En materia de inclusión financiera, démosle especial atención a las mujeres que, sin duda, serán gran soporte del desarrollo que tenga nuestro país en el futuro, dijo.

México, paladín mundial de la inclusión financiera: Christine Lagarde.

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, aseguró hoy que México debe aprovechar su fortaleza y solidez macroeconómica, y “traducir nuestra estabilidad macro en un mayor crecimiento económico, en más empleos y en mejores ingresos para las familias mexicanas”.

Al inaugurar el Foro Internacional de Inclusión Financiera, en el que participa la Directora Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, el Presidente Peña Nieto afirmó que para ello “México se ha atrevido a cambiar; ha optado por la ruta de las reformas para impulsar la transformación nacional”.

En el evento, realizado en el salón Tesorería del Palacio Nacional, resaltó que gracias al respaldo de los legisladores “se aprobó una Reforma Financiera, cuyo propósito fundamental es lograr que las familias y las pequeñas y medianas empresas, las grandes generadoras de empleo en nuestro país, cuenten con más crédito y que éste sea más barato”.

“Con esta reforma se aprovecha la solidez de nuestro sistema financiero para elevar el crédito responsable y convertirlo en un motor del desarrollo en todo el país”, precisó.

Indicó que cuando México concluya el proceso de transformación en el que se encuentra, “un mayor número de mexicanos serán capaces de vivir sus propios sueños y de hacerlos realidad; de escribir historias exitosas a partir de la concreción y realización de sus sueños”.

Apuntó que “eso es lo que estamos modelando para México, con el respaldo y el trabajo responsable de los legisladores de nuestro país, con la madurez que han acreditado las principales fuerzas políticas, y de esa manera, en esa gran sinergia, estamos contribuyendo a modelar mejores condiciones que permitan crecimiento, desarrollo social, y una mayor inclusión financiera para toda la sociedad mexicana”.

El Titular del Ejecutivo Federal puntualizó que con medidas concretas el Gobierno de la República busca “que más mexicanos accedan al ahorro, al crédito o a la inversión y al aseguramiento en beneficio de su calidad de vida y la construcción de un patrimonio familiar”.

Aseguró que este Foro Internacional de Inclusión Financiera “representa una gran oportunidad para revalorar, y sobre todo, aprovechar las finanzas y sus instrumentos como herramientas de progreso económico y equidad social. Más aún, es un espacio idóneo para seguir democratizando el acceso a los servicios financieros en México”.

Agregó que, además, en el Plan Nacional de Desarrollo “nos propusimos ampliar la cobertura de nuestro sistema financiero para incluir a amplios segmentos de la población que permanecían excluidos, y que mayoritariamente son mujeres”.

Dentro de la inclusión, continuó, “démosle especial atención a las mujeres que, sin duda, serán gran soporte del desarrollo que tenga nuestro país en el futuro”.

Informó que también se estableció el fortalecimiento de la educación financiera como una línea de acción para acelerar los avances en esta materia, “y congruente con ello, en mayo pasado di instrucciones a la Secretaría de Educación Pública para incluir a la educación financiera en los programas de estudio a nivel básico”.

El Primer Mandatario dijo que otro desafío que se enfrenta para elevar la inclusión financiera “es la todavía insuficiente infraestructura bancaria que hay en nuestro país”. Expuso que el 50 por ciento de los municipios con menos de 50 mil habitantes aún carecen de acceso a cajeros, sucursales o corresponsales bancarios, y “para revertir este rezago, el Gobierno de la República trabaja en colaboración con el sector privado, particularmente con la banca, para poder ampliar esta infraestructura”.

Añadió que en este propósito la Reforma en Telecomunicaciones también será muy útil, ya que “permitirá incrementar la cobertura y el acceso a los servicios dentro de este sector; así, una mayor inclusión digital, que es propósito de la reforma en telecomunicaciones, también significará y apoyará una mayor inclusión financiera al facilitar el acceso a tecnologías y servicios como el de la banca electrónica”.

Aseguró que para que más mexicanos se familiaricen con el uso del sistema financiero, “son cada vez más las nóminas gubernamentales y las transferencias de programas sociales que se hacen a través de cuentas bancarias. De manera similar, el Gobierno de la República también promueve el uso de pagos electrónicos en sustitución del dinero en efectivo y apoya a las personas que no han tenido acceso al crédito para que empiecen a generar historiales crediticios”.

EN MÉXICO SE HAN DADO IMPORTANTES PASOS PARA AMPLIAR LOS SERVICIOS FINANCIEROS: CHRISTINE LAGARDE

La Directora Gerente del FMI, Christine Lagarde, subrayó que México ha sido un paladín mundial de la inclusión financiera, la cual, aseveró, “puede ser un poderoso agente para propiciar un crecimiento vigoroso e incluyente”. Aquí en México, continuó, “se han dado importantes pasos para ampliar los servicios financieros en todo el país. El número de instituciones financieras prácticamente se ha duplicado en los últimos cuatro años y ahora su cobertura abarca casi tres cuartas partes de todas las municipalidades”.

Celebró que México está lanzando su propia estrategia para la inclusión financiera con especial hincapié en la mujer, “y es positivo que se está llevando a cabo a los niveles más altos de este país”. Agregó que los niveles más bajos de educación y de menor experiencia gerencial, que tienen las mujeres en comparación con los hombres, “representan barreras contra su acceso al financiamiento, y si acceden es menos posible que lo obtengan con condiciones favorables”.

