-MODERADOR: Hace uso de la palabra el maestro Arturo Vélez Escamilla, Presidente Municipal de Atlacomulco.

-MTRO. ARTURO VÉLEZ ESCAMILLA: Muy apreciado señor licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos:

Su solar nativo se honra en recibirle, saludarle y reconocerle su trascendental acción de Gobierno.

Estimado señor Gobernador del Estado de México, doctor Eruviel Ávila Villegas:

Sea, como siempre, bien recibido en esta tierra de don Isidro Fabela.

Muy distinguidos invitados especiales a esta ceremonia; señores representantes de los medios de comunicación; señoras y señores:

Pueblo y Gobierno de Atlacomulco me distinguen al encomendarme dar la más cordial y afectuosa de las bienvenidas a todos los asistentes a esta merecidísima ceremonia de evocación, que con gran convicción encabeza el Presidente de todos los mexicanos, nuestro dilecto paisano, el licenciado Enrique Peña Nieto, quien al promover este evento inédito, honra a don Isidro Fabela, en esta efeméride tan singular.

Evocar por recuerdo o referencia aquella triste mañana del 12 de agosto de 1964, en la que el licenciado Isidro Fabela Alfaro trascendiera de lo humano a lo inmortal, es valorar y justipreciar la trascendencia de su legado, para que no solamente sea motivo de exaltación, sino sobre todo la plataforma de ideas y de acción que guíe el pensar y el hacer de quienes servimos a la sociedad y a ésta, le sea de inspiración permanente para su cotidiana convivencia.

Isidro Fabela fue un internacionalista brillante, que usó su saber y experiencia para impartir una lección permanente de patriotismo. En su paso por el Gobierno del Estado de México, demostró lo que es capaz de hacer un gobierno que se consagra al servicio del pueblo.

Tras vivir una existencia sin paralelo, el maestro Fabela murió, precisamente hace 50 años, cuando seguramente, al dormir, lo había hecho con la paz del justo, pues murió durante el sueño. La forma ideal de despedirse del mundo. Un sueño que se une a otro, entre himnos que sólo escucha quien cruza la última frontera, sin dolores, como parte de las vidas que han sembrado la paz y la llevan consigo.

Seguramente desde el arcano, nuestro siempre recordado Isidro Fabela contemplará satisfecho que su obra dejó huella y que su ejemplo es cátedra vigente, como se evidencia en la forma de hacer Gobierno de nuestro Presidente Enrique Peña Nieto, quien con responsabilidad republicana y sin afanes protagónicos, ni temor a los obstáculos, cumplió ayer al promulgar las Leyes Secundarias que dan operatividad a la visionaria Reforma Energética, su primer y más fuerte compromiso con el pueblo de México.

Al cerrar brillantemente el paquete de reformas estructurales que modificarán de manera significativa la forma de llevar a cabo las tareas fiscales, financieras, educativas, políticas, de telecomunicaciones y de producción y aprovechamiento de las fuentes de energía, entre otras.

Que no sólo impulsarán el desarrollo de nuestro país, sino que permitirán que cada uno de los mexicanos tenga mejores expectativas de una vida digna, al tener acceso a una diversidad de programas sociales, pero también a mejores opciones para su crecimiento individual.

En Atlacomulco, sus paisanos seguimos paso a paso esta trascendental jornada renovadora que en año y medio de gestión, usted propuso, concertó y logró, por lo que le expresamos nuestro reconocimiento sincero y nuestra fraternal felicitación, reiterándole nuestro apoyo convencido a través del trabajo permanente, teniendo en usted nuestra inspiración y camino.

Manifestándole que tenemos en nuestro Gobernador, el doctor Eruviel Ávila Villegas a un gran aliado y un notable impulsor, que con su apoyo permanente nos compromete a mantener el ritmo de trabajo para el desarrollo de nuestro municipio y el bienestar de nuestros paisanos.

Muchas gracias.

-MODERADOR: Toma la palabra el doctor Eruviel Ávila Villegas, Gobernador del Estado de México.

-GOBERNADOR ERUVIEL ÁVILA VILLEGAS: Es un honor poder recibir una vez más en ésta su casa, el Estado de México, al señor Presidente de la República, al licenciado Enrique Peña Nieto.

