Muchísimas gracias.

Gracias al Estado de Nuevo León, gracias a Monterrey, por su hospitalidad, por esta gran oportunidad, que le regalan hoy al Presidente de la República de estar con ustedes, de poderles saludar, de dejarse apapachar, cobijar.

Y, sobre todo, de poder testimoniar con ustedes los esfuerzos que venimos realizando de forma conjunta el Gobierno de la República y los gobiernos estatales, de manera muy particular con el Estado de Nuevo León, precisamente para apoyar el desarrollo social.

Por eso me da mucho gusto en este acto saludar al señor Gobernador del estado, agradecerle su mensaje de bienvenida, sobre todo su compromiso y la voluntad claramente acreditada para que sumemos esfuerzos, para que hagamos de la coordinación una real y efectiva que permita realmente concretar distintos proyectos en los que estamos trabajando y a los que habré de referirme.

Muchas gracias, señor Gobernador, por su hospitalidad y por su presencia.

En este acto me da mucho gusto saludar a distintas autoridades que me acompañan del Gobierno de la República, del gobierno del Estado de Nuevo León; a los titulares de los Poderes Legislativo y Judicial de esta entidad; al Comandante de la Zona Militar aquí, en Nuevo León; a los legisladores, a las Senadoras de la República; a los señores Diputados Federales y locales que están presentes; al Diputado anfitrión, a Héctor Gutiérrez de la Garza.

Muchas gracias, señor Diputado, que estamos en su distrito.

Gracias.

A distintas autoridades; a la Presidenta Municipal de Monterrey. Bueno, no está.

A los presidentes municipales que nos acompañan, a las distintas autoridades, a los representantes de la sociedad que están aquí presentes.

Me da mucho gusto saludar a representantes del sector privado y particularmente hacer público reconocimiento a quienes han participado de manera señalada con el proyecto que hoy nos permite entregar en beneficio de la población de Monterrey, este Macrocentro Cultural y Deportivo.

Muchas gracias por su participación.

A don Rogelio Zambrano. Muchas gracias.

De manera muy particular, además de extender estos amplios reconocimientos, saludar a quienes están aquí presentes en representación de la sociedad de Nuevo León.

Quiero saludar con especial afecto y con gratitud por su presencia, a todas las mujeres hoy, aquí reunidas, que son expresión del compromiso, de la vitalidad y del ánimo por contribuir al desarrollo de su comunidad.

Saludar a la población estudiantil, a los jóvenes que están aquí, de distintas instituciones educativas.

Muchas gracias por acompañarnos.

Y sin duda, a los hombres de esta tierra trabajadora y progresista, que es Nuevo León, muchas gracias por estar presentes.

Señoras y señores:

Quiero decirles que yo estoy con todas y con todos ustedes, que estoy en el propósito realmente que hoy nos convoca aquí, de acreditar en todos los esfuerzos del Gobierno de la República un esfuerzo compartido; un esfuerzo para que entre los distintos órdenes de Gobierno podamos realmente concretar los distintos proyectos, que en distintos ámbitos estamos impulsando.

Hoy nos convoca la concreción de un proyecto de orden social, que nos permite recuperar, señor Gobernador, lo que anteriormente era un basurero.

Éste era un basurero y ya estaba agotada su capacidad, y de ahí la conveniencia de poder habilitar el espacio para desarrollar lo que hoy estamos entregando, en el que sumamos esfuerzos el gobierno del estado y el Gobierno de la República, el sector privado con el proyecto que ha diseñado para este centro, y que sin duda será un gran espacio que se ha recuperado en beneficio de la sociedad y que permitirá la formación, preparación, espacio de actividad recreativa, deportiva, cultural.

Y que todo ello es parte de una política de prevención para la seguridad y de desarrollo social.

Por eso, felicito a los habitantes de Monterrey, particularmente de esta región de San Bernabé, por contar ahora con este gran espacio que, sin duda, contribuirá al desarrollo de su comunidad.

Esta suma de esfuerzos, de voluntades, que van más allá de un compromiso retórico, que es real, es efectivo, se sienta en distintos ámbitos. Porque trabajamos para que nuestras sociedades tengan calidad de vida.

Y qué lo hará posible, cuáles son los dos grandes pilares en los que se sostiene la política que el Gobierno viene impulsando y compartiendo con los demás niveles de Gobierno.

Dos, fundamentalmente.

Primero. Lograr un mayor crecimiento económico, un mayor dinamismo de nuestra economía, que se dé de manera sostenida y a mayores tasas y, al mismo tiempo, impulsar una política social que permita que los sectores menos favorecidos, de mayor rezago social, se puedan incorporar a la actividad productiva, puedan tener espacios de realización personal y de éxito.

