El Presidente Enrique Peña Nieto se reunió hoy con la Alcaldesa de París, Anne Hidalgo, ante quien afirmó que “franceses y mexicanos tenemos juntos un gran futuro, cimentado en valores compartidos y sólidos lazos de amistad”.

“Queremos que nuestros hermanos franceses conozcan todo lo que es México y que sean testigos del cambio profundo que hoy vive”, resaltó.

En un mensaje posterior a la reunión que sostuvieron, en la sede de la Alcaldía, el Mandatario mexicano refirió que México es “una nación plural y abierta al mundo; una sociedad moderna y democrática. Somos una economía cada vez más dinámica, que está creando y exportando; pero sobre todo, somos un país en transformación”.

Aseguró que los integrantes de la delegación mexicana que acudió a la Fiesta Nacional de Francia, representando a México como país invitado de honor, “nos llevamos la imagen de la hermosa ciudad de París y la fraternidad que nos han hecho sentir sus habitantes”.

“Aquí nació una de las primeras universidades, La Sorbona, que desde 1257 y hasta el presente ha sido fuente de conocimiento y baluarte de la civilización occidental. Durante siglos, esta ciudad nos ha inspirado con su pensamiento filosófico, económico y político; nos ha enriquecido con sus adelantos artísticos y científicos. Ésta es la ciudad de la Ilustración; es la cuna de la Revolución Francesa, cuyos principios de libertad e igualdad hoy son patrimonio de toda la humanidad. Por estas razones, ha sido una gran distinción acompañar a los parisinos y a todos los franceses, este 14 de julio, en la conmemoración de la Toma de la Bastilla, la gran fiesta de la libertad”, añadió.

Expresó su agradecimiento por la Medalla de la Ciudad de París que le fue entregada por la Alcaldesa “como un acto de profunda amistad entre Francia y México”. Reconoció el compromiso de Anne Hidalgo “por consolidar a su cuidad como una metrópoli moderna y dinámica, incluyente y sustentable”.

“No obstante la grandeza de su pasado, París mira hacia el futuro. Es una urbe viva y de avanzada, que se encuentra a la vanguardia en campos innovadores, como las industrias creativas, la moda o el diseño. París es una ciudad de ideas que invita a la reflexión. Es una musa que estimula la imaginación y el talento; es la ciudad de ciudades, que convoca al encuentro”, agregó.

Ahora, continuó, “deseamos que los parisinos vayan a México, que disfruten de toda nuestra cultura y hospitalidad, como lo hicieron el surrealista André Bretón y el Premio Nobel Le Clézio; o los Presidentes Charles De Gaulle, Francois Mitterrand y Francois Hollande, en sus memorables Visitas de Estado”.

“México es un mundo dentro de un país. Somos una nación megadiversa con selvas, montañas, desiertos y mares de ensueño. Somos la tierra originaria del chocolate, la vainilla, el refugio de la Mariposa Monarca y la Ballena Gris. En nuestro país florecieron civilizaciones majestuosas como la maya, la zapoteca y la azteca. Ciudades precolombinas como Chichen Itzá, Palenque y Monte Albán siguen emocionando profundamente a nuestros visitantes”, refirió.

ENTRE FRANCIA Y MÉXICO LATE EL CORAZÓN DE UNA AMISTAD SIEMPRE BIEN VIVA: ANNE HIDALGO

Entre Francia y México late el corazón de una amistad siempre bien viva que se ha traducido en constantes intercambios culturales, aseguró por su parte la Alcaldesa de París, Anne Hidalgo. “Hoy esta amistad toma la forma de un hermoso proyecto: La Casa Mexicana que va a abrir sus puertas pronto en el centro de París”, detalló.

Este edificio, al borde del río Sena en un barrio emblemático de la ciudad parisina, está dedicado al arte, a la cultura mexicana, y a su vitalidad, y permitirá mostrar al público parisiense sensaciones nuevas, refirió.

La Alcaldesa dijo al Mandatario mexicano que su visita abre un nuevo capítulo en la historia ya larga que une a los dos países, México y Francia, y a sus ciudades capitales. Mencionó que la amistad entre México y París es valiosa porque es antigua y profunda. “Se encarna de muchas maneras desde hace décadas a través de los valores más exigentes. Más que nunca estos valores de libertad, de solidaridad, de igualdad que rigen nuestra acción, deben reunirnos”, expresó.

En cada barrio parisino y foro sobre México, “las dos ciudades se empeñan en hacer vivir una misma ambición, aportando a cada uno de nuestros conciudadanos la afición por la cultura, el progreso y la justicia social”. Ante todo, París y México comparten su afición por la libertad, cuya historia particular se fundamenta, en primer lugar, en la amistad, subrayó.