Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes, nuevamente, a todas y a todos ustedes.

Quiero agradecer la presencia del señor Gobernador del estado, a quien le agradezco su invariable disposición para que sumemos esfuerzos, para que trabajemos en equipo, como Carmen lo ha referido.

Cuando se trabaja en equipo y se suman los esfuerzos de los distintos órdenes de Gobierno, es más fácil atender y dar mejores resultados a la población.

Por ello, quiero reconocer el trabajo del señor Gobernador, su permanente e invariable disposición y, sobre todo, debo decirles, somos buenos amigos.

Hemos construido una amistad que, sin duda, se verá reflejada en el servicio y trabajo que hagamos en favor de los habitantes de Nayarit.

Muchas gracias, Gobernador.

Quiero saludar a las distintas autoridades aquí presentes.

A los titulares de los Poderes Legislativo y Judicial de esta entidad.

Al señor Comandante de la Zona Militar aquí, en Nayarit.

A los integrantes del Gabinete del Gobierno de la República.

Varias Secretarias que están entre nosotros: la Secretaria de Salud, la Secretaria de Desarrollo Social.

Funcionarios del Gabinete que participan de este gran esfuerzo de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Quiero saludar al Rector que ha firmado este convenio de la Universidad de Nayarit, precisamente, para apoyarnos con asesoría nutricional y, sobre todo, ir involucrando a los jóvenes estudiantes en esta Cruzada de atención y de combate al hambre que hay en nuestro país.

Quiero saludar a nuestros Legisladores Federales.

A nuestra Senadora y Senador de la República.

A Legisladores Federales, locales.

Al señor Presidente Municipal del Nayar, tanto al que está en funciones, como al electo, que están entre nosotros.

Y de manera muy particular, de manera muy especial, quiero saludar con enorme afecto y con gran reconocimiento la presencia de las mujeres de este Municipio del Nayar, de esta región del Nayar, de los hombres trabajadores, de los jóvenes y de los niños que hoy nos acompañan en este acto.

Les saludo con gran emoción.

Le decía a Carmen que auténticamente me han decorado por todos lados con estos morrales, coras, huicholes, que son comunidades indígenas de esta región de Nayarit.

Muchas gracias por estas muestras de afecto y de calidez que tienen con su amigo el Presidente de la República.

Yo aquí vengo, precisamente, a reafirmar mi compromiso de trabajo y, sobre todo, de resultados y mayores beneficios en favor de los habitantes del Estado de Nayarit.

Y de manera muy especial, de aquellas regiones que enfrentan mayor rezago social, mayor pobreza y, a veces, pobreza extrema.

Es el caso de este Municipio del Nayar. Es el caso de esta región, de esta parte del Estado de Nayarit, en donde hemos asumido de forma conjunta y en equipo, el Gobierno Federal y el gobierno estatal, esfuerzos por apoyar y por llevar distintos programas de orden social que permitan revertir este escenario.

Ya lo decía hace un momento Rosario Robles, la Secretaria de Desarrollo Social, al igual que Nuvia, quien es la encargada de la Comisión de Pueblos Indígenas, la Coordinación de Pueblos Indígenas, señalaban: éste es uno de los municipios de mayor pobreza de todo el país.

Pero al estar aquí hoy con ustedes, quiero compartirles lo que el Gobierno, desde el inicio de esta Administración, con toda firmeza determinó: Tenemos que acabar con el hambre que hay en el país.

Y lo primero que hicimos fue reconocer lo que no se había dicho anteriormente: que en México había, al inicio de la Administración, más de siete millones de mexicanos que padecían hambre, que no tenían garantizado su abasto alimentario todos los días.

Y, por eso, esa fue la primera decisión: reconocer que ésta es una condición de un país que quiere mostrarse al mundo en toda su modernidad y en todo su potencial. Un país de 117 millones de habitantes, pero que reconocemos que siete millones padecían hambre.

Y, por eso, emprendimos esta Cruzada Nacional Contra el Hambre, en la que sumamos esfuerzos de distintas dependencias del Gobierno, para que trabajando de manera transversal; es decir, en equipo, cada área de Gobierno con distintos programas, para revertir esos escenarios, y diseñamos programas específicos para apoyar, realmente, el que nuestra población, la que padecía hambre, tuviera el abasto alimentario nutritivo que demandaba y que necesita.

Y eso es lo que hemos hecho.

Rosario Robles nos ha compartido algunas cifras de los apoyos que ya se tienen aquí, en Nayarit, en distintos municipios y en distintas regiones.

Pero yo creo que es un buen balance para compartir con ustedes cuánto han crecido los programas sociales, particularmente destinados a combatir el hambre en nuestro país.

