Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Quiero saludarles con gran afecto, quiero decirles que me siento muy contento de estar nuevamente aquí, en mi estado, de regresar al Estado de México y particularmente a esta Zona Metropolitana o a esta región de la Zona Metropolitana más grande del país, que es la del Valle de México, y encontrarme en este Municipio de Coacalco de Berriozábal, y saludar a toda su gente.

Saludo al señor Gobernador del Estado, a Eruviel Ávila, a quien quisiera yo aprovechar esta ocasión para felicitarle por haber rendido su Tercer Informe de Gobierno, y en el que ha dado cuenta a la ciudadanía mexiquense de los avances, de los logros y de los alcances que ha tenido la gestión de su gobierno, trabajando junto con la sociedad mexiquense.

Muchas felicidades, señor Gobernador, que el Gobierno de la República se adhiere, se suma y seguirá trabajando en equipo para servir a los mexiquenses.

Muy distinguidas autoridades aquí presentes del Gobierno Federal, del gobierno del Estado de México; al señor General Comandante de la Zona Militar, a quien saludo con respeto; a las vecinas y vecinos que están aquí, con nosotros, en el presídium.

Muchas gracias a Lupita por el testimonio y el mensaje que ha dado en nombre de la sociedad coacalquense y de esta región del estado.

Adicionalmente quiero saludar a los señores presidentes municipales. Gracias por su hospitalidad, particularmente a David Sánchez, quien es el anfitrión.

Quería yo compartirles que saludo a los presidentes municipales que están presentes, no sólo del municipio anfitrión, sino de los municipios vecinos y de los cuales también aquí hay una gran representación de su sociedad: de Tultitlán, de Tultepec, de Ecatepec, y evidentemente del municipio anfitrión: Coacalco, que trae una porra muy grandota.

Gracias.

Amigas y amigos todos de estos cuatro municipios que nos dan esta cálida bienvenida.

Saludo a los legisladores federales, a los legisladores locales que están entre nosotros.

Pero muy especialmente, de verdad que lo digo de todo corazón, saludo con especial afecto, con gratitud por su presencia, a todas las mujeres, que sin duda sin amplia mayoría en este auditorio.

Me da mucho gusto ver la presencia de muchos jóvenes aquí adelante, en la parte de allá atrás, en la parte posterior, que saludo con gran reconocimiento, porque son ustedes, sin duda, los jóvenes, el motor, la inspiración y los actores protagónicos de hoy y de mañana.

Y saludo a los hombres de trabajo y los hombres comprometidos con el desarrollo de sus hogares y de todo el estado y de nuestro país.

Amigas y amigos todos.

Me da mucho gusto, insisto, regresar a mi estado, regresar al Estado de México, acompañar al gobierno del estado y a su Gobernador a la entrega de más obras, que de manera conjunta se han venido realizando en beneficio de los mexiquenses.

Hoy se ponen en operación dos distribuidores viales que comunican Coacalco con Ecatepec, Coacalco con Tultitlan. Y sin duda son dos distribuidores que se suman a toda la infraestructura vial y de comunicaciones que hemos venido desarrollando y construyendo.

Son, señor Gobernador del estado, varios los proyectos que de forma conjunta, y atendiendo cada uno su responsabilidad también, los que hemos venido realizando.

Son varios proyectos que el gobierno del estado ha venido impulsando.

En varios de ellos el Gobierno de la República le está acompañando.

En varios de ellos el gobierno del estado, con los gobiernos municipales, están llevando a cabo estos proyectos, de los cuales ha hecho una apretada síntesis en su intervención el señor Gobernador, particularmente de lo que son las obras de transporte masivo, tan importantes para una gran metrópoli, como lo es la del Valle de México.

Al mismo tiempo, el Gobierno de la República trae un proyecto de gran alcance y que ya estamos llevando a cabo.

Hace un momento, uno de mis colaboradores hacía referencia al tiempo, cómo se va tan rápido, y que ya son 22 meses los que llevamos al frente de la gestión en el Gobierno de la República.

Veintidós meses en los que hemos podido desarrollar proyectos, materializar varios de ellos y que ustedes, a través de los medios de comunicación han seguido, de las varias obras que ya hemos entregado y que se han inaugurado, y de los varios proyectos que estamos ya realizando y de los varios más que estamos muy próximos a iniciar su construcción.