Gracias, señor Presidente, por visitarnos una vez más y, especialmente, quiero destacar el hecho de que nunca antes un Presidente de la República había visitado o tenía programado visitar en menos de ocho días, tres veces, su natal Estado de México; hoy, mañana y el lunes, estará el señor Presidente, primero Dios, aquí en su Estado de México.

Muchas gracias, señor Presidente.

En nombre del Poder Legislativo, Judicial; en nombre de los presidentes municipales, legisladores aquí presentes, le damos la más cordial bienvenida y muy, especialmente, en nombre de sus paisanos de Atlacomulco.

Señores integrantes del Gabinete Federal, integrantes del Gabinete Legal y Ampliado; compañeros integrantes del gabinete estatal; señoras y señores:

Hoy nos convoca el espíritu e ideales de uno de los hombres más brillantes que ha dado México, Isidro Fabela Alfaro. Escritor, periodista, revolucionario, internacionalista, insigne político y notable jurisconsulto.

Fabela fue amante de la libertad y de la justicia, del campo y del desarrollo; del pensamiento humanista y, sobre todo, de su tierra natal, Atlacomulco. Isidro Fabela es sinónimo de congruencia entre la palabra y el acto, entre el discurso y la práctica.

Fue un hombre de grandes ideas y grandes obras. Por eso, fue el arquitecto de la diplomacia mexicana moderna. Edificada sobre la base de la no intervención y el respeto a la autodeterminación de los pueblos.

Hoy, a medio siglo de su partida, lo seguimos recordando como uno de los forjadores de la política exterior mexicana.

Nacionalista por excelencia, dedicó su vida a defender la soberanía de México y de los países que recibieron agresiones de las grandes potencias, sembrando así la semilla de lo que ha sido la política de asilo, mediación y solidaridad con los pueblos en conflicto, que ha caracterizado a la diplomacia mexicana desde el Siglo XX hasta nuestros días.

Si algo tenía don Isidro Fabela era mundo, y ese mundo lo trajo al gobierno mexiquense cuando fue gobernador, para sentar las bases del crecimiento económico y desarrollo integral de la entidad que perdura hasta nuestros días.

Atlacomulco es cuna de grandes hombres. Ayer, el internacionalista Isidro Fabela proyectó a México a nuestros momentos posrevolucionarios y hoy el Presidente Enrique Peña Nieto, con sus reformas transformadoras y una política exterior basada en los mismos principios de Fabela, ha recuperado el prestigio de México en el concierto de las naciones.

Como Gobernador del Estado de México el Presidente Peña Nieto, proyectó a nuestro estado a nivel internacional a través de un gobierno eficaz, de calidad mundial y que cumplió con sus compromisos.

Como Presidente de la República en materia de política exterior ha permitido que México fortalezca y diversifique su presencia internacional como un actor con responsabilidad global.

Inspirado en la obra de Fabela, en tan sólo casi dos años de Gobierno ha recuperado la imagen y el reconocimiento de nuestro país en el extranjero y esto, es gracias a su visión de estadista y a un arduo y fecundo trabajo.

Como ningún otro Presidente lo había hecho, en lo que va de su Administración el Presidente Peña Nieto ha realizado 22 giras internacionales a 24 países y ha recibido 34 visitas de Jefes de Estado y de Gobierno, así como 13 visitas de titulares de organismos internacionales a México; ha sido anfitrión de cinco Cumbres y eventos de alto nivel.

Ha sostenido 16 encuentros bilaterales, uno de ellos, por cierto, y le agradecemos mucho al señor Presidente, porque el Estado de México, nuestra capital Toluca, fue sede de la Cumbre de Líderes de América del Norte y recibimos a los Presidentes de Estados Unidos, al Primer Ministro de Canadá, siendo anfitrión nuestro Presidente, el licenciado Enrique Peña Nieto, proyectando así a nuestro estado a todo el mundo.

En su Gobierno México ha firmado 35 tratados bilaterales y tres multilaterales, así como 192 acuerdos internacionales.

Toda esta intensa y fecunda actividad diplomática desplegada por el Presidente Peña Nieto le ha abierto a México las puertas del mundo y le ha devuelto la imagen y el reconocimiento mundial que lamentablemente había perdido, además las reformas transformadoras, incluida la energética que ayer promulgó usted señor Presidente, hacen que en el concierto de las naciones se hable de México como un país donde sí es posible ponerse de acuerdo para salir adelante.

