Por Enrique Peña Nieto

Madrid, España.

Agradezco a Sus Majestades, los Reyes de España; a Sus Altezas Reales, los Príncipes de Asturias; al Gobierno y al pueblo español, la cálida recepción que nos han brindado en una Cena de Estado en el Palacio Real; muestra inequívoca de su amistad y afecto hacia México.

Hoy la relación bilateral entre España y México vive uno de sus mejores momentos. Nuestros países sostienen un diálogo político de alto nivel, compartiendo posiciones en diversos temas de la agenda internacional; además, existe una estrecha colaboración entre sus sectores empresariales y sociedades.

Tuve la oportunidad de expresar mi reconocimiento al Rey Juan Carlos, quien pasará a la historia como el Rey que con gran sabiduría condujo a España a la monarquía parlamentaria, en la que se respetan y garantizan las libertades y los Derechos Humanos.  Su Majestad ha desempeñado un papel fundamental en la consolidación de la democracia española y  la decisión que anunció el pasado 2 de junio, lo hace más grande de lo que ya es.

En unos días más comenzará un nuevo reinado, el de Felipe VI, a quien los mexicanos le deseamos un reinado pleno de logros para él, para su familia y, sobre todo, para España. Estoy seguro que la España democrática y moderna de hoy, potencia política, social, cultural y económica, sabrá abrirse paso por encima de cualquier coyuntura.

Mis mejores deseos para Sus Altezas Reales, los Príncipes de Asturias, quienes tendrán un nuevo Reinado de paz y prosperidad para España. Sé que tendrán la inteligencia, la claridad y la energía para guiar a su pueblo por los nuevos caminos que nos abre el siglo XXI.