Uno de los grandes beneficios de la Reforma Energética es que el sector energético será más transparente, prueba de ello es que:

  • Por ley, todos los mexicanos tendremos derecho a saber cuánto se les paga a las empresas y qué beneficios aportan.
  • Los contratos de PEMEX tendrán cláusulas de transparencia. Por su parte, serán públicos los contratos completos de CFE en relación con productos incluidos en el mercado eléctrico mayorista, combustibles y obras de generación, transmisión, distribución o comercialización.  Lo que significa que cualquier persona interesada podrá conocer su contenido, como contribuciones, contraprestaciones y pagos.
  • Todas las rondas licitatorias de los contratos serán públicas y transmitidas en tiempo real a través de Internet. Una ronda licitatoria es un concurso mediante el cual se elige a la(s) empresa(s) que participará(n) en esas actividades; se seleccionará(n) aquella(s) que ofrezca(n) las mejores condiciones económicas para el Estado.
  • El Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, institución que se creará para administrar los recursos de la renta petrolera, reportará los recursos que transfiera a otros fondos.
  • Las sesiones de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), órganos autónomos que regularán las actividades petroleras y energéticas, serán transmitidas por Internet.
  • Las minutas de las audiencias de los comisionados de la CNH y de la CRE se publicarán en Internet.
  • Los comisionados de la CNH y la CRE deberán apegarse a un código de ética y abstenerse de conocer cualquier asunto en el que tengan conflicto de intereses. Así se garantiza la imparcialidad de sus decisiones.
  • Tanto Pemex como CFE deberán reportar sus estados financieros con las normas de la Ley del Mercado de Valores, las cuales son reconocidas a nivel internacional por su rigor.
  • Tanto las empresas productivas del Estado como los reguladores, deberán instrumentar medidas para prevenir, identificar y sancionar actos de corrupción, a través del seguimiento de la actuación de sus funcionarios y proveedores.