Por ello, consideró necesario abordar estas barreras de forma directa, reduciendo la pobreza y fomentando la creación de empleo, pues la inclusión financiera es un ingrediente clave del crecimiento inclusivo, y puede ayudar a cerrar esta brecha de género y de desigualdad. Ante ello, destacó que ampliar el alcance de la inclusión financiera tiene como factores importantes al sector privado, al Gobierno y a la sociedad civil. “Todos tienen una responsabilidad, porque es una responsabilidad colectiva”, enfatizó.

La inclusión financiera, añadió, empodera a las personas y a las familias, especialmente a las mujeres y a los pobres: es así que los sistemas financieros que funcionan adecuadamente enriquecen a toda una Nación. “Por lo tanto, definitivamente, tiene que ver con las reformas que este país, bajo el liderazgo actual, está llevando a cabo. Definitivamente en el Fondo Monetario Internacional las agradecemos”, subrayó.

Antes de reiterarle al Presidente Peña Nieto su beneplácito por el enfoque y los esfuerzos de su Gobierno para privilegiar a la inclusión financiera como una de sus prioridades, refrendó al FMI como socio de México y afirmó que lo seguirá siendo.

LA INCLUSIÓN FINANCIERA EN REALIDAD ES UN TEMA DE EQUIDAD SOCIAL Y DE JUSTICIA: VIDEGARAY CASO

El Secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, resaltó que la inclusión financiera es un reto relevante para todas las economías en desarrollo e incluso para las que se consideran ya desarrolladas, pero en el caso de México es, tal vez, un reto mayor, apuntó.

“La inclusión financiera en realidad no es un tema financiero, es un tema de equidad social, es un tema de justicia y es un tema de cómo incorporar a aquellos que se han quedado atrás, a los menos favorecidos, a los beneficios de la economía de mercado, de la modernidad y del sector financiero”, aseveró.

Explicó que más de la mitad de los municipios del área rural no cuentan con servicios bancarios, y más del 60 por ciento de los mexicanos acceden a algún tipo de mecanismo de ahorro o de crédito de carácter informal. “Hay que reconocerlo: esta inequidad, esta exclusión, se presenta con mayor severidad entre las mujeres de México”, de las que menos de la mitad tienen acceso a los mecanismos formales. “El 60 por ciento de los excluidos son mujeres”, subrayó.

Por ello, destacó como uno de los temas torales a abordarse en el Foro, inaugurado hoy, a la inclusión financiera como motor para impulsar el desarrollo económico de la mujer, ante lo cual recordó que uno de los pilares de la Reforma Financiera promovida por el Presidente de la República el año pasado es la perspectiva de género.

“Todas nuestras instituciones de Banca de Desarrollo, la Banca del Estado mexicano, tienen hoy la obligación de ley de tener programas explícitos en materia de perspectiva de género”, abundó. “Prestarle a las mujeres es siempre un negocio de bajo riesgo, porque las mujeres pagan el crédito cuando se les tiene confianza”. La Banca de Desarrollo mexicana ahora tiene la obligación de creer y de apostar por las mujeres, finalizó.

LOS PRIMEROS PASOS PARA ENFRENTAR EL GRAN PROBLEMA DE LA EXCLUSIÓN FINANCIERA, SON CONOCER Y ENTENDER LOS MÚLTIPLES MECANISMOS DE INTERMEDIACIÓN FINANCIERA INFORMAL QUE SE HAN CREADO EN MÉXICO: AGUSTÍN CARSTENS

Agustín Carstens, Gobernador del Banco de México, señaló que los primeros pasos para enfrentar con acierto el gran problema de la exclusión financiera, son conocer y entender los múltiples mecanismos de intermediación financiera informal que el ingenio, la necesidad y las costumbres han creado en México.

Indicó que el gran reto de las autoridades financieras “es crear las condiciones para que estas necesidades; ahorro y financiamiento, encuentren cauces modernos, confiables y eficientes, que permitan evolucionar los modelos populares de ahorro y crédito hacia canales formales”. “La reciente Reforma Financiera, sin duda, abona de manera significativa en este sentido”.

“A la par de la Reforma Financiera hay otra reforma, igualmente promovida por el Gobierno del Presidente Peña Nieto, que permitirá explotar a plenitud el potencial tecnológico en beneficio de una mayor inclusión financiera. Me refiero a la Reforma en Telecomunicaciones”.

Carstens enfatizó que “una mayor competencia en telecomunicaciones generará un abatimiento en los costos de transacción en múltiples operaciones de integración financiera, desde las básicas hasta las más complejas. Servicios de telecomunicación más accesibles en costo, más eficientes y de mayor calidad y cobertura, significarán un acceso más franco a la intermediación financiera para la población de menores recursos y, por ende, elevará las posibilidades de bancarizar a un elevado porcentaje de nuestra población”.

El Gobernador del Banco de México, enfatizó que “sólo mediante las sinergias entre reformas estructurales, regulación y políticas públicas responsables y sólidas, terminaremos con la perversa paradoja de que no hay condición más cara y costosa que la de ser pobre”.

“Hablar de inclusión financiera obliga inevitablemente a reconocer las duras lecciones que aún debemos digerir sobre la economía de la pobreza. Como punto de partida, se debe aceptar que un bajo coeficiente de inclusión financiera se asocia con altos índices de pobreza”, concluyó.