Señoras y señores.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Excelentísimo señor Presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina.

Me da mucho gusto recibirle aquí, en territorio nacional, extenderle la más cordial de las bienvenidas a nuestro país y, sobre todo, agradecer este compromiso que su Gobierno y de manera conjunta con el Gobierno de la República, estamos haciendo para que realmente tengamos una Frontera Sur mucho más segura, ordenada y que la relación entre ambos países y de México con el resto de Centroamérica, sea una relación que contribuya al desarrollo de nuestros pueblos, al desarrollo de toda la región mesoamericana, pero también, esto permita una mayor convivencia y relación entre nuestro pueblos.

Y que las condiciones de cada familia, no importando el país de origen, realmente les depare desarrollo, bienestar y mayor calidad de vida.

Sea usted bienvenido a nuestro territorio.

Está usted en su casa, señor Presidente.

De igual manera, quiero saludar a la Delegación Oficial que le compaña.

Al señor Gobernador del Estado de Chiapas, a quien le agradezco su hospitalidad y la calidez con la que nos recibe.

A los señores integrantes del Gabinete del Gobierno de la República, que de distintas maneras participan en este esfuerzo por mantener un país con seguridad, un país de orden, un país que apoye las causas humanitarias.

Aquí están el señor General Secretario de la Defensa, el Almirante Secretario, las distintas áreas del Gobierno de la República, coordinadas por el Secretario de Gobernación que, sin duda, tienen injerencia en todo el trabajo, particularmente, de apoyo al migrante.

Quiero saludar a los Gobernadores de las otras tres entidades que colindan con la Frontera de Centroamérica: de Tabasco, de Campeche y de Quintana Roo.

De igual manera, quiero saludar a todos los Legisladores Federales, Senadoras y Senadores de la República; Diputadas y Diputados Federales, Diputados locales, que hoy nos acompañan.

Permítanme abrir un breve paréntesis, a partir de la presencia de varias Senadoras y Senadores de la República, de reiterarles mi felicitación por la jornada tan intensa que tuvieron el fin de semana, pero que permitió la aprobación de la Legislación Secundaria en materia de Telecomunicaciones.

Y que por encima de cualquier otro interés se ocuparon que realmente los mexicanos tengan mejores servicios en todo lo que tiene que ver con telecomunicaciones.

Muchas felicidades y muchas gracias.

Y hago votos porque ahora la Cámara de Diputados siga, precisamente, este mismo propósito, este mismo alcance, este mismo objetivo de darle a nuestro país una legislación en telecomunicaciones moderna y que depare calidad y mejores servicios a todos los mexicanos.

Muchas gracias.

Saludo a las distintas autoridades que concurren en este acto, y de manera muy particular, y muy señalada, quiero saludar la hospitalidad, la calidez con la que el pueblo de Chiapas, su representación social, hoy nos recibe.

A sus mujeres, a sus jóvenes, a sus hombres de toda esta región, tanto de este Municipio de Catazajá, y de varios otros de esta región del Estado de Chiapas, muchas gracias por la calidez y por su hospitalidad.

Señoras y señores:

Por su geografía e historia, México ha pasado de ser un país esencialmente de origen de migración, como aquí ya se señaló, a uno ahora cada vez de mayor tránsito, destino y retorno de migrantes.

Como tal, desde el inicio de esta Administración decidimos asumir una mayor responsabilidad global en materia de migración.

El Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, en él se previó promover el desarrollo integral de la Frontera Sur como un catalizador del desarrollo regional.

No hay que olvidar que la Frontera Sur ha experimentado, en las últimas décadas, un importante incremento en el número de personas que la cruzan para trabajar en las entidades del Sureste, pero mayoritariamente para llegar a los Estados Unidos.

Cuando los migrantes ingresan a nuestro país de manera irregular, corren riesgos adicionales que ponen en peligro su libertad, su integridad física e, incluso, su propia vida.

Si estas circunstancias vulneran a los adultos, son más graves cuando se trata de niños y adolescentes que viajan solos, sin ningún tipo de protección familiar.

En México estamos convencidos de que el fenómeno migratorio debe ser atendido desde una perspectiva regional, corresponsable y, sobre todo, humana.

Pero, también, somos conscientes de que cada Nación tiene que hacer su parte.

Por ello, he dispuesto el reforzamiento de medidas para ordenar y dar mayor seguridad al complejo fenómeno migratorio.

Congruente con ello, este día estamos aquí, en Chiapas, acompañados del Excelentísimo señor Presidente de la República de Guatemala, Otto Pérez Molina, para poner en marcha el Programa Frontera Sur.

Señor Presidente:

Quiero expresarle, en nombre de México y de los mexicanos, nuestra solidaridad por la irreparable pérdida de hermanos guatemaltecos, aunque ahora se nos ha informado en el curso del evento que, lamentablemente, fue un niño quien perdiera la vida.

Y de igual manera, aquí, en Chiapas, quiero solidarizarme para con las personas, las tres personas que lamentablemente perdieron la vida ante el sismo que se registró hoy por la mañana, precisamente en la zona sur de Chiapas.

