MODERADOR: Tiene la palabra el licenciado Rodrigo Medina de la Cruz, Gobernador del Estado de Nuevo León.

-GOBERNADOR RODRIGO MEDINA DE LA CRUZ: Muchas gracias.

Muy buenas tardes a todos.

Es para mí un gran honor darle nuevamente la más cordial bienvenida al señor Presidente de la República a éste su estado; a Nuevo León.

Lo recibimos con un enorme aprecio y respeto por la gran transformación que está liderando en nuestro querido país.

Señor Presidente:

Bienvenido a su casa.

Bienvenido a Nuevo León.

Saludo a los integrantes del presídium.

Amigas y amigos, todos.

A principios del siglo pasado, en 1930, Nuevo León fue testigo de un proceso de transformación que marcaría su historia hasta el día de hoy.

Ese año inició la distribución de gas natural en el país. Y fue, precisamente, con la construcción de un gasoducto de 155 kilómetros, entre Ciudad Alemán, Tamaulipas. Aprovecho para saludar a mi amigo Egidio Torre. Y a Monterrey; de Ciudad Alemán, Tamaulipas, a Monterrey, Nuevo León.

Aquel gasoducto estaba diseñado para poder dotar de energía a Monterrey.

Nosotros conocemos muy bien esa historia, porque a partir de ese momento millones de personas han sido beneficiados con el crecimiento industrial de nuestro estado.

Con ese gasoducto y con el trabajo de muchos, Nuevo León pudo tener un crecimiento constante como el que ahora conocemos.

Para 1950, 20 años después, Monterrey ya contaba con cuatro mil empresas en las que 90 mil trabajadores tuvieron la oportunidad de forjar historias de éxito.

Entre 1950 y 1970, Monterrey ya consumía cerca de un tercio del gas natural producido en México, fue precisamente en esos años en que se desarrollaron y consolidaron mayormente algunas de las empresas más emblemáticas de nuestro país.

Sin embargo, conforme siguieron pasando los años y nuestro crecimiento y demanda de energéticos fue mayor, la infraestructura empezó a ser insuficiente.

La falta de inversión en gasoductos, provocó que el sistema nacional llegara a su límite en 2012 y que todavía a principios de 2013, se tuviera que racionar el uso de gas natural mediante las llamadas Alertas Críticas.

Estas Alertas Críticas tenían un costo aproximado de 150 millones de dólares al día, tomando en cuenta la afectación completa de toda la cadena productiva, lo que, sin duda, perjudicaba a los grandes consumidores de energéticos de Nuevo León.

Ahora bien, gracias a su visión y liderazgo, señor Presidente, inició un nuevo capítulo de esta historia, que también conocemos y valoramos. Lo que representó una esperanza para el impulso del aprovechamiento energético de México con su llegada al poder, ahora usted lo está convirtiendo en realidad.

Gracias a este compromiso del Presidente Enrique Peña Nieto, se llevó a cabo la implementación de una estrategia para garantizar el suministro de gas natural en pro de la seguridad energética del país, para que miles de trabajadores no vieran en riesgo sus empleos.

Como resultado de su esfuerzo, y esto lo quiero resaltar: desde mayo de 2013 y hasta el día de hoy, no se ha presentado ni una sola Alerta Crítica en el país, con todo lo que ello representa.

Muchas gracias, señor Presidente.

Pero además de esa rápida y efectiva reacción del señor Presidente, usted instruyó que se comenzara la construcción de más kilómetros de gasoductos, como éste, en todo el país, para retomar y mejorar el rumbo en esta materia.

Esta primera fase del Gasoducto Los Ramones, es una muestra muy clara de que ese compromiso ya se está cumpliendo.

Señor Presidente:

Nuevo León es un polo de desarrollo que se fundó y ha crecido gracias, en buena medida, al suministro constante de energéticos. Nuestro Gobierno, nuestros empresarios y nuestros trabajadores, reconocemos su determinación para hacer frente a este reto.

A los nuevoleoneses no se nos olvida, y no se nos olvidará, que su determinación hace posible que contemos con uno de los principales insumos para seguir construyendo estas historias de éxito.

Tampoco se nos olvida, señor Presidente, su liderazgo para impulsar una Reforma Energética histórica que trascenderá su Administración, porque seguirá trayendo muchos beneficios a nuestro país durante décadas.

Reconocemos que ese liderazgo y esa visión de largo plazo son claves para que México continúe un ambicioso proyecto de desarrollo nacional.

Afirmo que es un proyecto verdaderamente nacional, porque tan sólo en estas dos historias que hoy les comparto, también podemos ver las presentes en otros estados del país.

Este Gasoducto Los Ramones llevará gas natural al centro del país, lo que permitirá que los habitantes de otros estados puedan contar con las oportunidades con las que contamos en el Norte y particularmente, Nuevo León.

