-MODERADORA: Enseguida, hace uso de la palabra el Secretario de Economía, licenciado Ildefonso Guajardo Villarreal.

-SECRETARIO ILDEFONSO GUAJARDO VILLARREAL: Con el permiso del señor Presidente, don Enrique Peña Nieto.

Saludo al señor Harald Krüger, miembro del Consejo de Administración de BMW; saludo al señor Gobernador del estado de San Luis Potosí, don Fernando Toranzo; a mis colegas y compañeros de Gabinete: el doctor Luis Videgaray, de Hacienda; y mi amigo Alfonso Navarrete Prida, de la Secretaría de Trabajo.

Saludo a todos los directivos de BMW que hoy nos acompañan; a esta gran familia empresarial automotriz; saludo a los empresarios de San Luis Potosí que hoy nos acompañan, el día de hoy; también, un gran saludo a los legisladores, Senadores y Diputados por San Luis Potosí.

Y sin duda, a los líderes de la organización sindical que han hecho posible que este gran proyecto surja con el pie derecho desde el inicio.

Sin duda que hoy, en el año 2014, celebramos dos muy buenos aniversarios:

Uno. El de 20 años de haber puesto en operación el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que coincide simultáneamente con los 20 años de BMW en su presencia, no sólo en México, sino en América del Norte.

Fue justamente en Carolina del Sur cuando BMW, en 1994, decidió establecer su primera planta en América del Norte y, al mismo tiempo, en 1995, instaló su planta de blindaje en el Estado de México.

La economía mexicana iniciaba una nueva era al final del milenio pasado. Y esa era marcó un hito en la historia económica de México, a partir de haber firmado el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que abría una nueva pauta de incorporación inteligente en la globalidad.

Esas historias se cruzan no por casualidad. Se cruzan, porque estamos, justamente como país, cumpliendo compromisos de fondo, que han sido ratificados en forma firme por el hoy Presidente de México.

En su primer discurso, el Presidente Peña Nieto ratificó su adherencia a las políticas de libre comercio y de la apertura de la economía mexicana.

Es sólo a través de políticas públicas que se mantienen en el tiempo y que son capaces de sobrevivir, incluso alternancias en el Gobierno, que los países logran credibilidad y confianza internacional.

Es por ello que hoy, BMW hace su primera gran apuesta en México. Con esta inversión, están reconociendo el avance que ha hecho México en la industria automotriz durante muchas décadas.

En su primer decreto automotriz, México intentó impulsar la integración de esta industria de los años 60. Según los récords económicos en aquél momento, 1969, exportamos la gran cantidad de ocho mil dólares de exportaciones mexicanas.

Hoy, el volumen total del comercio exterior automotriz, exportaciones mexicanas de autopartes de autos, equivale a más de 100 mil millones de dólares. Esto sólo se logra con la credibilidad adquirida como país en el entorno internacional.

Y a partir de su mandato, el Presidente fue muy claro en las instrucciones que le dio al sector economía.

El siguiente paso en nuestra integración global era, fundamentalmente, fortalecer la integración que habíamos logrado hacia el Norte, dándonos la instrucción de que si bien una zona de libre comercio se había transformado en una zona de alta eficiencia de integración productiva, todavía teníamos grandes retos.

Le instruyó al Secretario de Hacienda a encabezar el grupo económico de alto nivel, con el Vicepresidente de los Estados Unidos, a diseñar un tablero de control en el cual participamos los Secretarios de Comercio de ambos países, para lograr reducir los costos de transacción en la integración productiva de América del Norte.

Y esas son buenas noticias para BMW. Porque BMW, desde su creación, ha hecho de la plataforma de la producción mexicana un centro de producción de autopartes de calidad mundial para todas sus empresas en el mundo, pero, sobre todo, las de América del Norte.

En este tablero de control trabajamos directamente: modernización de fronteras, integración y planeación logística, y, sobre todo, tratar de eliminar las barreras con regulaciones innecesarias a los mismos grupos productivos.

Con esta inversión, México escala al nivel Premium de producción de vehículos mundiales.

Con BMW, este año México integra tres marcas en la categoría Premium; eso nos da una nueva etapa en el futuro de la industria automotriz mexicana.

Y en este proceso de instrucciones, el Presidente también, nos instruyó, y se comprometió hace más de un año, en Santiago de Chile, a la modernización del Tratado de Libre Comercio con Europa, que ya inicia sus procesos de operación.

Al mismo tiempo, ratificó y dio el banderazo a la primera negociación de México en el Acuerdo del Pacífico, el TPP, para podernos integrar inteligentemente a las economías asiáticas.

Y, sin duda, el 10 de febrero, el Presidente firmó el protocolo de comercio e inversión para integrar a México a la Alianza del Pacífico, con Chile, Colombia y Perú.

Esto pone a México en una plataforma central integrada con los cuatro ejes cardinales fundamentales en el comercio internacional.

Para BMW, no es otra cosa más que, a partir de esta plataforma, poder exportar como lo hacen todos los ensambladores que están ahora en México, a más de 120 países en el mundo.

