Por Enrique Peña Nieto

Como lo establece nuestra Constitución, la seguridad pública es una función a cargo de la Federación, el Distrito Federal, los Estados y los Municipios, en sus respectivas competencias.

Por ello, este martes fue un gusto presidir esta Trigésima Cuarta Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, un foro que es el mejor ejemplo de la coordinación institucional que debe prevalecer en todo el país para brindar mejores resultados a la población.

En estos casi 9 meses de Administración, nos hemos enfocado en realizar los cambios y ajustes necesarios, a nivel institucional, para brindar mayores resultados a la población.

Sin embargo, para alcanzar mayores niveles de paz y tranquilidad, cada una de las partes integrantes del Estado mexicano tiene una labor fundamental que desempeñar en la atención del delito y la violencia.

En este sentido, reconozco la voluntad y disposición de los señores gobernadores, así como del Jefe de Gobierno del Distrito Federal, para alcanzar los acuerdos que el día de hoy se han logrado en materia de Seguridad y Justicia.

La seguridad de los mexicanos seguirá ocupando un lugar prioritario en la agenda nacional.