Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes.

A todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto estar aquí, en Guanajuato.

Me da la oportunidad de regresar nuevamente a poner o a inaugurar de manera formal estos dos centros hospitalarios a los que habré de hacer referencia.

Quiero saludar con respeto al señor Gobernador del estado, a quien agradezco su hospitalidad.

Le agradezco la disposición que su gobierno ha tenido, como él mismo lo ha señalado, de que coordinemos esfuerzos, de que trabajemos juntos en distintos propósitos y en distintos frentes, para atender de mejor manera y dar mejores resultados a los guanajuatenses.

Esa es la fórmula que permitirá, en todo el país, realmente entregar mejores resultados, lograr calidad de vida para los mexicanos; si trabajamos todos los distintos órdenes de Gobierno en lo que es nuestra responsabilidad, cada uno asume la propia y estamos dispuestos a sumar y a coordinar nuestro trabajo para entregar resultados.

Así lo estamos haciendo en Guanajuato, señor Gobernador, y le agradezco, nuevamente, su hospitalidad.

Al saludarlo, de igual manera saludo a los titulares de los Poderes Legislativo y Judicial de esta entidad.

Al Comandante de la Región Militar aquí, en el Estado de Guanajuato.

A los servidores públicos del orden Federal que me acompañan, del orden estatal, del orden municipal.

Saludo al señor Presidente Municipal de Irapuato, a quien le agradezco de igual manera su hospitalidad.

A la representación de la sociedad de Irapuato que aquí está entre nosotros o de Guanajuato, también, que están entre nosotros, saludo con gran respeto y con afecto.

Y de manera muy especial, quiero saludar a todos los servidores públicos del Sector Salud que están entre nosotros, tanto del Instituto Mexicano del Seguro Social, como de los servicios de salud del estado.

A las compañeras enfermeras que están en la parte posterior y que tuve oportunidad de saludar.

A todo el personal médico le saludo con respeto, con reconocimiento por su trabajo y con la gratitud por su presencia.

Señores representantes de los medios de comunicación.

Señoras y señores:

Nos encontramos aquí, señor Gobernador, para entregar dos obras, como ya se ha referido, muy importantes, que amplían la infraestructura de servicios de salud para los guanajuatenses, de manera muy particular para esta región, para los municipios que colindan y que están cercanos al Municipio de Irapuato.

Una Unidad Médica del Instituto Mexicano del Seguro Social que, como lo ha compartido su propio Director, son varios los proyectos y compromisos que el Gobierno de la República tiene y que está desarrollando aquí, en el Estado de Guanajuato, como lo estamos haciendo en otras partes de la República Mexicana.

Y al mismo tiempo, entregar este Hospital Materno Infantil que se suma a la red de hospitales materno infantil, precisamente para dar atención especial y muy profesional a las mujeres y a la niñez de nuestro país.

Aquí ya han descrito, quienes me han antecedido en el uso de la palabra, tanto el Director del Instituto Mexicano del Seguro Social, como la Secretaria de Salud, cuáles son las características y los detalles de cada una de estas dos unidades hospitalarias que hoy estamos entregando.

Y esto acredita el compromiso que tiene el Gobierno de la República, que tenemos con los gobiernos de los estados para ampliar la infraestructura de servicios hospitalarios.

El gran objetivo es que toda la red hospitalaria que tengamos en el país permita garantizar la atención médica y los servicios de salud para todos los mexicanos, que no sólo sean una promesa, un buen propósito o que realmente garanticemos que no importando en dónde se encuentren, en algún asentamiento o alguna población, tengan de manera cercana atención de servicios de salud.

Y eso es justamente lo que estamos buscando, y éste es un esfuerzo compartido. Es una tarea que no sólo el Gobierno de la República está llevando a cabo, que estamos trabajando para cumplir con los compromisos específicos que hice en distintas entidades del país.

De hecho, los dos hospitales que hoy se entregan, o esta Unidad Médica del Seguro Social y el Hospital Materno Infantil, son compromisos que asumí, precisamente, con los habitantes del Estado de Guanajuato y que se suman a ellos varios otros compromisos, 27 hospitales en todo el país, que estamos en proceso de construcción, algunos ya que hemos entregado.

Y, repito, éste es un esfuerzo compartido. Es una tarea que nos permitirá realmente cumplir con el objetivo que ya señalé, si sumamos esfuerzos, si definimos cada uno de los órdenes de Gobierno nuestra tarea y la cumplimos a cabalidad.

Y creo que de esta manera estaremos garantizando mejores servicios de salud para más mexicanos y con ello garantizaremos lo más importante, lo fundamental para que cada mexicano pueda hacer realidad sus sueños, propósitos y cristalizar sus aspiraciones, que es contar con salud.

Ese es el esfuerzo del Gobierno de la República y creo que la entrega y en la inauguración formal de estas dos unidades hospitalarias, estamos acreditando el compromiso del Gobierno de la República para cumplir a la salud de todos los mexicanos.

Permítanme referir, como aquí ya se hizo, para el caso particular de Guanajuato en materia de salud, el año pasado se concluyó la ampliación del Hospital General de Pénjamo, con una inversión superior a 43 millones de pesos para beneficiar a 244 mil pacientes o personas.

El nuevo Hospital General Regional del Instituto Mexicano del Seguro Social, que ya ha referido el Director del Seguro Social, que será uno de los más grandes que haya en el país, de 250 camas y con una inversión superior a los mil 200 millones de pesos.

El Hospital Materno de Celaya, con una inversión superior a los 220 millones de pesos; y el Hospital Pediátrico de León, con una inversión también superior a 200 millones de pesos, para atender a una población de más de un millón 400 mil habitantes de esa región del estado.

