Al iniciar su gira número 200 por territorio nacional en lo que va de su Administración, en el municipio de Coyuca de Benítez, Guerrero, el Presidente Enrique Peña Nieto convocó a la sociedad guerrerense a que con su capacidad y su compromiso con el estado y con su comunidad, así como con sus propias familias, haga un esfuerzo colectivo para ir hacia adelante “y podamos realmente superar este momento de dolor” por la desaparición de los 43 jóvenes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

Puntualizó que “lo más importante es que se dé aquí, en Guerrero, un clima de armonía social, paz y actitud para superar la adversidad, y de juntos, con gran entereza y con paso firme, sigamos en la construcción de un mejor Estado de Guerrero y, con ello, de un mejor país”.

Al inaugurar el nuevo Puente de Coyuca, que comunica a Zihuatanejo y a Acapulco, dos de los principales destinos turísticos de Guerrero, expresó que “es un hecho que marca a México y que debe dar pauta a un cambio, a una transformación”.

Agregó que ello “debe permitirnos, por supuesto, atender la investigación que encabeza la Procuraduría General de la República, pero al mismo tiempo debe convocarnos para sea el desarrollo lo que nos permita propiciar paz y armonía entre la sociedad. Y eso depende de todas y de todos. De la sociedad y del Gobierno”.

Acompañado por el Gobernador de la entidad, Rogelio Ortega Martínez, e integrantes de su Gabinete, el Primer Mandatario de la Nación destacó que “el Gobierno de la República ha sido solidario y ha asumido responsabilidad para hacer frente a la investigación y para dar con los responsables”.

Asimismo, el Presidente Enrique Peña Nieto explicó que, “sin duda, lo ocurrido va a generar un hito, va a marcar un momento y va a permitir la construcción de mejores instituciones”.

Subrayó que las iniciativas presentadas ante el Congreso de la Unión, tras los hechos ocurridos en Iguala, y que seguramente serán enriquecidas en el debate que haya de las mismas en el Legislativo, tienen como propósito fortalecer a las instituciones, tanto municipales, como las de seguridad pública.

Dijo que este hecho que marca la historia de Guerrero y a la historia de nuestro país, ha dado pauta a que hagamos una revisión a fondo de la condición de nuestras instituciones, de aquellas que aseguren que la población pueda vivir en condiciones de mayor seguridad.

A los habitantes de este municipio de la Costa Grande les informó que el Gobierno de la República y el Gobierno de la entidad, “estamos en estrecha coordinación para que superemos esta etapa de dolor, demos un paso hacia adelante y estemos dispuestos a construir un mejor entorno, que posibilite que ustedes, como sociedad, y futuras generaciones tengan mejores condiciones”.

Indicó que Guerrero es un estado que se ha rezagado socialmente, junto con otras entidades del Sur del país y, por eso, señaló, “también propuse que estableciéramos medidas, que hiciéramos una propuesta, de parte del sector privado y de actores de la sociedad, que nos permita establecer mejores condiciones para los tres estados del sur: Guerrero, Oaxaca y Chiapas”.

Hizo hincapié en que para poder emprender un plan, un programa de reconstrucción para Guerrero y para los otros dos estados sureños, es importante contar con el respaldo social, y precisó que “tenemos que hacerlo, insisto, en un clima y en una actitud propositiva y constructiva. Tenemos que lograr armonizar el esfuerzo de la sociedad y los esfuerzos de los gobiernos para que tengamos un mejor Estado de Guerrero”.

Durante el evento, el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, dio a conocer que el nuevo puente, que se levantó en el mismo sitio en el que estuvo el antiguo Puente de Coyuca, dañado por los fenómenos climatológicos de 2013, cuenta con 785 metros de largo y se invirtieron en su construcción 560 millones de pesos por parte del Gobierno Federal.

El nuevo puente acerca a las comunidades de la Costa Grande con la zona urbana de Acapulco y beneficia a 9 millones 332 mil usuarios al año.