Señoras y señores.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto recibir hoy aquí, en Palacio Nacional, a esta gran Selección Mexicana de Futbol.

Saludar, en primer lugar, al Presidente de la Federación Mexicana de Futbol.

Al señor entrenador del equipo, a Miguel Herrera.

A Rafael Márquez, capitán del equipo

A todos los seleccionados, a los 23 integrantes de esta gran Selección, que habrá de portar los colores nacionales, que habrá de representar a nuestra gran Nación.

Saludo al cuerpo directivo.

A directivos de la Federación Mexicana de Futbol.

Y aquí están varios integrantes del Gabinete del Gobierno de la República, servidores públicos, rectores de distintas universidades, exdirectores técnicos, quienes han pertenecido a esta Selección Nacional.

Y muchos, muchos que acuden a este acto oficial de Abanderamiento de nuestra Selección y que, seguro estoy, con el ánimo, la emoción y el júbilo que el país entero tiene.

Y que hoy me distingue y me honra, como Presidente de todos los mexicanos, estar aquí, con nuestra Selección Nacional.

Y lo hago en nombre de todo México, con la emoción que, seguro estoy, está contagiado en todos los mexicanos. Con esa emoción acudo aquí, a este acto en representación de todo un pueblo que viene a depositar toda su confianza, sus mejores vibras y sus mejores deseos en nuestra Selección Nacional.

En nombre de todos los mexicanos, reitero, es una gran emoción abanderar aquí, en Palacio Nacional, a nuestra Selección de Futbol, a los 23 jugadores y al cuerpo técnico que nos representarán en el Mundial de Brasil.

Hoy la patria les entrega, en un momento más, el mayor símbolo de nuestro país en el mundo: nuestra Bandera Nacional. Recibirla es un honor y, sobre todo, una alta responsabilidad con su país.

Al portar los colores patrios en su uniforme, asumen el compromiso de dar su mayor esfuerzo, de entregarse en cuerpo y alma, de darlo todo en la cancha.

Todos sabemos, y aquí lo escuchamos hace un momento, de Justino Compeán, de Miguel Herrera y de Rafael Márquez, en formas distintas, que llegar a Brasil no fue un camino fácil. Pero ahora que están ahí, es momento de escribir una nueva historia de lucha, de pasión y de triunfo.

Ustedes representan a una nueva generación de mexicanos que compiten con mentalidad ganadora, con pasión, entrega y confianza en sí mismos.

Ustedes son jóvenes que asumen su responsabilidad, que ya están acostumbrados a jugar y a triunfar frente a los mejores del mundo.

Cada uno de ustedes, en lo individual, es una figura reconocida del futbol, pero como equipo, tienen la gran oportunidad de escribir una historia de éxito en la Copa Mundial.

Hay una máxima futbolística que deben tener presente: Ningún jugador es tan bueno, como todos juntos.

Los propios especialistas aseguran que la fortaleza de México está en su juego de conjunto.

Así que, jueguen como equipo y ganen, como los triunfadores que son.

Al pisar la cancha, al entonar nuestro Himno, recuerden que detrás de ustedes está toda una Nación, que los va a seguir y los va a acompañar en cada momento.

Desde el primer minuto del partido que jugarán contra Camerún, salgan a ganar. Salgan a poner en alto el nombre de México.

En la mañana del próximo 13 de junio, millones de mexicanos estaremos apoyándolos con todo el corazón.

México confía en la visión y el liderazgo de su entrenador Miguel Herrera.

Creemos en el TRI, en el talento, la fuerza y el compromiso de nuestros 23 seleccionados.

Estimados jugadores:

En 2013 tuve el honor de saludar, en la Residencia Oficial de Los Pinos, a los pequeños grandes campeones del basquetbol infantil, al equipo Triqui y a las Bayonetas de Puebla.

Una de sus integrantes, la joven Gloria Natalie García Alejo, nos compartió aquel día su secreto de triunfo, lo dijo ahí públicamente. Nos dijo que por amor al suelo que las vio nacer, se convirtieron en titanes para honrar a la Patria.

Justamente eso es lo que espera México de su Selección Nacional, que por amor a su país, todos sus integrantes se conviertan en titanes en la cancha para conquistar la victoria.

En febrero de este año estuvo aquí, en México, el Trofeo de la Copa Mundial de la FIFA.

El Presidente de la República y todos los mexicanos confiamos en ustedes para que el próximo 13 de julio, que será el partido de la final de esta justa mundial de futbol, traigan ese trofeo de regreso a nuestro país.

Recuerdo que en aquella ceremonia en la que transitaba esta Copa Mundial de la FIFA, recordé que Brasil tuvo el privilegio de ganar en el Mundial de Futbol México 70 y que ahora le toca a México ganar en Brasil 2014.

Quiero que sepan que esta mañana les agradezco me hayan permitido desde ahora y de aquí a que concluya el Mundial de Brasil, habré de portar la verde.

Me hicieron favor ustedes de honrarme con la entrega de esta corbata, igual a la que ustedes están llevando hoy consigo.

Muchísimas gracias.

En representación de todos los mexicanos, desde hoy nos ponemos la verde.

Vamos a jugar con ustedes, con nuestras mejores vibras, creyendo en ustedes, porque ustedes creen en México, creen en sí mismos y tienen confianza para convertirse en triunfadores y escribir una historia de éxito para nuestro país.

Les deseo el mayor de los éxitos.

México cree y confía en ustedes.

Muchas felicidades y éxito.

-MODERADORA: Enseguida, el Presidente de la República procederá a abanderar a la Selección Nacional de Futbol.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Integrantes de la Selección Nacional de Futbol: Vengo en nombre de México a encomendar a su patriotismo esta Bandera, que simboliza su independencia, su honor, sus instituciones y la integridad de su territorio.

Protestan honrarla y defenderla con lealtad y constancia.

-VOCES A CORO: Sí, protesto.

-PRESIDENTE ENRIQUE PEÑA NIETO: Al concederles el honor de ponerla en sus manos, la Patria confía en que como buenos y leales mexicanos, sabrán cumplir la protesta.

Muchas felicidades y que tengan el mayor de los éxitos.

Felicidades.