Por Enrique Peña Nieto 

Pétion-Ville, Haití.

En mi visita a Pétion-Ville, Haití, tuve el gusto de participar en la V Cumbre de los Jefes de Estado y Gobierno de la Asociación de Estados del Caribe AEC, la más amplia iniciativa de cooperación e integración de la región caribeña.

Para México, el Mar Caribe es un puente de unidad para avanzar más rápido en temas como la libertad, la democracia, el bienestar y la prosperidad. En mi intervención, refrendé la decisión de nuestro país de revitalizar las acciones de esta Cumbre para promover el desarrollo y la grandeza del Caribe.

Con los compromisos y acuerdos tomados lograremos una región más próspera, más incluyente, que se desenvuelva en un clima de paz, con respeto a los derechos humanos, en armonía con el medio ambiente y a la altura de los desafíos de nuestro tiempo.

Los Estados del Caribe contamos con un gran potencial para atraer inversiones, generar empleos e impulsar el desarrollo incluyente; juntos convertiremos a la AEC en una herramienta que complemente, de manera eficaz, las acciones de nuestros respectivos gobiernos.

Unidos lograremos un gran Caribe, más fortalecido y unido. Un gran Caribe comunicado por mar, por aire y también por un diálogo activo y fraterno.