El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, informó que al día de hoy “se ha autorizado un monto superior a los mil 500 millones de pesos” del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), “casi tres veces lo que se había autorizado al día de ayer”, para atender la contingencia causada por los fenómenos climáticos en el país.

Para dar dimensión a las precipitaciones tan intensas que se han registrado, mencionó que este mes de septiembre es ya el más lluvioso de los últimos cien años.

Insistió en que para el Gobierno de la República “lo más importante es, en este momento, dejar a salvo y proteger la vida de la gente que eventualmente todavía se encuentra en zonas de riesgo”.

Reiteró la indicación a distintas Secretarías “para asegurar que el abasto de víveres, alimentación, ropa, que ha dispuesto el Gobierno de la República, y aquella que han aportado muchos mexicanos en solidaridad con las personas afectadas, esté fluyendo de forma regular”.

Agradeció nuevamente el apoyo solidario que muchos mexicanos, en los distintos puestos que se han instalado en el país para el acopio de bienes, quieran hacer llegar a la población afectada.

“Una forma de ayudar al estado de Guerrero es reactivando la actividad económica en todo el estado, y muy señaladamente en este puerto que es el principal motor de la economía de la entidad. Por eso, visitar Acapulco, estar nuevamente en Acapulco, es una forma de ayudar a Acapulco y a todo Guerrero”, expresó.