Señoras y señores.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Quiero saludar al señor Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados y Presidente, además, del Congreso de la Unión.

Al señor Presidente del Consejo Nacional Agropecuario, Benjamín Grayeb, a quien le agradezco ésta muy honrosa invitación de poderme encontrar, nuevamente, con quienes integran este Consejo Nacional Agropecuario; de todas las organizaciones, de quienes son parte, y aquí hay una representación de todos los miembros de este importante Consejo.

Le agradezco, además, las expresiones que ha tenido de gran solidaridad, de apoyo, de respaldo y de reconocimiento, a las distintas acciones que el Gobierno de la República ha emprendido para apoyar el trabajo de las empresas del sector agroalimentario de nuestro país.

Quiero saludar a todos los integrantes de éste muy distinguido presídium.

Me adhiero al reconocimiento y al saludo que el propio Presidente de este Consejo Nacional Agropecuario hizo de cada uno de ellos.

Les saludo con gran respeto, con afecto, y con reconocimiento a este clima de unidad que tienen distintas organizaciones empresariales, agropecuarias, agroalimentarias, precisamente, para trabajar en frente común en favor de las distintas causas que cada uno de ustedes, o sus organizaciones tienen por delante.

Y como se los he compartido, y en este espacio, también hago ocasión propicia para ello, tienen en el Gobierno de la República a un aliado permanente.

El Gobierno de la República tiene por único objetivo el que realmente los mexicanos, mexicanas y mexicanos, quienes están integrados en distintos espacios de participación social, alcancen los objetivos que tienen trazados.

El Gobierno de la República quiere ser un gran facilitador; pero, además, ha suscrito y ha impulsado nuevas plataformas, nuevos cimientos para que a México le vaya bien.

Y esto no es sólo un mérito del Gobierno. Es el alcance que juntos hemos logrado, sociedad y Gobierno, quienes forman parte del Congreso de la Unión.

Saludo aquí a las y a los Legisladores Federales, tanto de la Cámara de Diputados como del Senado de la República, quienes han hecho posible la materialización de un nuevo marco y andamiaje legal, que haga propicio que México pueda realmente alcanzar mejores condiciones, mejores estadios de bienestar, de desarrollo y de progreso para todas y todos los mexicanos.

Mi saludo y reconocimiento a todas y a todos ustedes.

Desde hace 30 años, el Consejo Nacional Agropecuario ha sido un efectivo representante del sector agroalimentario privado del país, así como un dinámico interlocutor con los sectores social y público.

Y por ello es, de verdad y quiero expresarlo nuevamente, motivo de gran satisfacción nuevamente encontrarme con todas y con todos ustedes.

Desde el principio de esta Administración compartí con ustedes que el sector agropecuario sería una prioridad para el Gobierno de la República. Esta convicción se ha traducido en acciones concretas para elevar la competitividad del agro mexicano en todas las etapas del proceso productivo.

Por ejemplo, tenemos como meta incrementar en un millón de hectáreas la superficie de riego y para lograrlo ya se encuentran en ejecución distintos proyectos de enorme calado, por ejemplo, el Canal Centenario, en Nayarit; el Canal 4 de Abril, en Baja California; o la presa de Santa María, en Sinaloa.

Otro aspecto esencial para elevar la productividad de las tierras de cultivo es la disponibilidad de fertilizantes a precios accesibles.

Por ello, en esta Administración se está ejecutando una estrategia para reactivar la Industria Nacional de Fertilizantes.

En junio pasado, Petróleos Mexicanos inició la rehabilitación de la planta de fertilizantes nitrogenados en Pajaritos, Veracruz; su primera fase estará lista en diciembre del próximo año y permitirá producir anualmente 495 mil toneladas de urea, y hacia mediados de 2016, su capacidad deberá llegar prácticamente a un millón de toneladas, con ello PEMEX podría cubrir 70 por ciento de lo que hoy tenemos que importar en fertilizantes.

Esto es muy relevante, pues como ustedes lo saben, el uso adecuado de fertilizantes multiplica varias veces, tres o cuatro veces, la producción de granos.

Para elevar la productividad, también le he dado indicaciones a SAGARPA para que emprenda un amplio programa de mecanización.

A principios del próximo año, tenemos previsto un evento en el que habremos de simbolizar la entrega de al menos 10 mil tractores para favorecer a este proyecto para elevar la productividad del campo.

Esta acción se suma a la transformación de fondo que se ha hecho al principal programa de apoyo a los productores. Y me refiero a la transformación de PROCAMPO en el nuevo PROAGRO Productivo.

A partir de reglas más sencillas y más ágiles, ahora los productores cuentan con recursos para adquirir insumos y equipo, incluso, antes de la siembra.

Durante 2014, PROAGRO ha entregado 13 mil 200 millones de pesos en beneficio de 2.3 millones de agricultores; es decir, 130 mil productores más, respecto al padrón que se tenía de PROCAMPO en el año 2012.

El acceso al crédito es otra área que se ha impulsado para detonar el potencial del campo.

