Por Enrique Peña Nieto

Davos, Suiza.

En el Foro Económico Mundial, este jueves dicté una conferencia magistral para presentar a México como un país en transformación, decidido a romper las ataduras que han impedido su desarrollo pleno, y que tiene todo lo necesario para convertirse en potencia emergente.

Frente a Jefes de Estado y de Gobierno, dirigentes de organismos internacionales y líderes de empresas globales con presencia en México, destaqué que, en el periodo de un año, impulsamos una agenda de reformas para elevar la productividad, la inversión, el crecimiento económico y el empleo, y que dotarán al Estado mexicano de un nuevo andamiaje jurídico e institucional:

  • 1) Para elevar la competitividad de la economía: reformas laboral, de competencia económica, en telecomunicaciones, financiera, hacendaria y energética.
  • 2) Para fortalecer el régimen institucional: reformas político-electoral y en materia de Transparencia, además de que están por concretarse reformas para fortalecer las finanzas públicas de los estados y municipios, el combate a la corrupción y los procedimientos penales en todo el país
  • 3) Para ampliar los derechos sociales: reforma educativa, pensión universal y seguro de desempleo.

Todas estas reformas mejorarán 114 de los 144 indicadores que toma en cuenta el Foro Económico Mundial para elaborar su Índice de Competitividad Global.  Así avanzamos con rumbo claro para liberar el vasto potencial de nuestro país y para poder decir con orgullo que México es un país en ascenso, uno de los mejores destinos para invertir.

El mundo lo sabe: México está en movimiento y éste es un buen momento para creer en México, un buen momento para confiar y crecer junto con él. Los mexicanos no dejaremos de trabajar fuerte para que así sea.

Este 2014 trabajaremos fuerte para implementar las reformas transformadoras, con una agenda específica para cada una pic.twitter.com/dzVobBszcr

— Enrique Peña Nieto (@EPN) enero 23, 2014