Por Enrique Peña Nieto

Los lamentables hechos de Iguala han exhibido que México tiene rezagos y condiciones por vencer.

El grito de “Todos Somos Ayotzinapa”, es un llamado a seguir transformando a México.

El grito de “Todos Somos Ayotzinapa”, es ejemplo de que somos una Nación que se une y se solidariza, en momentos de dificultad.

Como sociedad, debemos tener la capacidad de encauzar nuestro dolor e indignación, hacia propósitos constructivos.

Frente a las circunstancias que nos han tocado vivir, demostremos, una vez más, la unidad, el carácter y la determinación de los mexicanos. El camino de México, debe ser el de la paz, la unidad y el desarrollo.