Por: Enrique Peña Nieto

Ciudad de Panamá, Panamá.

Este sábado, durante la primera sesión plenaria de la XXIII Cumbre Iberoamericana, los Jefes de Estado y de Gobierno, de Latinoamérica y la Península Ibérica, nos reunimos para conversar sobre  el papel político, económico, social y cultural de la comunidad iberoamericana en el nuevo contexto mundial, además de fortalecer nuestros lazos de identidad.

En mi intervención propuse priorizar dos temas de amplio impacto social y económico: elevar la calidad educativa; y hacer, de la innovación, el eje de la productividad y competitividad de nuestras economías. Asimismo, reconocí la oportunidad que nos ofrece esta Cumbre Iberoamericana de relanzar nuestra alianza, con una nueva y más amplia visión de futuro.

En nombre de México, reiteré nuestro compromiso con el fortalecimiento y bienestar de Iberoamérica. Para ello, trabajaremos a fin de consolidar y ampliar los alcances de esta institución multilateral, así como para estrechar los lazos de identidad, solidaridad y cooperación que unen a nuestros pueblos.

De la misma manera, para cuando México ejerza la Secretaría Pro Tempore de la Cumbre Iberoamericana, me comprometí a escuchar a todos los señores Presidentes y Jefes de Gobierno; porque, sin duda, en sus voces y propuestas está la mejor forma de revitalizar la Cumbre.

Juntos podemos avanzar más rápido y con mayor fuerza, a fin de cumplir la promesa de un mejor futuro para Iberoamérica.