Hemos creado esta tarjeta, de la que hoy hemos entregado varias de ellas; 300 mil Tarjetas Sin Hambre, así se llaman, que son tarjetas que permiten ir a las tiendas DICONSA, que algunas son fijas y otras móviles, y en donde se pueden adquirir 14 productos de la canasta alimentaria básica a mejores precios.

Hemos incrementado o creado los Comedores Comunitarios. Hoy le he tomado la protesta a mujeres muy comprometidas, que se han organizado para dar atención en estos Comedores Comunitarios.

Ahí se les provee de los alimentos necesarios, se les da el suministro para todo un mes y esto permite que en estos lugares, estos comedores, que varios ya hemos visitado, tanto niños, mujeres embarazadas y adultos mayores puedan comer todos los días.

Y, además, se han hecho de estos Comedores Comunitarios un espacio de convivencia entre quienes son beneficiarios en estos comedores.

Ya en el país hay tres mil 200 comedores. En este Municipio del Nayar, como lo hemos escuchado, 26 comedores se han instalado para este efecto de garantizar alimentación a quienes no la tenían.

Se han abierto nuevas tiendas DICONSA. Estas tiendas, que permiten proveer de productos a mejores precios, casi dos mil nuevas tiendas DICONSA en todo el territorio nacional.

Se ha incrementado el padrón del Programa Oportunidades, un programa que tiene nuevas reglas de operación y que estamos cambiando y modernizando para, precisamente, llegar a esta nueva etapa, de que no sólo suministremos apoyos a la población beneficiada, sino que, además, les incorporemos alguna actividad productiva a aquellos que son beneficiarios de estos programas.

Ese es el horizonte que tiene el Programa de Oportunidades, que ha incorporado a 400 mil nuevas familias a este programa.

Ya son más de tres millones, 3.2 millones de mujeres en el país que cuentan con el Seguro de Jefas de Familia. Un seguro de vida que nadie desea hacer uso de él, pero nadie está exento de pasar por un mal momento y de que las mujeres puedan tener la seguridad y la tranquilidad que, en caso de faltar, sus hijos tendrán asegurado un ingreso y el ingreso necesario hasta que puedan concluir sus estudios universitarios.

Estos son los programas o algunos de los programas más emblemáticos que forman parte de esta Cruzada Nacional Contra el Hambre y que nos permiten hoy asegurar que de esos más de siete millones de mexicanos que enfrentaban condición de hambre en nuestro país, hoy tres millones tienen resuelta esta condición o tienen asegurado un abasto alimentario a partir de estos varios programas a los que ya he hecho referencia.

Éste es el compromiso del Gobierno de la República y no vamos a cejar un ápice, no vamos cejar en nuestro esfuerzo de asegurar que podamos combatir, a cero, el hambre en nuestro país.

Junto a esta acción que hoy nos lleva a estar aquí, en esta comunidad de Jesús María, del Municipio del Nayar. Voy vamos a entregar una ampliación de este Albergue para Atención a Mujeres Embarazadas.

La Secretaria de Salud me ha informado que Nayarit era, como lo refirió el señor Gobernador, uno de los estados que enfrentaba mayor mortalidad en mujeres embarazadas.

Y es a partir de acciones, a veces tan sencillas, pero importantes, cuando se tiene un claro diagnóstico, como es el albergue que se tiene aquí, en esta comunidad de Jesús María, que ha permitido reducir a cero la mortalidad de mujeres embarazadas en esta región del Estado de Nayarit; y que eso hubiese cambiado la condición del estado, de ser uno de los estados con mayor mortalidad, a ser hoy uno de los estados que tiene menor o más baja tasa de mortalidad en mujeres embarazadas.

Por eso, a mí me da mucho gusto, junto con ustedes, entregar esta ampliación del Albergue para la Atención a Mujeres Embarazadas, en esta comunidad de Jesús María, del Municipio del Nayar, al mismo tiempo de entregar los Comedores Comunitarios.

Y de esta forma estar trabajando para que México realmente pueda proyectarse, entre los mexicanos y al mundo entero, como una Nación de gran estabilidad social; como una Nación en donde se vive en armonía social y en donde la calidad de vida de los mexicanos es cada día mejor.

Para eso, hemos hecho varias acciones. Estamos impulsando reformas que ustedes han escuchado. Pero lo más importante, que a la par de todo este proceso de cambio y de transformación, estemos llegando con varias de las acciones y programas del Gobierno de la República para atender a la población que más lo necesita.

Ese es el compromiso, esa es la mística de trabajo y de servicio que tiene el Gobierno de la República.

Y a mí me da mucho gusto que al estar hoy, aquí, en Jesús María, con todas y todos ustedes, pueda compartirles los avances que llevamos para atender a los que más lo necesitan en todo el país.

Gracias por ser testigos de todo ello.

