Señoras y señores:

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto saludar en este acto al Presidente de la Cámara de la Construcción de nuestro país.

A los señores Coordinadores Parlamentarios y dirigentes de partidos políticos aquí presentes.

Al señor Presidente de la Comisión de Infraestructura de la Cámara de Diputados.

A los integrantes del Gabinete del Gobierno de la República.

A muy distinguidas y distinguidos Senadoras y Senadores de la República, Diputadas y Diputados Federales.

En este acto me da mucho gusto tener la presencia y saludar con respeto y con afecto a muy distinguidos empresarios de la construcción, que forman parte de la Cámara Mexicana de la Construcción y que sus experiencias, su cooperación y colaboración para el diseño de estas reformas, ha sido fundamental.

Por eso aquí quiero dejar testimonio de reconocimiento, de gratitud, al apoyo prestado, precisamente para hacer rediseño de este marco normativo para la obra pública de nuestro país.

Señores representantes de los medios de comunicación.

Señoras y señores:

En primer lugar, quiero hacer un público reconocimiento a las instituciones de procuración y de seguridad del Estado mexicano ante la detención, que es del dominio público, de quien fuera Presidente Municipal de Iguala y de su esposa, quienes, con apego a la ley, son señalados como responsables de los hechos muy lamentables ocurridos en Guerrero, particularmente en el Municipio de Iguala.

Yo espero que esta detención contribuya de manera decisiva al esclarecimiento y a la investigación que está realizando la Procuraduría General de la República.

Señoras y señores:

México, como aquí se ha dicho ya, en quienes me han antecedido en el uso de la palabra, se está transformando, a partir de reformas estructurales, de nuevas políticas públicas y un decidido impulso al desarrollo de la infraestructura de nuestro país.

Sólo vale la pena mencionar que el Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018 prevé que el país cuente con instalaciones de vanguardia, con nuevos puertos, aeropuertos, carreteras y autopistas, trenes y sistemas de transporte masivo, así como en telecomunicaciones, centrales eléctricas, complejos petroleros, gasoductos, presas, hospitales, equipamiento urbano y desarrollos turísticos.

Éste es el ambicioso Plan de Infraestructura que el Gobierno de la República está impulsando y está llevando a cabo.

Estamos convencidos de que el desarrollo de grandes obras es la forma más tangible y concreta de transformar a México.

Los grandes proyectos no sólo dinamizan la economía, durante el proceso de construcción también establecen bases para un mayor crecimiento de largo plazo, ya que incrementan nuestra competitividad, fortalecen las cadenas productivas, detonan el desarrollo regional y conectan de mejor manera a nuestro país, y lo hacen también de manera más eficaz con el mundo entero, con el extranjero.

Con esta visión, el Gobierno de la República ha incrementado sustancialmente los recursos destinados a inversión física en nuestro país.

En los primeros nueve meses de 2014, se han destinado 638 mil millones de pesos a inversión física. Esto es 132 mil millones de pesos más que en el mismo periodo de 2012, lo que significa, en términos reales, un incremento del 26 por ciento.

Para acompañar este aumento en la inversión y asegurar que los nuevos proyectos de infraestructura se desarrollen con estándares elevados, el Ejecutivo Federal propone hoy actualizar la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las mismas.

El objetivo es facilitar la contratación y ejecución de las obras públicas, agilizando los procedimientos y garantizando que los recursos se administren como lo mandata la propia ley: con la eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez, tal y como lo señala el Artículo 134 Constitucional.

Para la elaboración de esta iniciativa se tomaron en cuenta la experiencia y las mejores prácticas nacionales e internacionales en materia de contratación de obra pública.

En este sentido, los alcances de la iniciativa se pueden clasificar en tres rubros principales:

El primero. Nuevos mecanismos para la evaluación y gestión de proyectos. Por ejemplo, incorpora la figura de análisis comparativo del costo de ciclo de vida.

Con ella, las dependencias podrán elegir el mejor proyecto, considerando no sólo su costo inicial, sino también el de mantenimiento durante la vida útil de la obra.

Igualmente, siguiendo la experiencia internacional, se incorpora la figura de Proyecto de Magnitud o Alcance Relevante.

Ésta permitirá que los megaproyectos cuenten con un instrumento de gestión especializada acorde con su complejidad y elevada inversión.

Asimismo, se incorpora la figura: Gerencia de Proyecto, que fortalece la planeación, organización y ejecución de una obra determinada, a fin de cumplir con su propósito social, dentro de los tiempos, costos y estándares de calidad establecidos.

Segundo rubro. Nuevas medidas para incrementar la eficiencia, eficacia y transparencia en la contratación y ejecución de obras públicas.

Con el fin de obtener las mejores condiciones en la contratación de obras, la iniciativa promueve el uso del Sistema en Línea CompraNet, como la principal guía para llevar a cabo los procedimientos de contratación.

Este mecanismo permitirá que participen más licitantes en los procedimientos de contratación.

De esta forma, al haber mayor competencia y transparencia, el Estado podrá obtener mejores costos, logrando un ejercicio más eficiente de los recursos públicos.

Adicionalmente, con el objeto de asegurar la legalidad de los procedimientos de contratación pública, se establecen nuevos tipos administrativos para sancionar a los licitantes, contratistas y servidores públicos que evadan el cumplimiento de esta ley.

Y tercer rubro: Medidas adicionales para brindar mayor certeza jurídica a los participantes. Por ejemplo, en materia de investigaciones de mercado, se plantea que la Secretaría de la Función Pública emita los lineamientos correspondientes, toda vez que hoy la ley vigente no define la metodología a seguir.

Igualmente, se precisan los requisitos que deberán observar los servidores públicos para la emisión del fallo que adjudique una obra.

La iniciativa de reforma también establece que los criterios de interpretación a esta ley, que realicen las Secretarías de Economía, de la Función Pública y de Hacienda y Crédito Público, tengan efectos generales y sean debidamente publicados en CompraNet.

Y, finalmente, esta iniciativa contempla dos importantes elementos en favor de la economía nacional:

Por un lado, fomenta la formalidad, ya que las dependencias que hayan licitado obra pública deberán notificar al Seguro Social cualquier irregularidad en materia de seguridad social.

Y, por otro, prevé que en igualdad de condiciones las dependencias y organismos públicos deberán optar por personas físicas y empresas mexicanas en la adjudicación de las obras.

En síntesis, se trata de una iniciativa que agiliza la contratación y gestión de las obras públicas, que alienta una mayor competencia y transparencia, y brinda mayor certidumbre a todos los participantes del sector.

Señoras y señores:

Reglas claras, sencillas y eficaces permitirán acelerar el desarrollo de los grandes proyectos que requiere el país para elevar su productividad y ser más competitivo.

Estoy seguro de que con la experiencia, responsabilidad y compromiso que han demostrado las y los Legisladores de esta Legislatura del Congreso de la Unión, esta iniciativa será enriquecida y, espero, aprobada para impulsar el desarrollo de México y elevar la calidad de vida de todos los mexicanos.

Nuevamente, reitero mi agradecimiento y reconocimiento a la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción por aportar sus experiencias y enriquecer el proyecto de reformas que hoy estamos presentando al Congreso de la Unión.

Muchísimas gracias.