El Presidente de México, Enrique Peña Nieto y el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, emitieron la siguiente declaración conjunta con motivo de la Visita de Estado:

Los gobiernos de México y Canadá afirmaron la importancia de una asociación estratégica renovada basada en los valores fundamentales de la democracia, el respeto de los derechos humanos, la diversidad, la inclusión, la equidad de género, los derechos de los pueblos indígenas, el buen gobierno y el estado de derecho – así como en la mejora de las oportunidades económicas y el respeto por nuestro medio ambiente compartido.

Tanto México como Canadá coinciden en que ahora es el momento para vincular a nuestros estudiantes, fortalecer nuestras relaciones comerciales, y crear un crecimiento económico sostenible para toda nuestra gente.

Nuestra alianza estratégica renovada se centrará en cuatro ejes: fortalecer los lazos entre los mexicanos y canadienses; facilitar la movilidad de nuestros pueblos; promover la prosperidad incluyente y compartida; fomentar la seguridad ciudadana; y demostrar el liderazgo regional y global.

Para elevar aún más y profundizar el compromiso bilateral, nos complace anunciar el lanzamiento del Diálogo Estratégico de Alto Nivel México-Canadá (DEAN), que será presidido por nuestros respectivos cancilleres con el asesoramiento y el apoyo de otros miembros del Gabinete, según el caso. El DEAN se estructurará en torno a los cuatro ejes indicados anteriormente. La primera reunión se llevará a cabo en México en octubre de 2016, y dará seguimiento a las iniciativas puestas en marcha durante la visita.

México y Canadá mantienen sólidas relaciones diplomáticas, culturales, educativas y comerciales. Desde la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), los dos países – junto con los Estados Unidos de América – han sido testigos al incremento sustancial del comercio y de inversión. Nuestros dos países son terceros socios comerciales el uno del otro, en ambos sentidos, y nuestras economías están cada vez más integradas en diversos sectores – incluyendo la agricultura, automotriz, aeroespacial, minería, energía, educación, turismo y medio ambiente. Una mayor colaboración en materia de transporte a través del desarrollo de corredores logísticos servirá para mejorar esta interconectividad. 

La colaboración entre nuestros dos países ya es extensa, pero es tiempo de que hagamos más juntos, que nuestra relación se profundice, se amplíe y sea más productiva mutuamente, para el beneficio de nuestra gente.

Una de las principales prioridades será fortalecer las conexiones y facilitar la movilidad de nuestra gente. Nos complace anunciar que se ha programado para el 1º de diciembre de 2016 la eliminación del requisito de visa para los ciudadanos mexicanos que visitan Canadá. El movimiento ordenado y legal de personas es una responsabilidad que ambos países comparten. Esperamos la llegada de más visitantes, estudiantes y empresarios mexicanos a Canadá. Por otra parte, hemos acordado incrementar y expandir nuestras conexiones culturales y ampliar las oportunidades para los alumnos mexicanos y canadienses que estudian en cada país.

México y Canadá se encuentran comprometidos con un sistema mundial de comercio abierto y basado en normas. Como miembros de una economía integrada de América del Norte, trabajaremos para incrementar nuestra prosperidad compartida e incluyente, ampliando aún más nuestra creciente relación comercial y de inversión, y superando barreras comerciales entre los dos países. En este sentido, México y Canadá comparten el compromiso de resolver diferendos comerciales, tomando decisiones con base en la ciencia. México está en la fase final del proceso para lograr la plena normalización del comercio de carne de ganado bovino con Canadá a partir del 1º de octubre de 2016.

Juntos avanzaremos en nuestra visión de América del Norte para crear una economía limpia y abordar conjuntamente las causas y efectos del cambio climático – a través de nuestro compromiso compartido para ratificar el Acuerdo de París – y promover y desarrollar fuentes de energía renovables para satisfacer nuestros respectivos retos de desarrollo.

Los dos países también han acordado compartir más información acerca de la forma sobre cómo mejorar la salud y la prosperidad de nuestros pueblos indígenas.

La reciente reforma energética de México ofrece una oportunidad única para mejorar la colaboración bilateral en este ámbito, con el objetivo de impulsar sectores de energía baja en carbono, prósperos e incluyentes, también involucrando la participación de los principales organismos federales y provinciales, aliados indígenas, empresas e instituciones. A nivel local, nuestras agencias reguladoras ya se encuentran compartiendo y desarrollando buenas prácticas para una industria de hidrocarburos segura, responsable y de bajas emisiones, en medio de la transición energética. Por otra parte, se han establecido asociaciones con universidades para el desarrollo de innovación en materia de sostenibilidad y el desarrollo del talento en los sectores de petróleo y gas. A nivel federal, seguiremos compartiendo nuestras experiencias en la promoción de la participación de las comunidades indígenas en el sector energético. Asimismo, fomentaremos la cooperación en ciencia, tecnología e innovación, e impulsaremos nuevas asociaciones entre las instituciones académicas de México y Canadá en la búsqueda de soluciones de energía de baja emisión.

Para aumentar la prosperidad y mejorar la igualdad en ambos países, profundizaremos la cooperación a favor de la seguridad de nuestros pueblos – incluyendo un mayor acercamiento entre nuestros organismos de seguridad pública y una mayor cooperación en áreas relacionadas con el mantenimiento de la paz, la asistencia humanitaria, la preparación para emergencias, la gestión de fronteras y la cooperación consular. También trabajaremos juntos en iniciativas para desarrollar capacidades en materia de reforma del sector judicial, la lucha contra la corrupción, el tráfico de personas, la prevención del delito, acceso a la información y gobierno abierto.

Con un compromiso compartido para abordar los desafíos que enfrentan los Estados más vulnerables e inseguras del mundo, nuestros países demostrarán liderazgo regional y global a través de una mayor cooperación en nuestro hemisferio y en todo el mundo. Ampliaremos nuestra cooperación internacional para el desarrollo sostenible, haremos frente a las amenazas al medio ambiente, protegeremos los derechos humanos, y promoveremos la inclusión social y financiera. Estos esfuerzos se realizarán tanto a nivel regional, a través de organismos como la Organización de los Estados Americanos, y a nivel internacional, a través de la cooperación en instituciones multilaterales como la ONU y el G-20. Para incrementar la seguridad de nuestras fronteras y pueblos, trabajaremos para implementar plenamente el Tratado de Comercio de Armas.

A medida que enfrentamos los desafíos de la actualidad y de las próximas décadas, nos mostramos comprometidos a trabajar con espíritu de cooperación, propósitos comunes y respeto mutuo. Juntos nos esforzamos para presentarnos como sociedades progresivas e incluyentes que valoran la diversidad, el buen gobierno y el respeto por la dignidad humana.