo las funciones y atribuciones que tiene encomendadas para velar por el desarrollo nacional y construir el país que todos anhelamos.

En la Ceremonia de Entrega del Premio Nacional de Antigüedad en el Servicio Público y Programa de Estímulos y Recompensas 2014, que se llevó a cabo en el Museo Nacional de Antropología e Historia, el Coordinador General de Administración de la Oficina de la Presidencia de la República, Carlos Ramírez Velasco, dijo que el reconocimiento representa un homenaje a la importancia de su labor, a su dedicación y empeño durante 25 o 30 años de servicio.

Expresó que “el servicio público es una alta responsabilidad, que implica honradez, profesionalismo y, sobre todo, un gran amor y compromiso con México”. Por ello, agregó, “ya sea desde una ventanilla de atención; desde un vehículo oficial o al interior de las oficinas públicas, los empleados federales son el alma del Gobierno de la República”.

En representación del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, destacó que “en el México de hoy, así como en cada una de las etapas de cambio y transformación, el activo más valioso del Gobierno de la República sigue siendo el gran equipo de trabajo con el que cuenta”.

Afirmó que ellos, además, durante los dos primeros años de la Administración del Presidente Enrique Peña Nieto, “han sido testigos del surgimiento de un nuevo México. Hoy contamos con 11 reformas estructurales, que se lograron concretar con base en el diálogo y la construcción de acuerdos”.

Acompañado por representantes de las diferentes áreas de la Presidencia de la República, así como de la Secretaría de la Función Pública, Carlos Ramírez Velasco dijo a los servidores públicos que “son mujeres y hombres valiosos, que han entregado importantes años de su vida profesional a servir a México y a los mexicanos”.

Explicó que son ellos quienes dan vida a las instituciones públicas; que las hacen más cercanas y accesibles a los mexicanos y saben que la satisfacción más grande del cumplimiento de su deber está, simplemente, en la gratitud sincera de los ciudadanos. “Ustedes son un ejemplo vivo de constancia, determinación y entrega”, aseveró.

El Premio de Antigüedad en el Servicio Público, Estímulos y Recompensas 2014 fue entregado conforme a lo dispuesto por la Ley de Premios, Estímulos y Recompensas Civiles, y otras normas relacionadas. Se entregaron diplomas y estímulos a los 35 servidores de la Presidencia de la República que han cumplido 25 y 30 años de trayectoria profesional, y a 43 servidores que se han distinguido por propuestas de mejora y una labor sobresaliente.