Por: Enrique Peña Nieto

En sociedades democráticas como la nuestra, la paz, la seguridad y la justicia sólo se pueden construir con la voluntad, compromiso y trabajo de todos.

Hace un año, al asumir la conducción del Consejo Nacional De Seguridad Pública, me comprometí a establecer una relación de respeto y corresponsabilidad los gobernadores y el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, para lograr el México en Paz que exige nuestra sociedad.

Hoy, en Palacio Nacional, presidí la Trigésima Quinta Sesión de este Consejo, donde señalé que las reformas transformadoras, logradas en el último año, en especial la energética, hacendaria y educativa, así como la de telecomunicaciones y competencia económica, generarán condiciones para avanzar más rápido en la construcción de un México en Paz, a partir de un país Incluyente y Próspero.

En materia de seguridad, no puede ni debe haber colores partidistas que nos dividan. Todos, gobiernos estatales, del Distrito Federal y de la República, formamos un mismo frente. Con mejores condiciones sociales, podremos reducir los factores que alienten el delito.

Sigamos sumando esfuerzos.