Con todo esto el Presidente de todos los mexicanos, se convierte en el Presidente transformador e internacionalista del Siglo XXI, orgullosamente de Atlacomulco, orgullosamente del Estado de México.

Fabela fue hombre de altos ideales. Usted, señor Presidente, se nutrió de esos ideales para convertirlos en realidades. Por eso, hoy es un día especialmente oportuno para honrar la memoria de don Isidro Fabela.

No puede haber mejor regalo para el internacionalista Fabela que otro atlacomulquense, como el que siga construyendo el desarrollo del país sobre bases sólidas y nos siga proyectando a nivel mundial como una Nación próspera.

Con el mismo valor con el que Isidro Fabela defendió la libertad de España, Austria, China, el Presidente de todos los mexicanos ha impulsado los acuerdos políticos y las reformas de gran calado que han devuelto la atención del mundo a nuestro país.

Hoy, la comunidad internacional ve en México a un país decidido a soltar sus ataduras, una Nación dispuesta a abrazar la modernidad y a hacerlo con dignidad, fiel a nuestra historia y a nuestros ideales de libertad económica y política.

Las reformas que se han concretado en el país, son cambios que garantizan una mayor competencia económica, una mayor participación de la sociedad en las decisiones públicas. Reformas trasformadoras que hacen de México una Nación moderna y que forjarán una sociedad más justa, próspera y equitativa.

Señor Presidente:

Hoy, los gobiernos de los estados tenemos el compromiso de contribuir desde lo local a la concreción de las reformas para que éstas se traduzcan en beneficios directos para todas las familias, como es su deseo.

Para consolidarnos como una Nación próspera y abierta al mundo, los estados, las entidades federativas, los municipios, todos, debemos sumarnos a la ola de modernidad que usted le imprime al país.

Por eso, aquí, en su casa el Estado de México, le queremos expresar que nos sumamos a las 10 acciones de corto plazo para poner en marcha la Reforma Energética. Estoy cierto que todos podemos y debemos aportar algo.

Quiero también comentarles que hoy, celebrando al gran Fabela, qué mejor hacerlo con acciones concretas. Yo le quiero dar las gracias, señor Presidente, porque gracias a su apoyo, a su Gobierno, a su Gabinete, hoy, en esta región Norte del estado y en su tierra, Atlacomulco, hemos concluido la Clínica Geriátrica en Jilotepec, la Casa del Adulto Mayor de Hemodiálisis también en Atlacomulco, los Centros de Atención al Diabético en Acambay y Polotitlán.

Hemos llevado a cabo más de 110 obras de educación entre nuevos planteles, aulas, laboratorios; concluimos la Plaza Estado de México, en Atlacomulco. Hemos llevado a cabo obras de infraestructura importantes, también aquí, en la región.

Y, hoy, día están concretándose, están en proceso constructivo la construcción del Relleno Sanitario Regional, con un avance muy considerable.

La remodelación del Centro Histórico de Atlacomulco, la Ampliación del Libramiento Jorge Jiménez Cantú, la construcción del Centro de Salud de El Oro, la modernización de la central camionera de Atlacomulco, la Clínica Geriátrica de Atlacomulco, el deportivo ecológico que está aquí también en Atlacomulco, que será una obra regional muy importante, la Ampliación de la Carretera Toluca-Atlacomulco que habrá de iniciar en próximos meses.

Con éstas y con muchas otras obras que realiza el señor Presidente de la República y el gobierno estatal con el apoyo de las autoridades municipales de Atlacomulco, y de esta bella región Norte del estado, es como podemos honrar a Fabela.

Señor Presidente.

Señoras y señores:

México se encuentra en un momento histórico, tenemos el liderazgo del Presidente Enrique Peña Nieto que se nutre del legado de Isidro Fabela.

A 50 años de la partida de nuestro residente mundial Isidro Fabela, refrendamos nuestro compromiso de seguir trabajando en equipo por el bien de los mexiquenses, de la mano con el Gobierno de la República.

Seguiremos trabajando para garantizarles a las niñas, a los niños, a los hombres, a los adultos mayores, a las mujeres más y mejores oportunidades de desarrollo y prosperidad.

Todos con el liderazgo de Enrique Peña Nieto, trabajando en equipo seguiremos moviendo a México para que todo el mundo pueda decir: México es confiable, México es amigo, tal y como lo promovió siempre don Isidro Fabela.

Muchas gracias.

(A CONTINUACIÓN HACE USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)