Para todas estas familias, tanto de Chiapas, como de Guatemala, nuestra mayor solidaridad ante esta irreparable pérdida.

Señor Presidente de Guatemala:

Su presencia acredita la corresponsabilidad de Guatemala y México para trabajar juntos y hacer de nuestra frontera, de prácticamente mil kilómetros, una zona más segura, inclusiva y competitiva.

El Programa Frontera Sur tiene un doble propósito:

Uno. Proteger y salvaguardar los derechos humanos de los migrantes que ingresan y transitan por México.

Y, dos. Ordenar los cruces internacionales para incrementar el desarrollo y la seguridad de la región.

Esta iniciativa tiene cinco líneas de acción que me voy a permitir compartirles.

Primera. Paso formal y ordenado. Para alentar el acceso formal a nuestro país, porque tenemos que reconocerlo y decirlo, entre México y Guatemala tenemos 10 cruces fronterizos formales, pero un número no cuantificado de cruces informales, y lo que hemos resuelto ambos gobiernos es ordenar este tránsito y que realmente se otorguen mayores facilidades para tener, al menos, la mínima información valiosa de quienes realizan estos cruces entre ambos países.

Tengamos presente que estos cruces se dan por razones de comercio, de relación entre familias, por varios motivos, no necesariamente porque implique una residencia permanente en uno o en otro país.

Lo mismo transita un número importante de guatemaltecos de manera temporal a nuestro país, a hacer negocio, a hacer comercio, a tener actividad económica dentro de nuestro país; como por igual un número importante de mexicanos cruzan hacia el lado de Guatemala con los mismos fines y mismos propósitos.

Y eso, al final de cuentas, debemos alentarlo, pero de manera ordenada, para que realmente tengamos información los gobiernos mucho más precisa de quienes están en esta actividad de manera cotidiana.

Para alentar el acceso formal a nuestro país se facilitará la obtención de la Tarjeta de Visitante Regional para guatemaltecos y beliceños; además de ser gratuita ahora su trámite será más sencillo y en mayor número de módulos. Su portador podrá ingresar hasta por 72 horas a los Estados de Campeche, Chiapas, Quintana Roo y Tabasco.

Esta medida permitirá dar certidumbre a la estancia temporal de los migrantes, favorecerá la convivencia entre los habitantes de nuestros países y fortalecerá los intercambios de información entre autoridades.

A fin de que su paso por nuestro territorio sea ordenado y seguro, los agentes del Instituto Nacional de Migración y todas las demás autoridades habrán de velar por el absoluto respeto a los derechos de los portadores de esta tarjeta, que algunas de ellas aquí, de manera simbólica, hoy hemos entregado

Y puedo compartirles lo que ustedes sólo apreciaron, quizá, a una mayor distancia, el gran gusto que a muchas familias que viven en Guatemala, que vienen de manera regular a nuestro país, que vienen a realizar alguna actividad económica, les hemos entregado esta Tarjeta de Visitantes Temporales.

Y puedo compartirles el gran gusto y la gran emoción que les dio, aquí están ellos, que les dio ver al Presidente de Guatemala aquí, en suelo mexicano.

Por eso, les comparto este sentimiento de alegría y de emoción de pude apreciar de sus paisanos guatemaltecos, señor Presidente.

Agradezco, señor Presidente, el respaldo del Gobierno de Guatemala, que ha trabajado de la mano con México para lograr estos avances.

También hay acercamientos con las autoridades de El Salvador y Honduras para avanzar en la misma dirección y lograr que la migración de Centroamérica sea más segura y ordenada.

Segunda línea de acción. Ordenamiento fronterizo y mayor seguridad para los migrantes.

La frontera Sur de México debe ser una frontera segura, tanto para los mexicanos como para los migrantes. Con este propósito, se mejorará la infraestructura y equipamientos necesarios para el ordenamiento migratorio.

En primer lugar, se asegurará la adecuada operación de los 12 cruces fronterizos oficiales, 10 con Guatemala y dos con Belice.

Se transformarán los puntos de revisión aduanales, como éste en el que hoy nos encontramos, que es de origen diseñado y construido exclusivamente para asuntos de carácter aduanal, ahora habrán de convertirse en Centros de Atención Integral al Tránsito Fronterizo.

Habrán de construirse o, mejor dicho, habrán de operar, porque al día de hoy, con éste prácticamente estarán ya dos en operación y tres más que están en proceso de construcción, para sumar cinco centros de este tipo, en donde participarán servidores públicos de varias instancias gubernamentales: del Instituto Nacional de Migración, del Servicio de Administración Tributaria, de la Secretaría de Salud, del Sistema Nacional DIF y de SAGARPA.

También, habrá elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, de la Secretaría de Marina y de la Policía Federal.

Adicionalmente, se reforzarán las líneas móviles de control para asegurar el orden y la legalidad de los flujos de personas y bienes en la frontera.

He dado indicaciones al Gabinete de Seguridad para incrementar la eficacia de las medidas contra los grupos delictivos que han atacado y lastimado de manera sistemática a la población migrante y a los habitantes de la región.