Y en el marco de las reformas transformadoras, se creó la Financiera Nacional, con un gran nombre extenso de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero, que ofrece nuevos productos crediticios con mayores facilidades y a tasas más accesibles.

Desde que se presentaron estos nuevos instrumentos de financiamiento, hace apenas cuatro meses, la Financiera Nacional ha otorgado créditos por más de nueve mil 100 millones de pesos, a cerca de 50 mil productores en nuestro país.

Y finalmente, también se ha apoyado a los productores en la comercialización de sus productos, tanto en el mercado interno como en el exterior.

Y aquí es importante advertir la importante participación e inversión que ha hecho el Gobierno de la República para dar estabilidad, precisamente en los mercados que ha tenido los productos que se generan en el campo mexicano.

Para enfrentar la volatilidad de los precios internacionales, en 2014 se destinaron 10 mil millones de pesos en apoyos a la comercialización y al desarrollo de mercados. Y para el próximo año se han aprobado 20 por ciento más recursos con este mismo propósito.

Igualmente, en 2015 se pondrá en marcha el Programa Nacional en Agrologística para incentivar inversiones en esta actividad y con ello reducir costos logísticos y mermas poscosecha.

Respecto a mercados internacionales, el Gobierno de la República, junto con el Consejo Nacional Agropecuario, ha trabajado intensamente para que los productos agroalimentarios de México lleguen a más hogares de todo el mundo.

Y muestra de ello, es que hoy productos de nuestro país, como la carne de cerdo y de res, frutas como las moras y zarzamoras y bebidas como el tequila, 100 por ciento agave, ya pueden acceder al mercado consumidor más grande del mundo, que es, precisamente, el de China.

Todos estos ejemplos, todas estas acciones son claramente muestra del compromiso que tiene el Gobierno mexicano con el agro mexicano para elevar su productividad y mejorar los ingresos de las familias que viven de la actividad agroalimentaria.

Tengan la seguridad de que este esfuerzo se mantendrá a lo largo de esta Administración.

En 2015, con el apoyo de las y los señores Legisladores, se destinará al campo un presupuesto histórico de 353 mil millones de pesos; esto es 47 mil millones de pesos más que en el año 2012.

De esa dimensión es el impulso que le estamos dando al campo.

Señoras y señores:

Hace un año, en la anterior Asamblea Ordinaria del Consejo Nacional Agropecuario, expresé que seguiríamos trabajando para hacer del agro un sector sólido y moderno, que genere bienestar a los productores rurales y contribuya a la creación de riqueza en el país.

Hoy, reconocemos que aún tenemos grandes desafíos por superar. No obstante, gracias a la corresponsabilidad y al trabajo comprometido de los productores del campo, avanzamos en la ruta correcta.

Y para dar crédito a esta afirmación, INEGI ha informado que en los primeros nueve meses del año 2014 el sector primario creció 3.9 por ciento, respecto al mismo periodo del año 2013. Y, más aún, en el tercer trimestre este crecimiento fue de 7.3 por ciento.

En el mismo sentido, las exportaciones agropecuarias y pesqueras alcanzaron, de enero a octubre, 10 mil millones de dólares; 10 por ciento más que en el mismo periodo del año pasado.

Por ello, es que quiero felicitarles ampliamente a todos ustedes, integrantes del Consejo Nacional Agropecuario, porque estos resultados, estas cifras y estos logros, son consecuencia del trabajo y del compromiso que todas y todos ustedes tienen con el desarrollo del sector agropecuario de nuestro país.

Muchísimas felicidades.

Quisiera, de igual manera, expresar nuevamente mi reconocimiento a quienes han recibido el Premio Nacional Agroalimentario, porque, sin duda, son empresas de este sector que han descollado, que han destacado realmente en sus logros en el año que está por concluir, y que deseo tengan mayores éxitos, al igual que todas las demás empresas y todos los demás participantes del sector agroalimentario en el año 2015.

Permítanme concluir mi intervención con los siguientes comentarios de orden coyuntural.

Estamos próximos a concluir ya este año 2014. Un año en el que, sin duda, ha sido de claroscuros.

Por un lado, hemos tenido importantes avances especialmente en la concreción de importantes reformas que estarán sirviendo a todas y a todos los mexicanos.

Reformas que hoy estamos empeñados y comprometidos, desde el Gobierno de la República, para que los beneficios que derivarán de estas reformas se sientan en cada una de las familias mexicanas.

Y no tendremos que esperar mucho tiempo para que esto ocurra. Ya desde ahora, y en el paso de los años, a partir del próximo año y de manera subsecuente, los beneficios que traerán estas reformas, habrán de sentirse, habrán de sentirse en la economía familiar, habrán de sentirse en el desarrollo que tenga la sociedad mexicana.

Ese es el principal compromiso que tiene el Gobierno de la República: mantener nuestro paso firme en esto que hemos decidido concretar. Ya se logró, ya se logró en la parte legal. Hoy importa, como lo he señalado de manera reiterada, que se sientan los beneficios en las familias mexicanas.