En pocas palabras. Trabajamos de manera muy decidida y comprometida, insisto, para mejorar los servicios de salud y la infraestructura hospitalaria de nuestro país en beneficio de los mexicanos.

Y todos estos esfuerzos en distintas tareas y en distintos ámbitos, me parece que se van reflejando día a día en la calidad de vida de los mexicanos.

Nuestra economía está teniendo un mayor dinamismo. Se están generando mayor número de empleos.

El día de mañana el Seguro Social dará conocer el número de empleos que se generaron en el último mes, que todo apunta será un mes histórico en cuanto al número de empleos generados de los últimos meses.

Y todo ello es parte de un esfuerzo colectivo, un esfuerzo entre órdenes de Gobierno, en el esfuerzo compartido de Gobierno y sociedad, precisamente para elevar la calidad de vida y mejorar las condiciones que tienen todos los mexicanos.

Todo esto que estamos haciendo y que estamos trabajando, lamentablemente no podemos ignorar lo que sin duda ha causado una enorme indignación con lo ocurrido en el Municipio de Iguala, en el Estado de Guerrero.

El lunes pasado referí, y claramente dejé ver ante la opinión pública, las indicaciones que el Gobierno de la República estaba dando para atender este tema que ha causado consternación e indignación, no sólo manifestada entre los mexicanos, sino también en distintas partes del mundo que han expresado el repudio y la indignación ante lo ocurrido en Iguala.

Porque se trata de un hecho verdaderamente inhumano, prácticamente un acto de barbarie, que no puede distinguir a México y pueden ocurrir eventos como el que ha ocurrido en Iguala.

Por eso, claramente señalé y recientemente me he reunido con el Gabinete de Seguridad Pública del Gobierno de la República para que aceleremos nuestro trabajo, para que podamos ir a la profundidad de la investigación y dar con los responsables.

Éste es un hecho que no puede permanecer impune. En pocas palabras, no cabe, como lo señalé, el menor resquicio de impunidad.

Tenemos que ir a profundidad y tope donde tope, llegar a los responsables, a aquellos que por negligencia o por actuación permitieron o solaparon que esto hubiese ocurrido en Iguala y que lamentablemente, de confirmarse, jóvenes estudiantes hubiesen perdido la vida.

Y lo que ha ocurrido, los hechos que se han estado evidenciando, los descubrimientos que ha habido de cuerpos en fosas que se han encontrado, claramente deja ver el nivel de barbarie y el carácter inhumano que ha tenido este hecho en Iguala.

Este hecho empaña el esfuerzo colectivo y nacional que hay por realmente lograr de México un país de mayor progreso y desarrollo.

Genera indignación, y por eso el Presidente de la República es el primero en ser solidario con estas expresiones que con justa razón demandan una investigación a fondo y, sobre todo, dar con los responsables.

Esa es la instrucción que he girado a los integrantes del Gabinete de Seguridad para que aceleren sus trabajos, sus investigaciones y muy pronto la sociedad mexicana pueda conocer quiénes fueron los responsables de estos hechos dolorosos, lamentables y que son simplemente inaceptables en la sociedad mexicana.

Éste es un espacio también para reiterar lo que, sin duda, es un compromiso firme del Gobierno de la República, que es trabajar a cabalidad, en coordinación con las autoridades de los otros órdenes de Gobierno, me refiero a los gobiernos estatales y los gobiernos municipales, asumiendo cada uno su responsabilidad.

Trabajar decididamente por la justicia y por la protección de los derechos humanos, son dos pilares fundamentales de la política de seguridad y de justicia que tiene el Gobierno de la República.

Y esa es la premisa que rige nuestro actuar, asegurar justicia y absoluto respeto a los derechos humanos.

Es la instrucción precisa y puntual que tienen todas las instancias de seguridad y de justicia del Gobierno de la República, o a la que hemos convocado a otras instancias de seguridad de otros órdenes de gobierno, para que en coordinación y con absoluto respeto a los derechos humanos, actuemos con eficacia en la aplicación de la justicia y en la generación de condiciones de seguridad que demanda la sociedad mexicana.

Yo deseo que el esfuerzo que estamos llevando a cabo permita de manera muy pronta conocer de los responsables, lograr su aprehensión y a todos ellos se les aplique de manera estricta la justicia, porque este acto, este hecho lamentable, no puede quedar impune.

Finalmente, señoras y señores.

Señor Gobernador del estado.

Dejo aquí testimonio de compromiso para que sigamos trabajando, señor Gobernador.

El día de mañana tendremos oportunidad de reunirnos con los gobernadores de los estados para que realmente hagamos un compromiso aún mayor al que ya hemos hecho, para lograr una efectiva coordinación en todas las tareas que tenemos por delante, en todos los objetivos que nos hemos fijado de forma conjunta.

Es claro que cuando hay coordinación, cuando hay un compromiso serio y formal, y se acredita en los hechos, los resultados que hay entre la población son mayores, y se logra el objetivo de elevar la calidad de vida.

El Gobierno de la República seguirá trabajando bajo esta premisa: la de servir y la de coordinarse con todos los órdenes de gobierno.

Lo he señalado también de manera reiterada: más allá del origen del partidario que tenga cualquier orden de gobierno, hoy a quienes somos ya gobierno nos ocupa entregar y dar resultados a la población.

Y que la mejor manera de cumplir con este objetivo es haciéndolo de manera coordinada, no de forma aislada, sino de manera comprometida y seria para dar resultados a la población.

Que así sea, por el bien de Guanajuato y por el bien de todo México.

Muchas gracias.