Finalmente, quiero compartir dos temas más con ustedes:

Uno muy breve. Que es un buen anuncio para esta comunidad de Jesús María.

El señor Gobernador del estado me ha comentado de toda la travesía, no travesía, porque no va por mar, pero todo lo complicado que es trasladarse desde este lugar hasta la capital, que es Tepic, que es verdaderamente algo muy complicado.

Y por eso, me ha pedido, y aquí voy a anunciar una inversión de casi 200 millones de pesos, en el que habremos de modernizar el tramo que comunica a Ruiz con los límites del Estado de Zacatecas, que es una de las principales vías de acceso a esta región de Jesús María. Que va a ser una carretera.

Fíjense en la importancia. Implicará reducir los tiempos de traslado de más de tres horas, a hora y media.

Ésta es la importancia y trascendencia que tiene la obra que hoy estoy comprometiendo con ustedes.

Y junto a ello, no puedo dejar de reafirmar aquí mi compromiso en las obras y compromisos que tengo con el Estado de Nayarit.

El Gobernador del estado ya hizo mención, quizá a una de las obras de gran trascendencia para la productividad, para el trabajo que habrá de detonarse aquí, en Nayarit, que es el Canal Centenario.

Este canal que en algún otro momento ya anunciamos, presentamos, dimos los primeros pasos y se está iniciando la construcción del mismo.

Es una obra que tendrá una importante inversión de casi siete mil millones de pesos, que implicará la construcción de un canal de casi 60 kilómetros, pero además de redes de riego a distintas hectáreas, a una superficie de más de 43 mil hectáreas, en más de 300 kilómetros de canales que serán para riego, de un agua que anteriormente no se utilizaba y que finalmente se iba al mar sin mayor utilización.

Esa es la trascendencia de este Canal.

A la par de este proyecto está la importante obra de infraestructura que estamos detonando aquí, en el Estado de Nayarit, por ejemplo la Autopista Jala-Compostela-Bahía de Banderas que, sin duda, detonará aún más el desarrollo turístico de esta región de Bahía de Banderas.

La Carretera Tepic-San Blas, que es otro de los compromisos que tengo con el estado, por sólo mencionar algunas de las obras de infraestructura.

Y esto es lo que estamos haciendo.

Queremos realmente lograr mejores índices. Índices que nos acrediten realmente que somos un país moderno, que somos un país que vive con mayor calidad de vida.

Hoy, por cierto, INEGI dio a conocer, dio a conocer las cifras y las estadísticas de homicidios por cada 100 mil habitantes.

Esto significa, es un indicador importante para saber cómo vamos en materia de seguridad.

Y lo más importante es que se ha acreditado en el trabajo del año 2013 y lo que va del 2014 que las cifras de INEGI que hoy reporta, no consideran lo que va de este primer semestre, pero dio a conocer las cifras en materia de homicidios dolosos en todo el país durante 2013, y se acredita una disminución sensible en la comisión de delitos en este orden.

Llegamos a tener en el país en el año 2011, 24 homicidios por cada 100 mil habitantes.

Los datos que da a conocer hoy INEGI reflejan que son 19. Todavía una cifra alta. Por eso es que no cantamos victoria y tampoco echamos a volar las campanas. Al contrario, nos deja ver que vamos en la ruta correcta, que hay una disminución de la violencia, pero que tenemos que seguir trabajando para recuperar condiciones amplias de tranquilidad y de normalidad en materia de seguridad en todo el país.

Ese es el compromiso y en esa tarea estamos trabajando.

Amigas y amigos del Nayar:

Finalmente, quiero agradecerles su hospitalidad.

Hace un momento alguien de aquí lo señalaba, por eso, el Gobernador así lo citó, que hacía 15 años que no venía a este municipio y, particularmente, a esta comunidad, un Presidente de la República.

A mí me da mucho gusto encontrarme con todas y con todos ustedes, con mujeres y hombres de trabajo, de esfuerzo y de lucha diaria, que procuran lo mejor para sus familias, para el desarrollo de sus seres queridos, para las muchas niñas y niños que hoy he tenido oportunidad de ver, el día de hoy.

Les quiero dejar aquí un saludo con mi mayor afecto, con mi gratitud por la calidez con la que he sido recibido. Por todas estas muestras que me llevo de muestras artesanales de las comunidades huicholes y de coras; de estos niños coras que han entonado el Himno Nacional en su lengua indígena; les quiero agradecer estas muestras de hospitalidad, de afecto.

Y que sepan que el Presidente de la República les quiere, está comprometido con ustedes, y tienen en él a un amigo, que seguirá trabajando a paso firme para generar mejores condiciones para el Estado de Nayarit y para este Municipio del Nayar.

Muchísimas gracias.