Fuente: SCT

El Gobierno de la República garantizará que el uso de los recursos públicos destinados a la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y del Tren de Alta Velocidad México-Querétaro sea transparente, se invierta con honestidad, eficiencia, a tiempo y visible en todo momento para la ciudadanía.

Ambas obras  se convertirán en modelo a seguir respecto de la forma transparente y clara con que deben ejercerse los recursos para los grandes proyectos del país.

Con el Acuerdo para el Fomento de Contratación Pública en el Desarrollo y Construcción del Nuevo Aeropuerto se adoptarán las  mejores prácticas a nivel internacional para garantizar la participación de muchas empresas en los procesos de contratación; para que la información sobre el uso del dinero esté siempre al alcance de cualquier ciudadano; para que se actúe preventivamente y se asegure de manera transparente que cada peso esté bien invertido y que las obras se desarrollen en tiempo y forma.

El proyecto implicará una inversión superior a los 120 mil millones de pesos, cuyo propósito es generar trabajo para cientos de empresas y cientos de miles de obreros, electricistas, plomeros, transportistas, arquitectos, ingenieros, comerciantes, convirtiéndose en el empleador más importante del país.