De hecho, muchas regiones de nuestro estado, aquí precisamente, en Nuevo León se van a ver beneficiadas. La trayectoria del ducto permitirá llevar gas natural a zonas donde antes era sólo un sueño y así poder detonar otros polos de desarrollo en nuestra entidad.

Ese es el caso del Municipio de Linares, que está viendo cumplido ese sueño histórico gracias al trabajo de su Administración señor Presidente. Desde ahora, Linares está recibiendo inversionistas que son atraídos por la disponibilidad de este energético y por la calidad de nuestra gente.

Quieren apostarle al desarrollo de proyectos que generarán miles de empleos en esa zona de nuestro estado.

Señor Presidente.

Amigas y amigos:

Es cierto que los nuevoleoneses siempre hemos sido gente trabajadora, pero también es cierto que sin aquel ducto que se construyó en 1930, nuestro estado no hubiera tenido las mismas oportunidades.

Algunas de las empresas más emblemáticas de Nuevo León y de México se formaron en aquel entonces, y tuvieron éxito gracias a esa importante obra, y el trabajo de grandes visionarios de aquella época.

Casi un siglo después, podemos decir que Nuevo León es uno de los polos industriales más importantes del país.

Hoy, gracias a su determinación, señor Presidente, en Nuevo León sabemos que vamos a contar con disponibilidad de energéticos a precios competitivos. Usted está construyendo esta nueva historia.

Esa es la dimensión de grandes obras de infraestructura como ésta, y esa es la visión de largo plazo con la que el Presidente de México está liderando un nuevo proceso de transformación para el país.

Con la implementación de las reformas estructurales, el Presidente sigue mostrando su firme decisión de cerrar la brecha que existe entre el Norte del país y el Sur, demostrando que sus obras son nuevos puentes para estrechar lazos entre todos los estados de la República, y para construir todos también, un mejor México.

Cuente, señor Presidente, con todo el apoyo de Nuevo León.

Estamos con usted hoy, y siempre.

Estamos con usted para continuar impulsando ese gran proyecto nacional que usted lidera, y que lo hace en beneficio de todos los mexicanos.

Muchas gracias.

-MODERADOR: A continuación, se proyectará el video Gasoducto Los Ramones Fase I.

(PROYECCIÓN DE VIDEO)

-MODERADOR: Tiene la palabra el maestro Emilio Lozoya Austin, Director General de Petróleos Mexicanos.

-MTRO. EMILIO LOZOYA AUSTIN: Muy buenas tardes.

Saludo con especial aprecio y respeto al licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, y a todos los distinguidos miembros del presídium; amigas y amigos todos:

Es un honor para todos los que trabajamos en Petróleos Mexicanos contar con la presencia del señor Presidente Enrique Peña Nieto, en este evento en el que ponemos en marcha la Fase I del Proyecto de Transporte de Gas Natural Los Ramones.

Su presencia, señor Presidente, pone de relieve la trascendencia de este proyecto que hoy ponemos en marcha para el desarrollo sustentable del país.

Los Ramones es, sin duda, uno de los proyectos de mayor visión en la historia de la infraestructura energética en nuestro país, al mismo tiempo que da respuesta a la contingencia que generó la revolución de gas de lutitas, el llamado Shale Gas, hace apenas unos años.

La irrupción de las técnicas de perforación horizontal y de fracturación hidráulica en los yacimientos de lutitas, dieron lugar en los últimos años a un auge en la producción de gas natural, incluso de crudo que transformaron a Norteamérica, de ser una región importadora de gas con los precios más altos del mundo, en la región con los precios más bajos a nivel internacional.

La velocidad de este cambio, en precios relativos, dio lugar a que la demanda en México creciera mucho más rápido que la oferta, tanto nacional como importada, lo cual aunado a una capacidad de importación restringida se tradujo en varios meses de escasez relativa de gas, como ya se ha mencionado, estas famosas Alertas Críticas.

Para hacer frente a este problema, el Presidente de la República instruyó a la Secretaría de Energía para que coordinara la implementación de una estrategia integral, en este marco PEMEX y la Comisión Federal de Electricidad han trabajado hombro con hombro para elevar el abasto y satisfacer la demanda de gas natural en nuestro país, lo que nos ha permitido eliminar estas contingencias desde mayo del 2013.

Quiero reconocer a las trabajadoras y los trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad, de Petróleos Mexicanos, porque llevaron al límite operativo muchas de nuestras plantas para lograr este objetivo.

Mi mayor reconocimiento a todas y todos ustedes.

Pero esto era sólo una respuesta a un problema coyuntural.

Era indispensable establecer una estrategia que garantizara la solución del problema mediano y a largo plazo; una propuesta de desarrollo de infraestructura que garantizara que la industria mexicana pudiera beneficiarse y participar del auge al que ha dado lugar la disponibilidad de gas natural y abundante, a precios sumamente competitivos.