Y por eso estamos trabajando en espacios como el que hoy estamos entregando, en políticas sociales que forman parte de esta política que hemos denominado PROSPERA, y que busca, en su nombre, el objetivo que perseguimos, que es asegurar que la población, que más mexicanas y mexicanos, sean parte del éxito y del desarrollo de toda la Nación.

Y que aquí lo más importante es que haya una coordinación efectiva entre el Gobierno de la República y los gobiernos estatales.

Y que aquí, en distintos ámbitos, está acreditada.

Por eso, señor Gobernador, mi más amplio reconocimiento al esfuerzo de su Gobierno, a la tarea que de forma conjunta los otros Poderes y órdenes de Gobierno están realizando, para hacer realidad todo esto que aquí estoy comentando.

Hoy entregamos este Centro en beneficio de la población, pero déjenme compartir otros grandes alcances.

Hoy que el tema de la seguridad pública es un tema que está en el ánimo de la sociedad, más bien está en la preocupación de la sociedad mexicana, cuando advertimos señales de debilidad institucional en algunas partes de nuestro territorio, del territorio nacional, Nuevo León es un ejemplo de cómo cuando hay crisis y hay problemas adversos o adversidad, hay voluntad y capacidad para superarlos.

Y aquí, sin duda, Fuerza Civil, que fue una nueva policía que se creó a partir de cero, a partir de tener la voluntad de crear un órgano confiable, una policía que brindara seguridad y confianza a la población, hoy se tiene una Fuerza Civil de más cuatro mil elementos que están debidamente capacitados, debidamente preparados, debidamente equipados y que trabajan por la seguridad de los neoleoneses.

Lo que ha ocurrido aquí, en Nuevo León, es un referente importante que hemos querido llevar a otros estados de la República, pero que implica el compromiso compartido y la voluntad, realmente, de alcanzar el objetivo; de no evadir, de no darle vueltas, de realmente cristalizar y materializar objetivos, como el que Nuevo León ha alcanzado.

Y lo que quiero dejar ante todos ustedes claramente acreditado y comprometido, es la voluntad del Gobierno de la República de trabajar al lado de los esfuerzos locales, de sumarse a la voluntad y a un trabajo efectivo y real por concretar distintos proyectos.

En Nuevo León así está ocurriendo y deseamos que en todo el país ocurra por igual, como ya pasa en varios estados de la República, pero que este esfuerzo y esta voluntad que tiene el Gobierno de la República se vea reflejada en resultados y en calidad de vida para todos los mexicanos.

Adicionalmente, quiero decirles que, junto con el gobierno del estado, estamos trabajando en varios proyectos de infraestructura para el Estado de Nuevo León, dos que me parece muy importante destacar:

La construcción de la Línea 3 del Metro que, sin duda, dará mayor y mejor movilidad a los habitantes de la Zona Metropolitana de Monterrey; y el Proyecto Monterrey 6, que garantizará abasto de agua potable para la Zona Metropolitana de Monterrey en los próximos 50 años.

Dos grandes proyectos de beneficio para los habitantes del Estado de Nuevo León y muy señaladamente de la Zona Metropolitana de Monterrey, que concentra la mayor población de este estado.

Finalmente, amigas y amigos, quiero decirles que me encuentro aquí con enorme agradecimiento a la presencia, a la calidez con la que me han recibido.

Para el Presidente de la República siempre resulta muy alentador encontrar estos espacios de encuentro con la gente, con las mujeres, con los jóvenes, con los hombres de trabajo, que trabajan por sus comunidades; y sentir el cobijo y el respaldo a las acciones que estamos desplegando.

No porque busquemos reconocimiento, sino porque nos permiten advertir que cuando hay sonrisas, cuando hay expresiones de alegría y de júbilo, quiere decir que las tareas que estamos realizando están dando resultados, y están logrando, realmente, el objetivo que perseguimos, que ya lo compartí, que es elevar la calidad de vida de los habitantes de todo el país.

Así seguiremos trabajando, así estamos trabajando y lo seguiremos haciendo, con una voluntad férrea y decidida y cabal, realmente, porque más allá de tener en todo ello o perseguir fines políticos, estamos en el objetivo de armonizar nuestros esfuerzos.

Más allá del origen partidario de cada gobierno, de cada nivel, lo importante es armonizar los esfuerzos, comprometernos realmente, y alcanzar los objetivos que la población espera de sus gobiernos.

Que sea y que así siga siendo aquí, en Nuevo León, para bien de los habitantes de Nuevo León, y para bien de los habitantes de todo nuestro país.

Muchísimas gracias.