Son proyectos de gran alcance en distintos ámbitos. Lo mismo que en materia educativa, donde nuestro compromiso mayor es trabajar por la calidad de la educación, por procurar espacios dignos para que nuestros niños y jóvenes reciban una educación de calidad.

Lo mismo que el haber ajustado el programa o la política social del Gobierno de la República, para atender de mejor manera y para ir más allá de lo que anteriores programas sociales lograban en beneficio de la sociedad.

Hoy estamos impulsando el nuevo programa PROSPERA, que tiene por propósito que la gente beneficiada de estos programas, de este Programa, pueda incorporarse a la actividad productiva, pueda tener mecanismos de incorporación a alguna actividad productiva, que le genere una oportunidad de empleo o que le dé el espacio para tener su propio negocio o su propia fuente de ingreso.

Estamos trabajando en un proyecto o en varios proyectos muy ambiciosos de infraestructura.

Son más de tres mil kilómetros de nuevas autopistas que el Gobierno de la República viene construyendo.

Varias de ellas ya hemos concluido del orden, poco más de 500 kilómetros que se han puesto en operación.

Pero el proyecto sigue siendo muy ambicioso y a esto se suma, también, la modernización de varios tramos ya de carreteras federales existentes y la ampliación, casi en un número igual de kilómetros, casi, son poco menos, pero serán casi tres mil kilómetros de nuevas carreteras Federales, más la modernización de varias de ellas.

Y creo que la ciudadanía lo puede sentir cada vez que sale, que va a algún otro lugar, encuentra mejor infraestructura, mejores carreteras, mejores vías de comunicación; mejores medios, como autopistas, que les permiten llegar a sus lugares de destino mucho más rápido, pero éste es el proyecto que tenemos muy ambicioso.

Aquí, en el Estado de México, señor Gobernador, hemos estado juntos en la entrega de varias obras.

Traigo a mi mente por lo menos dos importantes autopistas: la que va de Chalco a Cuautla, que sin duda conecta ya al Oriente del estado con el Estado de Morelos; la autopista Atlacomulco-Palmillas en lo que era una autopista o, más bien, una carretera muy angosta, ya muy antigua y que ahora se ha modernizado y se ha ampliado a cuatro carriles, y permite construir un eje carretero muy importante desde la capital del Estado de México hasta el Estado de Querétaro.

Que las vialidades que están en la zona del Valle de México, el Circuito Exterior Mexiquense y varias más que están en proyecto, la Autopista de Los Remedios, Río de Los Remedios, que son importantes arterias viales que comunican a la región del Valle de México.

Pero vale la pena destacar, que uno de los propósitos en los que estamos trabajando de común acuerdo, el gobierno del estado y el Gobierno de la República, es en el desarrollo de proyectos de transporte masivo.

Ahí están los proyectos de Mexibús que el gobierno del estado ha venido desarrollando, construyendo; está la Línea 1, la Línea 2 que va a correr, precisamente, por la vialidad López Portillo; 3 y 4 que están en otra parte del Oriente del Estado de México y que, sin duda, facilitan, agilizan y dan mayor seguridad a los usuarios de este Sistema de Transporte.

Por su parte, el Gobierno de la República conjuntamente con el gobierno del estado, hemos comprometido llevar a cabo dos importantes proyectos de Metro, que no tiene el Estado de México: uno que será el que conecte la Zona Metropolitana, y particularmente Ecatepec, con la Estación Martín Carrera; y otro que será el que vaya de Chalco a La Paz.

A esto habrá que sumar el sistema de transporte, también, masivo que habrá de correr de la capital del país, de la Ciudad de México, hasta la capital del Estado de México, Toluca, lo cual comunicará por vías mucho más rápidas, seguras y transportes mucho más articulados y rápidos, el Valle de México con el Valle de Toluca, que es la cuarta Zona Metropolitana más grande del país.

De esta manera, las familias y los pueblos se integran de mejor manera a través de mejores vías de comunicación, y mejores sistemas de transporte masivo.

Aunado a todo esto están los grandes proyectos de infraestructura hidráulica, los que están diseñados, precisamente para desalojar toda el agua que se acumula en el Valle de México; que se suma a proyectos que se han desarrollado en el pasado, pero hoy tenemos dos importantes emisores que están en etapa de construcción: el Emisor Poniente II y el Emisor Oriente.