La Secretaría de Gobernación, conjuntamente con las autoridades de Guatemala, reforzarán las labores de inteligencia en las zonas de tránsito de los migrantes que coadyuven a la desarticulación de las bandas ya referidas.

Además, ambos Gobiernos estamos trabajando en el desarrollo de una plataforma tecnológica que permita compartir, en tiempo real, la información biométrica y registral de los procesos migratorios.

En pocas palabras, tener una clara radiografía, una fotografía y datos dactilares y de otro tipo, que te permitan hacer identificación plena de quiénes hacen cruces por nuestras fronteras.

Tercera línea de acción. Protección y acción social a favor de los migrantes.

Hace un año el Gobierno de la República puso en operación cinco unidades médicas en Chiapas para la atención de migrantes.

A la fecha ya se han otorgado más de 16 mil consultas.

Y la instrucción que he dado es duplicar este número de unidades en toda la zona fronteriza para apoyar la salud de los migrantes, para quienes cruzan y que tienen un tránsito temporal puedan tener atención a su salud en estas unidades médicas.

Así los migrantes contarán con atención médica en las cuatro entidades de esta frontera y en los cinco Centros de Atención Integral al Tránsito Fronterizo, como, insisto, éste, en el que hoy nos encontramos.

Esta línea de acción también contempla mejorar las condiciones en que operan los albergues y estaciones migratorias.

Para ello, vamos a reforzar los esquemas de colaboración con las organizaciones de la sociedad civil que atienden y protegen a migrantes.

E igualmente, he dado indicaciones para que en cada uno de los Centros de Atención Integral de Tránsito Fronterizo, los que serán iguales a éste en el que nos ubicamos, se tenga un espacio adecuado para la atención de migrantes menores no acompañados en tanto se concreta su proceso de repatriación.

Con el mismo propósito, se apoyará a los albergues del DIF que resguardan temporalmente a los niños migrantes, no sólo en esta región Sur o en la Frontera Sur; sino, también, en el Norte del país, ya que se han visto rebasados por la creciente migración infantil.

Cuarta línea de acción. Corresponsabilidad regional.

México ha asumido un papel activo en diversos foros multilaterales en materia migratoria, como la propia Conferencia Nacional sobre Migración.

Como país sede de la próxima conferencia, tendremos la oportunidad de dar seguimiento puntual a los compromisos adquiridos en Managua, especialmente aquellos en beneficio de la niñez y adolescencia migrante.

Corresponderá a México asegurar la puesta en marcha del mecanismo especial para la atención de las niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados, en el que también participan El Salvador, los Estados Unidos, Guatemala y Honduras.

México reitera la decisión de colaborar con los países de la región para apoyarlos en los procesos de resguardo, repatriación y disminución de las condiciones que alientan el fenómeno migratorio.

Y en este sentido, reafirmamos, junto con el Gobierno de Guatemala, nuestro compromiso de impulsar el desarrollo de nuestra zona fronteriza, y contribuir solidariamente al bienestar económico y social de las hermanas naciones de Centroamérica.

Y, finalmente, quinta línea de acción. Coordinación interinstitucional.

Para asegurar la adecuada operación de este programa que hoy estoy compartiendo con ustedes, he firmado el decreto por el que se crea la Coordinación para la Atención Integral de la Migración en la Frontera Sur.

Al estar adscrita a la Secretaría de Gobernación, he dado indicaciones al Secretario de nombrar, a la brevedad, al titular de esta coordinación; y que tendrá, precisamente, por tarea, el establecer la coordinación de los esfuerzos interinstitucionales que se realizan en la Frontera Sur de nuestro territorio para alcanzar los objetivos que aquí se han señalado: brindarle atención al migrante, brindarle ayuda humanitaria a los migrantes y garantizar el estricto respeto a sus derechos humanos.

Señoras y señores:

En el pasado, los países centroamericanos y México trabajamos juntos por acabar con los conflictos armados y traer paz a la región.

Si fuimos capaces de superar aquel desafío, hoy, estoy seguro, de que también ahora podremos mejorar las condiciones de la migración regional.

Si nuevamente unimos voluntades y comprometemos esfuerzos transnacionales, aseguraremos un trato digno y humano para los migrantes.

Insisto, para que la migración sea más segura tiene que ser más ordenada.

El Programa Frontera Sur es un paso firme en esa dirección.

Estamos convencidos de que podemos convertir el desafío de la migración en una oportunidad para el desarrollo compartido de nuestras naciones.

Señor Presidente:

Nuevamente le extiendo la más cordial de las bienvenidas a ésta, que es su casa, aquí, a México, aquí tiene amigos y aquí reconocemos el trabajo que usted realiza en Guatemala para contribuir al desarrollo y progreso de su país.

Pero que en esta tarea que nos une y que hace un propósito común reconocemos su voluntad política, su compromiso y la actuación coordinada que estamos llevando a cabo para cuidar nuestra frontera y hacer un trato digno y justo, y de respeto a los derechos humanos de quienes viven y cruzan por esta zona fronteriza.

Sea usted bienvenido a nuestro país.

Muchas gracias.