Esta propuesta se planteó y se puso en marcha con la participación decidida del sector privado, y tiene, como uno de sus ejes principales, este Gasoducto de Los Ramones, que nos hace el honor de inaugurar hoy, el Presidente de la República.

Estamos hablando de un sistema de transporte de gas natural que tendrá poco más de mil kilómetros de longitud entre Ciudad Camargo, Tamaulipas, y a Apaseo el Alto, en Guanajuato, con una inversión de casi dos mil 500 millones de dólares en su totalidad y que nos permitirá transportar más de dos mil millones de pies cúbicos diarios de gas natural hacia distintas zonas del país.

Desde ahora, en su primera fase, este Gasoducto Los Ramones moverá mil millones de pies cúbicos diarios. Pero su impacto pleno se sentirá en los próximos años, cuando se complete la segunda fase hacia finales del 2015 y principios del 2016.

Para entonces, sumando estas dos fases, los otros proyectos de PEMEX y los proyectos de Comisión Federal de Electricidad, México contará con una infraestructura de gas natural, de transporte, a la altura de las mejores del mundo.

Señor Presidente.

Señoras y señores:

Quisiera finalizar esta intervención, destacando tres razones por las que este desarrollo sin precedentes en la red de gas natural de México, de la cual Los Ramones es parte fundamental, representa muy buenas noticias para nuestro país.

En primer lugar. Esta infraestructura será, sin duda, un factor de competitividad.

En segundo lugar. Con esta capacidad de transporte de gas natural, se convertirá este sistema en un factor clave para apuntalar el proyecto de desarrollo económico de vastas regiones del país, en particular, el Sur-Sureste, y contribuir, por esta vía, a cerrar la brecha de ingresos entre estados del Sur del país y el Norte del país.

Y por último. La flexibilidad que el Sistema Nacional de Gasoductos le dará a las operaciones de logística de Petróleos Mexicanos, nos permitirá aprovechar de mucho mejor manera las nuevas oportunidades de negocio que nos facilita o nos plantea la Reforma Energética.

Por ejemplo: la producción de fertilizantes a precios competitivos utilizando este gas natural como insumo; la cogeneración de energía eléctrica, que le permitirá a PEMEX no solo autoabastecerse, sino ser un productor adicional para incrementar la oferta de electricidad a precios competitivos y también incrementar la producción de petroquímicos, no sólo en PEMEX, pero que esto sea detonado para que el sector privado utilice este gas natural a precios competitivos.

Por todas razones, por su capacidad de crear condiciones de posibilidad para el desarrollo económico y social del país, debemos congratularnos por la inauguración de este gasoducto.

Y quisiera resaltar también, señor Presidente; el cien por ciento del acero que fue utilizado en este proyecto se construyó y se produjo en México.

Siendo una empresa productiva del Estado, quisiera ahora también hacer mención de muchos de los participantes, algunos; omitiré algunos, sin duda, que facilitaron que este proyecto se terminara en costo y a tiempo:

A Gasoductos de Chihuahua, presidido por Carlos Ruíz Sacristán; también el liderazgo de Alejandro Martínez y Baja, Director de PEMEX-Gas y Petroquímica Básica; al Ingeniero José Luis Vitagliano, Director de Gasoductos de Chihuahua; y muchos y muchas otras trabajadoras que hicieron posible este importante logro.

Obras como ésta demuestran que bajo la Administración del Presidente Enrique Peña Nieto, nuestro país tiene objetivos ciertos y claridad en el rumbo para alcanzarlos. Muchas gracias por su atención.

-MODERADOR: A continuación, solicitamos de la manera más respetuosa al ciudadano Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Licenciado Enrique Peña Nieto, a que en compañía del Director General de Gasoductos Chihuahua; los gobernadores de Nuevo León y Tamaulipas; el Secretario de Energía; los Directores de Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad y el Presidente Municipal de Los Ramones, para develar la Placa Inaugural de Inicio de Operaciones del Gasoducto Los Ramones Fase I.

(DEVELACIÓN DE PLACA)

-MODERADOR: Hace uso de la palabra el maestro Armando Garza Sada, Presidente del Consejo de Administración de Grupo Alfa.

-MTRO. ARMANDO GARZA SADA: Licenciado Enrique Peña Nieto, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos; licenciado Rodrigo Medina de la Cruz, Gobernador Constitucional del Estado de Nuevo León.

Ingeniero Egidio Torre, Gobernador Constitucional del Estado de Tamaulipas; licenciado Pedro Joaquín Coldwell, Secretario de Energía; maestro Emilio Lozoya Austin, Director General de PEMEX.

Enrique Ochoa Reza, Director de la Comisión Federal de Electricidad; autoridades que nos acompañan; compañeros empresarios; señoras y señores:

Buenas tardes.