Son obras de gran impacto, de importante inversión, a lo mejor no se ve. Son estas obras que no se aprecian suficientemente, pero sí sus beneficios. Porque eso va a permitir desalojar o desaguar toda el agua que llueve y que se acumula, el agua tratada, y el agua que corre por todos los municipios y por la propia capital de nuestro país que necesita ir hacia otras partes.

Y que será la Planta de Tratamiento de Atotonilco la que esté tratando y la haga la planta de tratamiento, una de las plantas de tratamiento de aguas más grande del mundo, una vez que inicie su operación.

Estos son los grandes proyectos, por solo referir algunos, de alto impacto que de manera conjunta, señor gobernador, estamos trabajando y construyendo en beneficio de todos los mexiquenses.

Pero vale la pena, y con ello quiero concluir. Todas estas obras, sin duda, van a elevar la calidad de vida de la población, o lo están haciendo ya. Están permitiendo que la gente pueda trasladarse o ir de un lugar a otro de manera más segura, más rápida y en mejores condiciones.

Todo esto está generando mayor calidad de vida.

Pero junto a esto, como ustedes saben y aquí lo comparto nuevamente, el Gobierno, junto con las distintas fuerzas políticas, de todos los órdenes, decidimos hacer reformas estructurales, que hemos agotado, y que hoy trabajamos para que los beneficios que proyectan estas reformas, que están plasmados en las distintas leyes, en distintos ordenamientos legales, ahora se traduzcan en beneficios.

Y por qué era importante hacer estas reformas.

La gente poco a poco las estará sintiendo, ya desde ahora, porque varios de los programas que están en curso, que se están realizando, en distintos ámbitos, en el ámbito educativo, en el ámbito de las telecomunicaciones, por mencionar algunos, todos esos beneficios se están sintiendo ya.

En el ámbito financiero, con los nuevos productos de financiamiento o de crédito que hay para distintos sectores de la población, especialmente para el campo, para las mujeres, para los emprendedores.

Todos estos productos y todos estos beneficios derivan precisamente de las reformas estructurales.

Y por qué las hicimos.

Porque advertíamos algo, si queríamos mover a México; si deseábamos que se moviera para acelerar su paso hacia un mayor progreso y un mayor desarrollo, era fundamental hacer distintas las cosas. Tener un mejor andamiaje jurídico, un nuevo marco legal que permitiera acelerar nuestro crecimiento, impulsar desarrollo.

De seguir haciendo lo mismo que se venía haciendo anteriormente, el resultado ya sabíamos cuál iba a ser.

Iba a ser exactamente el seguir en la misma forma, con un crecimiento muy bajo, sin la posibilidad de generar más empleos para más jóvenes que hoy los están demandando.

Porque en el sector joven tenemos una amplia población. Somos un país predominantemente joven y eso obligaba a encontrar mecanismos que permitieran que el país tuviera mayor crecimiento económico y mayor desarrollo.

Esa fue la razón de hacer las reformas, al tiempo, insisto, que estamos desarrollando y materializando importantes proyectos de infraestructura.

Por eso, señor Gobernador, hoy celebro y me da mucho gusto estar de visita en el Estado de México y entregar, junto con su autoridad local, estos dos distribuidores que son para beneficio de los habitantes de la zona oriente del Estado de México, particularmente de los municipios hoy aquí presentes.

Concluyo dejando a todas y a todos ustedes un saludo cálido, un saludo afectuoso; que no olviden que tienen a un paisano que hoy sirve a todos los mexicanos como Presidente de la República; que tengo muy clara la misión y la encomienda que la mayoría de los mexicanos me ha confiado.

Hoy trabajamos y servimos a todo el pueblo de México, pero que sepan que ese mexicano que está ahí, trabajando como Presidente de la República, es originario del Estado de México, es su paisano.

Y que cuando ustedes me dieron la oportunidad de ser su gobernador, entonces emprendimos también un amplio programa de desarrollo para el estado con un propósito: cumplirle a los mexiquenses.

Hoy, como Presidente de la República, trabajo a paso firme en un solo objetivo: cumplirle a todo México.

Muchísimas gracias.