Por otro lado, también hemos vivido momentos difíciles, de dolor, porque lo que ocurrió en Iguala, sin duda, cimbró el ánimo en todos los mexicanos, pero también debemos de tomar lección de este hecho, que no queremos se repita.

Tenemos que avanzar en el fortalecimiento de las instituciones encargadas de la seguridad, pero también en el fortalecimiento de los órdenes, especialmente municipales, donde claramente se evidencia la infiltración del crimen organizado, y donde lamentablemente lo ocurrido en Iguala dejó ver y evidenció, ante toda la sociedad mexicana, un hecho de barbarie que resulta inaceptable.

Al margen y en la clara responsabilidad que tiene el Gobierno de la República, a través de la Procuraduría General de la República, esta investigación deberá concluir con la aplicación irrestricta de la justicia ante los eventuales responsables.

Pero también, este hecho de dolor debe motivar a que replanteemos, como lo señalé semanas después de los hechos ocurridos, reflexionemos y avancemos en el fortalecimiento de instituciones que claramente tienen que tener un mejor servicio para toda la Nación.

A final de año, también, en el Gobierno de la República se dejaron sentir distintos señalamientos, y ante los cuales ha habido explicaciones.

Pero también, aquí hay una nueva oportunidad para actualizar el marco normativo de varias de las instituciones encargadas de combatir y de prevenir cualquier acto que altere o que vaya contra el orden legal, demostrar mayor transparencia y de dejar claro ante la sociedad mexicana, la capacidad de este Sistema Nacional Anticorrupción, que hoy estamos impulsando desde el Gobierno de la República.

Yo celebro que en el Congreso de la Unión, y particularmente en la Cámara de Diputados, se tenga ya una ruta concretada que permita muy pronto, a inicios del próximo año, materializar todo un sistema que permita articular esfuerzos de la sociedad y de los gobiernos en todos los órdenes, para prevenir y combatir la corrupción y, sobre todo, hacer más transparente el actuar de todos los órdenes de Gobierno. Hago votos porque esto así se concrete.

2015 debe deparar a los mexicanos un mejor escenario; un escenario que nos permita realmente trabajar en favor de lo que todos queremos: bienestar para todas las familias mexicanas, calidad de vida y ese será el empeño del Gobierno.

Estamos conscientes y estamos claros que la materialización de las reformas que tanto trabajo llevaron, deberá darnos este beneficio.

Estamos claros que el ambicioso proyecto de infraestructura que estamos impulsando, también deberá avanzar de manera significativa durante el año 2015, esto aunado a la modernización, insisto, de las instituciones del Estado mexicano.

Y en este esfuerzo sé que cuenta el Gobierno de la República también con el apoyo y respaldo de la sociedad; que cuenta, como lo expresara el Presidente del Consejo Nacional Agropecuario, de quienes son parte de distintas organizaciones, que estando unidos y en un mismo frente queremos que al país le vaya muy bien, que mejore sus condiciones y sea una gran oportunidad para el desarrollo de toda la Nación.

Permítanme, y sé que me he extendido, y permítanme, o más bien, discúlpenme si he abusado en el uso de la palabra, quiero concluir mi intervención, ahora sí, con un tema de orden coyuntural.

El día de hoy, el Presidente de los Estados Unidos hiciera públicas distintas medidas encaminadas a normalizar la relación entre Estados Unidos y Cuba, entre Cuba y Estados Unidos.

México reconoce esta decisión histórica del Presidente de Estados Unidos, reconoce el acuerdo que ha construido con el Gobierno de Cuba, porque México invariablemente ha respaldado a un país hermano del hemisferio, como es Cuba, para que tenga igualdad de condiciones y los mismos derechos que tienen todos los demás países del hemisferio.

Creo que éste es un paso decisivo e histórico, que el Gobierno de México respalda y reconoce, y al tiempo que muestra toda la disposición que permita contribuir a una eficaz normalización, en la normalización de la relación entre Cuba y Estados Unidos, entre Estados Unidos y Cuba, y todo eso sea en beneficio de un país hermano, como lo es Cuba.

Señoras y señores:

Concluyo mi mensaje, ya tres veces he dicho que concluyo, pero hoy sí lo concluyo, solamente diciéndoles:

Les deseo unas felices fiestas decembrinas.

Estamos ya a menos de 15 días de concluir este año.

Deseo que todas estas fiestas de fin de año sean de momento, de reencuentro, de revitalizar ánimos y, sobre todo, de gran espacio para estar entre sus seres queridos.

Y que 2015 depare a ustedes, y a todo México, un escenario mucho más promisorio, de concreción de nuestros esfuerzos, y que realmente traiga prosperidad y desarrollo para toda la Nación.

Muchísimas gracias.

Y permítanme desde aquí, señores, perdón, no hice la Declaratoria de Clausura.

Para el Presidente de la República es motivo de gran honor y de gran orgullo estar aquí con ustedes; y me resulta muy grato declarar hoy clausurada esta Asamblea Anual del Consejo Nacional Agropecuario, deseando que las deliberaciones y los acuerdos tomados, permitan desarrollo y progreso para toda la Nación.

Muchísimas felicidades.