Pero esta historia de éxito no sería posible sin el trabajo en conjunto, en ese trabajo donde los gobernadores, como el Gobernador Fernando Toranzo, hizo una gran labor junto con otros gobernadores mexicanos que llegaron a la final, para demostrar el profesionalismo con el que se llevan las políticas públicas a nivel estatal.

No se hubiera logrado sin el trabajo del equipo que trabajamos para el Presidente Peña. Con el reconocimiento para el Secretario de Hacienda, en donde pudimos lograr la certificación para exportadores para que el Impuesto al Valor Agregado pueda ser regresado con eficiencia a los exportadores.

Sin el trabajo del Secretario del Trabajo, el licenciado Navarrete Prida, con un gran trabajo en términos de la coordinación de estabilidad laboral y, de hecho, para ello, reconozco aquí mismo la presencia del Secretario General de la CTM en el estado de San Luis, don Emilio Ramírez. Bienvenido a este evento. Está aquí, entre nosotros.

Sin duda, este gran trabajo se consolida con una visión donde sabemos que BMW está catalogado por los principales consultores internacionales como una de las tres empresas líderes en el mundo en innovación.

Y eso, simple y sencillamente representa una oportunidad para México, porque, desde la industria automotriz, sus capacidades y sus innovaciones, en México hoy tenemos ocho centros de diseño e innovación en la industria que han transmitido sus externalidades a otros sectores de la manufactura mexicana, como es el sector de la aeronáutica, que hoy está creciendo a tasas del 20 por ciento anual.

Así es que no me resta más que reconocer este gran esfuerzo colectivo, donde, en el sector Economía, agradezco el gran trabajo de ProMéxico, encabezado por Francisco González Díaz, y, sin duda, felicitar a BMW, a San Luis, y congratularnos todos los mexicanos.

Gracias.

-MODERADORA: Interviene enseguida, el señor Harald Krüger, miembro del Consejo de Administración de BMW Group para Producción y Manufactura.

-SR. HARALD KRÜGER: Buenos días.

Presidente Peña Nieto; Secretario Ildefonso Guajardo Villarreal; Gobernador Toranzo Fernández; distinguidos invitados; queridos asociados; damas y caballeros.

Presidente Peña Nieto:

Es un honor y un placer estar hoy, aquí. Estoy encantado de tener la oportunidad de anunciar hoy, nuestra nueva fábrica.

Y gracias por su invitación.

(INTERPRETACIÓN DEL INGLÉS AL ESPAÑOL):

Por favor, permítanme continuar en inglés. Tengo que mejorar definitivamente mi español. Es una promesa que les hago.

Damas y caballeros:

El proceso de decidir la construcción de una planta en México, fue sumamente fácil.

En México cuentan con una economía pujante y una base industrial firme. Cuentan con una red sólida y bien establecida de proveedores. Cuentan con una fuerza laboral altamente motivada y capacitada.

Definitivamente, son líderes para el éxito y, sobre todo, ustedes son un firme promotor del libre comercio y la apertura comercial.

Además, México es la decimocuarta economía más grande del mundo.

Lo anterior, constituye las condiciones perfectas para construir la planta de BMW Group en este país. Y ya contábamos con una relación muy estrecha con los proveedores mexicanos desde hace muchos años.

Sólo el año pasado, compramos mil 600 millones de dólares en partes. Por eso, es inevitable estar aquí.

Lo más difícil para nosotros, fue decidir la ubicación exacta, dado que se nos presentaron demasiadas opciones maravillosas en este país. No obstante, les puedo decir con toda certeza que México es la opción perfecta para nosotros.

Todas las posibles ubicaciones de la terna eran altamente propicias. Por tal motivo, la decisión fue reñida. Esto es un claro indicio de que todas sus políticas económicas han sido un éxito.

Así es que, México le da la bienvenida a los negocios.

Señor Presidente:

Quisiera darle las gracias a usted y a todos los gobernadores, y a todos los funcionarios de Gobierno, y a todas las ubicaciones que inspeccionamos, por su apertura, por su amabilidad, y por su cooperación tan profesional durante el proceso de selección.

Hoy, nos complace anunciar que hemos decidido optar por San Luis Potosí.

Le puedo prometer, como miembro del Consejo de BMW, nuestro compromiso no nada más se limita a San Luis Potosí, sino que se extiende a México, al TLCAN y al Continente Americano.

En BMW Group seguimos dos principios: aspiramos a tener un crecimiento en nuestras ventas con equilibrio mundial, y nuestras actividades de producción siguen las pautas del mercado.

El Continente Americano cumple una función de gran importancia para la estrategia de crecimiento internacional del Grupo BMW. Y ahora, con México, sigue creciendo.

En los últimos años, las cifras de venta han aumentado a niveles superiores, y eso es muy bueno.

En el 2013, las ventas en el Continente Americano rompieron récord, y nos da mucho orgullo decir que lo mismo sucede con las cifras para México.

Y estoy seguro que esta travesía continuará, señor Presidente. Esta travesía continúa con BMW México.

La planta de San Luis Potosí se convertirá en otro miembro importante de nuestra red mundial de producción, que hasta ahora cuenta con 28 plantas en 13 países.

