Permítanme hacer uso de la palabra. No estaba previsto que lo hiciera.

Veníamos a develar la placa para inaugurar formalmente este puente, pero no puedo irme sin poder compartir con ustedes algunos comentarios.

Antes, saludar a las autoridades, al señor Gobernador del estado, a quien le agradezco su hospitalidad; y, sobre todo, a todas las mujeres, hombres, jóvenes, que hoy aquí nos acompañan.

Éste es un evento emblemático porque acredita parte del esfuerzo que el Gobierno de la República ha venido haciendo para la reconstrucción de Guerrero.

El Plan Nuevo Guerrero, que presenté hace ya varios meses, implicaba una importante inversión, no sólo para arreglar o rehabilitar aquello que había sido dañado por el Huracán Manuel, sino, realmente, de establecer una mejor infraestructura y mayor a la que se tenía, para detonar desarrollo para el Estado de Guerrero.

Y esto es justamente lo que estamos haciendo.

Creo que la inauguración de este puente, de más de 700 metros de largo, con las características que aquí el señor Secretario de Comunicaciones nos ha compartido, habla de las varias obras que se vienen realizando en todo el Estado de Guerrero.

El compromiso es uno, el del Gobierno de la República, es asegurar que haya mayor desarrollo en ese estado; es que tengamos mejores vías de comunicación, el que podamos llegar a la población de mayor vulnerabilidad, de mayor afectación, de mayor rezago social, y establecer mecanismos que les permita incorporarse a la vida productiva.

No sólo hemos venido trabajando en la infraestructura, como ya lo señalé, como el Secretario ha dado cuenta de las varias obras, entre puentes, carreteras que se han ampliado, que se han modernizado, y que se continúan haciendo, sino, también, a través de la política social.

Aquí están mujeres que forman parte del esfuerzo que hacemos en la Cruzada Nacional Contra el Hambre, el poder llegar a más familias que no tenían acceso a una buena alimentación, y que hoy ya lo hacen a través de los distintos comedores que se han instalado; 719, Rosario, 719 comedores se tienen instalados en el Estado de Guerrero, cuando no había en ninguna otra parte un espacio digno, decoroso en donde niños, mujeres embarazadas y adultos mayores pudieran hacer sus alimentos.

Lo que quiero dejar claro ante ustedes es que el Gobierno de la República está en el empeño y único propósito de ser gran aliado de los guerrerenses, de estar a su lado y de, junto con la sociedad guerrerense, emprender el camino hacia un nuevo horizonte, hacia mejores condiciones y, sobre todo, de grandes oportunidades para todas las familias guerrerenses.

Ese es el compromiso y en eso estamos trabajando.

En un momento más allá, en Acapulco, Guerrero, está convocado un evento en donde habré de anunciar distintas medidas de apoyo para la reactivación de la economía de Guerrero.

Porque más allá de lo que fue el Huracán Manuel, que generó enormes afectaciones, y aquí se ven las obras de reconstrucción, que hoy entregamos formalmente y varias más.

La Secretaria de Desarrollo Social, quien es la representante del Gobierno Federal aquí, en Guerrero, ha venido haciendo presencia y ha estado entregando varias de estas obras, y otras más que espero poder entregar en el curso de las próximas semanas.

Pero también, no puedo dejar de compartir con ustedes el momento de dolor, de consternación, que Guerrero dejó para toda la Nación.

El hecho ocurrido en Iguala, la desaparición de un grupo de jóvenes estudiantes, sin duda generó, en toda la Nación, una gran consternación y una gran solidaridad.

El Gobierno de la República ha sido solidario y ha sido quien ha asumido responsabilidad para hacer frente a la investigación y para realmente dar con los responsables.

Este hecho que marca la historia de Guerrero, que marca la historia de nuestro país, que ha dado pauta a que hagamos una revisión a fondo de la condición de nuestras instituciones, de aquellas que aseguren que la población pueda vivir en condiciones de mayor seguridad.

Este hecho, lo señalé hace poco más de una semana, hoy hace ocho días, justamente, hace una semana, comenté con toda la sociedad mexicana, que es un hecho que marca a México y que debe dar pauta a un cambio, a una transformación.

Que debe permitirnos, por supuesto, atender la investigación que encabeza la Procuraduría General de la República, pero al mismo tiempo debe convocarnos para que sea el desarrollo lo que nos permita propiciar paz y armonía entre la sociedad.

Y eso depende de todas y de todos, de la sociedad y del Gobierno.

El Gobierno de la República, junto con el gobierno del estado, estamos en estrecha coordinación para que realmente superemos esta etapa de dolor, demos un paso hacia adelante y estemos dispuestos a construir un mejor entorno que posibilite que ustedes, como sociedad y futuras generaciones, tengan mejores condiciones.

Sin duda, lo ocurrido va a generar un hito, va a marcar un momento y va a permitir la construcción de mejores instituciones.

Las iniciativas presentadas ante el Congreso, que estoy seguro serán enriquecidas en el debate que haya de las mismas, pero está claro que el propósito de las mismas es poder fortalecer nuestras instituciones, tanto municipales como las de seguridad pública.

Y aquí yo convoco a la sociedad guerrerense, a la sociedad que ha sido la primera, la de Guerrero, la que ha sentido y quien ha expresado solidaridad y quien ha quedado consternada, al igual que el resto del país.

Pero quiero convocarles para que con su capacidad, con su compromiso con su estado, con su comunidad, con sus propias familias, hagamos realmente un esfuerzo colectivo para que vayamos hacia adelante y podamos realmente superar este momento de dolor.

Guerrero, es claro, es un estado que se ha rezagado socialmente, junto con otros estados del Sur de nuestro país.

Por eso también propuse que estableciéramos medidas, que hiciéramos una propuesta, y que espero a inicio del próximo año tenerla de parte del sector privado y de actores de la sociedad, que nos permitan establecer mejores condiciones para los tres estados del sur de nuestro país: Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

Pero para poder emprender un plan o un programa de reconstrucción para Guerrero y para estos tres estados, es importante contar con el respaldo social.

Tenemos que hacerlo, insisto, en un clima y en una actitud propositiva y constructiva.

Tenemos que lograr realmente armonizar el esfuerzo de la sociedad y los esfuerzos de los gobiernos para que realmente tengamos un mejor Estado de Guerrero.

Lo que voy a anunciar en un momento más allá, en Acapulco, son distintas medidas que el Gobierno de la República estará tomando para reactivar la actividad económica.

No perdamos de vista que el empleo de muchos guerrerenses depende de la actividad turística, es el principal motor, particularmente de la Costa de Guerrero.

Y por eso, ante lo ocurrido, es importante emprender acciones y, sobre todo, dar apoyos e incentivos que nos permitan realmente reactivar la actividad económica y que los empleos de esta región de Guerrero no se pierdan.

Eso es lo que habré de anunciar en un momento más. Estoy seguro que a través de los medios de comunicación, ustedes quedarán debidamente enterados en qué consisten estas medidas que el Gobierno de la República estará adoptando.

Pero lo más importante, lo más importante es que se dé aquí, en Guerrero, un clima de armonía social, de paz y de actitud para superar la adversidad, y de juntos, con gran entereza y con paso firme, sigamos en la construcción de un mejor Estado de Guerrero y, con ello, de un mejor país.

Muchísimas gracias.