En congruencia con su responsabilidad global, México está decidido a proponer, asumir y cumplir cabalmente sus compromisos internacionales, en materia de desarrollo. Con esta convicción, el Gobierno de la República trabaja en tres frentes de acción:

PRIMERO. Institucionalizar los principios básicos de la cooperación eficaz al desarrollo:

  • Alineamiento de la ayuda internacional con las prioridades de los países receptores; las acciones orientadas a resultados; la transparencia y rendición de cuentas; y el establecimiento de asociaciones para un desarrollo incluyente.

SEGUNDO. Ampliar y mejorar la calidad de la ayuda internacional.

  • Como país de renta media alta, México ha fortalecido la cooperación con naciones del Sur, en temas como agricultura, educación, energía, salud y seguridad.
  • Además de asistencia económica para respaldar proyectos de infraestructura en Centroamérica y el Caribe, México ofrece al mundo cooperación técnica y científica en diferentes áreas.
  • Para México, la transferencia de conocimientos, tecnologías y mejores prácticas es fundamental para acelerar el desarrollo de todas las naciones. Por ello, se pondrá en marcha una plataforma digital con toda la información referente a políticas y estrategias de desarrollo, a fin de ponerla al alcance del mundo.

TERCERO. Promover la adopción de una Iniciativa Global para la Inclusión.

  • México propone para la Agenda de Desarrollo Post─2015, que se definan metas significativas en las múltiples dimensiones del desarrollo, incluyendo: alimentación, educación, ingreso, salud, seguridad social y servicios básicos en la vivienda.

Para alcanzar una sociedad global verdaderamente incluyente, durante la Primera Reunión de Alto Nivel de la Alianza Global para la Cooperación Eficaz al Desarrollo, el Presidente Enrique Peña Nieto señaló que es preciso redoblar esfuerzos contra la desigualdad. En un mundo cuya mayor riqueza es la diversidad, debemos asegurarnos de que nadie quede excluido.