Por: Enrique Peña Nieto

México es uno de los países con mayor diversidad biológica del mundo. Con solo el 1% de la superficie del planeta, albergamos a poco más del 10% de las especies que habitan en él. Y un gran número de ellas son endémicas, esto quiere decir que solamente existen en nuestro territorio.

Dos ejemplos muy claros de esta riqueza natural endémica son la Vaquita Marina y la Totoaba, ambas habitantes del Alto Golfo de California y ambas en peligro de extinción.

La Vaquita Marina es el cetáceo mas pequeño del mundo y también la especie con más alto riesgo de desaparecer. Su población se ha visto reducida en los últimos años, principalmente por la interacción de artes de pesca y por la pesca ilegal de Totoaba, que actualmente es altamente demandada en mercados de Asia en donde pagan altos precios por su vejiga natatoria.

En el 2013 el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita Marina (CIRVA por sus siglas en inglés) estimó que solamente quedaban menos de 100 Vaquitas y que era la última llamada si se pretendía evitar su extinción. Es por esto que el Gobierno de la República decidió tomar medidas de urgencia que buscan eliminar las dos causas principales de mortandad de las Vaquitas Marinas para así poderle dar oportunidad de que sus poblaciones puedan recuperarse.

Desde principios del 2014 la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) iniciaron de la mano con las comunidades pesqueras del Alto Golfo el diseño de un programa que cumpliera con el objetivo de la conservación de la Vaquita y la Totoaba, pero con la condición de no afectar la economía de las familias que se dedican a la actividad pesquera.

Aprovecho para reconocer el apoyo incondicional  y compromiso que hemos recibido de las cooperativas pesqueras de San Felipe, Baja California, así como del Golfo de Santa Clara en Sonora para salvar a esta emblemática especie. El programa cuenta con cinco elementos que son:

    1. Ampliación de 11 veces el tamaño del polígono del Area Natural Protegida para garantizar cubrir el 100% del área de distribución de la Vaquita Marina.
    2. Suspensión temporal de dos años de pesca de camarón y escama utilizando artes de pesca que tienen interacción con la Vaquita Marina.
    3. Incremento en la supervisión y vigilancia en el nuevo polígono de protección. Acción encabezada con la Marina Armada de México para lo cual la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) y la CONAPESCA adquirieron lanchas interceptoras de última generación. Esta acción tiene como objetivo garantizar que la suspensión temporal de la pesca se respete así como de combatir frontalmente a la pesca ilegal de Totoaba. La Secretaría de Marina (SEMAR) se ha encargado de coordinar a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), la Policía Federal, la SEMARNAT, PROFEPA, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Aduanas, Migración, CONAPESCA, la Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) para implementar un operativo en la zona sin precedente.Hoy podemos estar seguros que quienes intentan pescar dentro del polígono de protección de la Vaquita Marina son detenidos por los miembros de la SEMAR y puestos a disposición de las autoridades. Tanto los científicos de la #ExpedicionVaquita2015 como diferentes organizaciones han sido testigos que dentro del polígono no se llevan a cabo actividades pesqueras. Felicito a la SEMAR por este gran trabajo de coordinación y de implementación que han llevado a cabo desde el inicio de este programa.
    4. Desarrollo de nuevas artes de pesca que no interactúen con la Vaquita Marina y que le permita a los pescadores realizar su actividad económica de manera normal.
    5. Hacer un estudio de estimación de la población de la vaquita marina con mayor precisión para tener una línea base que le permita al gobierno evaluar la efectividad del programa y poder definir los siguientes pasos al terminar la suspensión de dos años. Este nuevo estudio para estimar la población lo hemos denominado #ExpediciónVaquita2015 y es dirigido por la Doctora Barbara Taylor de la NOAA y el Dr. Lorenzo Rojas del Insituto de Ecología y Cambio Climático. Los acompañan también un grupo de científicos internacionales que son miembros del CIRVA. Este estudio comenzó el 26 de septiembre y tendrá una duración de poco más de dos meses, en donde se llevarán a cabo avistamientos y además se utilizarán más de 130 hidrófonos que les permitirán a los científicos determinar con mayor precisión el número de Vaquitas que existen. En lo que va del estudio se han reportado el avistamiento de 25 Vaquitas, situación que tanto a científicos como a las autoridades nos llena de esperanza que aún podemos salvar a la especie. El documentar estos avistamientos es sumamente complicado ya que las Vaquitas son animales tímidos que eluden las embarcaciones. Los últimos avistamientos que fueron documentados y en donde lograron fotografiar Vaquitas fue en el 2013.

El pasado 22 de Octubre los científicos de la #ExpediciónVaquita2015 lograron documentar en fotos y video el avistamiento de dos Vaquitas Marinas mismas que se muestran a continuación: (Fotografías: Derechos de autor Todd Pusser /Todos los derechos reservados)

Vaquita 1 Todd Pusser copyright 22 Oct 2015 ca 85nm San Felipe cropped resize 1 jpg
Vaquita 2 Todd Pusser copyright 22 Oct 2015 ca 85nm San Felipe cropped resizejpg

No cabe duda que tenemos frente a nosotros una oportunidad de evitar la desaparición de una especie que México comparte con el mundo, por eso he instruido tanto a la SEMARNAT como a la CONAPESCA y la SEMAR a llevar a cabo las acciones que sean necesarias para reducir al máximo las dos principales causas de mortandad de la Vaquita Marina para que esta especie pueda disfrutar del hábitat que le ofrece el Alto Golfo de California por muchos años más.

México es un país que está comprometido con su riqueza natural y en donde juntos sociedad y gobierno lograremos cuidarla para beneficio de las próximas generaciones.