Por Enrique Peña Nieto

México es una nación abierta al mundo, capaz de competir y triunfar en los mercados internacionales más exigentes. Esta extensa red comercial permite que los exportadores mexicanos lleven sus productos y servicios a prácticamente todas las regiones del planeta.

Por esta razón, este día en Mazatlán, Sinaloa, clausuré el XXI Congreso del Comercio Exterior Mexicano donde les expresé mi reconocimiento a empresarios mexicanos que contribuyen a posicionar a México en el exterior, con productos y servicios de calidad global.

El Gobierno de la República está haciendo su parte, y estoy seguro de que los integrantes del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología, y todos los exportadores del país, harán la que les corresponde.