Señoras y señores.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto saludar en este histórico edificio de Banamex, de nuestro país y que, sin duda, testimonia el paso de los años, el desarrollo que México ha experimentado, particularmente en estos 130 años en los que Banamex ha participado de manera decidida en el desarrollo económico de nuestro país.

Por eso, celebro encontrarme aquí, en este histórico edificio, sin duda un edificio emblema de esta gran institución financiera de nuestro país, y que ahora forma parte de Citigroup.

Quiero saludar al Chief Executive de Citigroup.

Al señor Copresidente de Citi y Presidente de Banamex, Manuel Medina.

A los altos funcionarios de Banamex que están presentes.

A los funcionarios del Gobierno de la República que participan dentro de la hacienda pública y del sector financiero público del país.

A los señores consejeros y presidentes de consejos regionales que están presentes en este acto.

Desde aquí, saludo a todos los funcionarios presentes y muchos ausentes, de esta gran institución financiera de nuestro país.

Me complace y me congratulo de encontrarme con ustedes.

Señoras y señores:

Hace poco más de 21 meses nos comprometimos a mover a México, a impulsar todos los cambios necesarios para llevarlo a su máximo potencial.

Desde entonces, convertir a nuestro país en una Nación más próspera, más productiva y más competitiva, ha sido un firme compromiso del Gobierno de la República.

En ese propósito, con el respaldo de las principales fuerzas políticas, se impulsaron y aprobaron seis reformas transformadoras de carácter económico:

La Reforma Laboral, concretada durante la transición; la Hacendaria, la de Telecomunicaciones, la de Competencia Económica, la Energética y la Reforma Financiera, que incide directamente en el sector en el que participa Banamex.

Sin embargo, estas reformas no sólo implican cambios de fondo en sectores específicos, sino, también, en la interacción cotidiana de los distintos agentes económicos.

En su conjunto, las reformas permitirán elevar y democratizar la productividad de la economía nacional; es decir, que la productividad aumente en todos los sectores y regiones del país, y a partir de ello, generar un crecimiento elevado y sostenido en los próximos años.

Los analistas e inversionistas nacionales y extranjeros coinciden en este diagnóstico: Ven en las reformas una nueva plataforma, a partir de la cual México alcanzará un mayor desarrollo económico.

Un claro ejemplo de esta confianza es el programa de inversiones que Citi realizará en nuestro país en lo que resta de esta Administración.

Se trata, como lo hemos escuchado hace un momento, de 20 mil millones de pesos durante los siguientes cuatro años en inversión física y tecnológica del propio grupo.

Celebro que Banamex se esté renovando con acciones innovadoras, como el nuevo Centro de Cómputo, en Querétaro, que acabamos de inaugurar desde aquí y simbólicamente.

Adicionalmente, Banamex tiene contemplado otorgar créditos por 130 mil millones de pesos en el sector energético y de infraestructura, así como un incremento de crédito para las pequeñas y medianas empresas por más de 50 mil millones de pesos.

Quiero destacar que estas importantes inversiones se anuncian, justamente, ocho meses después de la promulgación de la Reforma Financiera.

Esto no es mera coincidencia. Al contrario, demuestra que la Reforma Financiera ya está en acción y está generando condiciones propicias para el crecimiento del sector.

El Banco Nacional de México es una de las instituciones privadas con mayor capital invertido. A lo largo de 130 años de vida ha contribuido al desarrollo de México y hoy ha decidido refrendar esa tradición.

Como Presidente de la República, nuevamente les expreso mi más amplio y profundo reconocimiento por estas trece décadas al servicio de los mexicanos.

Durante este largo tiempo, Banamex ha hecho posible que miles de empresas crezcan y se consoliden; ha ayudado a millones de personas y familias para que vean realizados sus proyectos o forjado un patrimonio.

Estoy seguro de que con la Reforma Financiera, Banamex y los demás bancos en México, ampliarán su aportación al crecimiento económico, al brindar más créditos y a mejores tasas.

Es cierto, la Reforma Financiera promueve una competencia mayor entre los bancos, pero también facilita el desarrollo de su actividad crediticia.

Y en este sentido, la reforma fortalece el Estado de Derecho para que puedan otorgar más créditos, promueve la inclusión financiera y además reorienta la función de la Banca de Desarrollo, la Banca del Estado mexicano, para que en lugar de competir con la Banca Comercial, la complemente.

Por ejemplo, en el crédito al campo, gracias a las garantías de la Banca de Desarrollo, ahora la Banca Comercial puede ofrecer las mismas condiciones de bajas tasas y mayores plazos, que la propia Financiera Nacional de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero, ahora están llevando a cabo.

Lo mismo ocurre en el caso de emprendedores o pequeñas y medianas empresas que se incorporen a la formalidad.

Con la estrategia que ayer presentamos, Crezcamos Juntos, ahora los negocios podrán recibir un crédito de la Banca comercial por un monto entre los cinco mil y 300 mil pesos a tasas preferenciales.

Esto es gracias a las garantías que habrá de otorgar Nacional Financiera.

En pocas palabras, con la Reforma Financiera, la banca de desarrollo y la banca comercial están generando sinergias, en favor de la inclusión financiera y de la expansión del crédito responsable.

Gracias a medidas como éstas, a junio de 2014 el saldo de la cartera de crédito total de la banca comercial ascendió a 3.1 billones de pesos, lo que significó un incremento anual de 4.9 por ciento en términos reales.

Destaca el crédito a la vivienda, que tuvo un aumento anual de 9.6 por ciento en términos reales.

Es importante resaltar que esta evolución del crédito se ha logrado sin afectar la solidez del sistema bancario.

A junio del 2014, la banca comercial registró un índice de capitalización total de 15.90 por ciento. Este nivel se ubica por encima del 10.5 por ciento que establecen las reglas de Basilea III.

El nivel de capitalización que muestra la banca comercial en México, también es favorable en su comparación internacional. Se encuentra en la línea, o en línea con el promedio de los países que la OCDE.

En síntesis.

La Reforma Financiera en acción, con ella estamos promoviendo la competencia, la expansión y la solidez del sector, multiplicando las opciones de crédito accesible para los mexicanos.

Señoras y señores:

México es hoy una economía con un amplio potencial para crecer.

Con las reformas transformadoras en acción, los mexicanos estamos dando pasos firmes hacia una nueva etapa de crecimiento económico y bienestar social.

En ese proceso, las empresas que confían e invierten en nuestro país, como hoy lo hace Banamex, son fundamentales.

Celebro el respaldo de los grandes inversionistas del sector financiero, como Citi, que han decidido seguir creciendo junto con México.

Felicito, realmente, los esfuerzos que están realizando para crecer, para expandirse y para tener una mayor presencia en México.

Quiero reconocer los testimonios que el Director General de Citi ha expresado frente a todos ustedes, a partir de las reformas que México ha alcanzado y que, sin duda, establecen una nueva plataforma para impulsar el crecimiento económico, de manera sostenida y a mayores tasas.

Muchas gracias a BANAMEX por su hospitalidad, por su anfitrionía y tengan, del Presidente de la República, el deseo de mayores éxitos en los años por venir.

Muchísimas gracias.