Agradezco la oportunidad de participar en este evento. Es un honor y un privilegio para los industriales y empresarios contar con la presencia del Presidente de México, el licenciado Enrique Peña Nieto, en la inauguración de esta importante obra de infraestructura.

Señor Presidente:

Bienvenido al estado.

Los Ramones responde a una oportunidad histórica. A finales de los 90 y durante los primeros años del milenio, México enfrentó serios problemas para su desarrollo económico.

Éramos un país caro, en una región cara, con una energía cara. La más natural vocación manufacturera que tiene nuestro país por su ubicación geográfica, y complementariedad laboral con la economía más grande del mundo, perdió millones de empleos ante el embate de la competencia asiática.

Durante la severa crisis del 2008 se inició un cambio estructural que vendría a presentar la gran oportunidad que hoy tenemos como sector industrial y como país.

La expansión monetaria en los Estados Unidos mejoró importantemente los términos de intercambio de su moneda, y esto aunado a la sabia conducción del Banco de México permitió, también, al peso mejorar su competitividad internacional.

Adicionalmente en estos años se desarrolló el uso de perforación horizontal con fracturación hidráulica, que permiten desarrollar campos de hidrocarburos que originalmente no habían sido productivos.

En consecuencia, Norteamérica enfrenta un futuro energético muy halagador. La abundancia de gas natural bajó los precios y se generó una (inaudible) de oferta abundante que promete durar varias décadas.

Esta combinación de factores crearon hoy, señor Presidente, en nuestro país y en nuestra región, un futuro de competitividad económica difícil de encontrar en otras regiones del mundo.

Los empresarios, desde el 2009, iniciamos un esfuerzo para concientizar de la importancia y urgencia del desarrollo de infraestructura de distribución de gas natural.

El suministro energético a precios competitivos ha sido por años un problema para el sector industrial. Lo anterior ha afectado el desarrollo económico del país a través de mayores costos para las empresas.

El punto más crítico ya se mencionó; fueron en los años 2012 y 2013. Las Alertas Críticas obligaban a las plantas de producción, ubicadas principalmente en las regiones del Bajío y Centro a reducir drásticamente su consumo y detener su producción.

Estos costos repercutían no sólo en el sector industrial, sino en la economía en general. De esta forma estábamos perdiendo valor agregado y empleos, variables que México no puede darse lujo de desperdiciar.

Además de la falta de infraestructura, la menor rentabilidad de la producción de gas natural contra otros hidrocarburos generó una insuficiente producción en México.

La Reforma Energética que usted ya ha liderado, señor Presidente, nos permite ver el horizonte con un claro optimismo. Quizás, señor Presidente, la forma más sintética de resumir nuestro sentir hacia Los Ramones, sería: Nos sentimos flechados.

Después de años de frustración e impotencia de compartir la importancia del desarrollo en infraestructura energética, su Gobierno respondió con velocidad y eficacia.

Los Ramones I representa un paso firme en la ejecución de la estrategia integral de suministro de gas natural. Es base para resolver el problema de desabasto de gas natural en el país, evita Alarmas Críticas, mejora la competitividad al cancelar importaciones de gas natural licuado.

Se terminó a tiempo. Este proyecto, aunado a Los Ramones II y los ductos de CFE, serán definitivos en el impulso a más proyectos de crecimiento, principalmente en la industria manufacturera.

Será factor clave en mejorar el costo de generación eléctrica, que deberá repercutir en las tarifas eléctricas a la población en general.

Reconocemos la (inaudible) con la que PEMEX y el resto de su Gobierno, ejecutaron este proyecto.

Será un refuerzo, el Sistema Nacional de Gasoductos, que le permitirá mucha más flexibilidad y alternativas para abastecer las distintas regiones del país.

Capitalizará las oportunidades generadas por la Reforma Energética, de inversión en generación de energía eléctrica.

Este proyecto deberá ser una muestra de cómo PEMEX puede trabajar como empresa productiva del Estado, entregando proyectos a tiempo y en presupuesto. Representa un ejemplo más del compromiso del Gobierno Federal en desarrollar infraestructura en el país.

Estamos seguros que la construcción de Los Ramones II, así como la Fase II de Los Ramones I, ocurrirán bajo el mismo tono de velocidad, profesionalismo y eficacia.

Obras de este tipo, señor Presidente, motivan y alientan a la inversión privada en el país, a reforzar nuestra confianza y compromiso.

Demuestran que estamos dando pasos firmes con políticas públicas acertadas para retomar el crecimiento sostenido que este país tanto añora.

Muchas gracias.

(A CONTINUACIÓN HIZO USO DE LA PALABRA EL PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS, LICENCIADO ENRIQUE PEÑA NIETO. SU DISCURSO SE TRANSCRIBE POR SEPARADO)