Durante el primer año de producción, en el 2019, casi mil 500 empleados laborarán en la planta. En el mediano plazo, el número de empleos aumentará en la planta y en la región, para beneficio de proveedores y prestadores de servicios.

Invertiremos mil millones de dólares en la nueva planta de producción, en los próximos años.

La capacidad anual que tenemos programada, es de 150 mil unidades en la nueva planta de México, lo que nos permitirá participar en el desarrollo potencial de toda la región.

Las últimas tecnologías y las décadas de experiencia, combinadas con el Know How de nuestra red mundial de producción, se conjuntarán en la planta de San Luis Potosí.

Y como siempre, los BMW que se hagan en México, serán auténticos BMW, y contribuirán al éxito del placer de conducir.

Señor Presidente.

Distinguidos invitados:

Ya hemos logrado acuerdos preliminares con los representantes laborales en San Luis Potosí. Esperamos lograr una alianza fructífera y positiva.

Estamos profundamente agradecidos por el apoyo sincero y tan valioso para con nuestros planes que hemos recibido del Gobierno mexicano, tanto a nivel estatal, como Federal.

Y también, quisiera aprovechar esta oportunidad para invitarlos a todo ustedes a que nos acompañen a nuestra vanguardista ceremonia.

Esperamos convertirnos en miembros de la comunidad de San Luis Potosí, y establecer nuestra fábrica junto con las personas que viven aquí.

Estamos sumamente orgullosos de sentirnos en casa.

Vale la pena colaborar con las personas de un país fascinante como México. Ya he visitado México en repetidas ocasiones; es un país lleno de vida, de pasión y de ganas de triunfar, y estos son los mismos atributos que perseguimos en BMW.

Por ello, confío personalmente en que nosotros, juntos, estamos al comienzo de un gran viaje hacia un futuro lleno de éxitos.

Muchas gracias.

-MODERADOR: Corresponde el uso de la palabra al Gobernador del estado de San Luis Potosí, doctor Fernando Toranzo Fernández.

-GOBERNADOR FERNANDO TORANZO FERNÁNDEZ: Muy buenas tardes.

Señor Presidente de los Estados Unidos Mexicanos; amigos de BMW.

A lo largo de cinco años, San Luis Potosí ha venido luchando con tenacidad, con fervor verdadero, con integridad, con perseverancia para convertirse en uno de los mejores destinos para la industria automotriz.

San Luis Potosí lo ha hecho, no desde la fe ingenua de la lotería de las inversiones, sino el dirigido, el deliberado, el tesonero propósito de alcanzar, de acreditar, un espacio ideal mejor dotado, el que mayores ventajas operativas y logísticas le pueda dar a nuestra industria y, sobre todo, a industrias de prestigio mundial como lo es BMW.

Por fortuna no remamos solos.

En esta decisión histórica para San Luis Potosí nos hemos visto impulsados por el señor Presidente de la República Mexicana, el señor licenciado Enrique Peña Nieto, a quien agradezco de corazón el apoyo que ha dado para San Luis Potosí.

Al señor Secretario de Economía de nuestro país, a don Ildefonso Guajardo Villarreal; y, desde luego, también, al señor Secretario de Hacienda, al señor Luis Videgaray Caso, muchas gracias, también.

Y, desde luego, sobre todo, a la generosa manifestación de confianza de esta directiva global de BMW hacia nuestras ventajas geográficas, logísticas, la calidad de mano de obra de nuestros potosinos, nuestra acelerada formación de profesionales en ingenierías modernas, y nuestra ética de trabajo.

Desde luego, también, nuestro estimulante y estable ambiente laboral. BMW ha elegido bien.

San Luis Potosí está preparado para que los planes de esta gran empresa alemana marchen venturosa y exitosamente sobre ruedas.

San Luis Potosí está muy cerca de todo lo que exigen los planes de una armadora de esta magnitud: vías férreas, aduana interior, conectividad aérea, proximidad con el gran mercado de Norteamérica, un nuevo libramiento que consolida el Eje Carretero Transoceánico Pacífico Golfo de México, una dinámica y creciente red de empresas fabricantes de autopartes, y el lugar que el Banco Mundial nos ha conferido en la cuarta posición nacional donde es más fácil hacer negocios.

Esos son activos que los potosinos ponemos al servicio de este gran proyecto, de BMW, y, desde luego, de los inversionistas extranjeros y nacionales.

Con este espíritu de cooperación, con esta honorable voluntad de construir y de compartir juntos el éxito, celebro que los ejecutivos de BMW decidieran instalar su planta en San Luis Potosí.

Y agradezco, de la manera más sincera, su contribución al crecimiento económico de México y, desde luego, al bienestar social de todos los potosinos.

Muchas, muchas gracias, señor Presidente.

Muchas gracias, señor Secretario de Economía.

Muchas gracias, señor Secretario de Hacienda.

Muchas, pero muchas gracias a los amigos de BMW.

Bienvenidos a México, y bienvenidos a San Luis Potosí.

Muchas gracias.

(A CONTINUACIÓN, HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)