El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, visitó a los soldados del Ejército Mexicano que resultaron lesionados en una emboscada, el pasado 30 de septiembre.

"Los soldados lesionados son ejemplos vivos de que su tarea no es fácil y que hay que tener un gran valor, una enorme valentía y un gran coraje para seguir al frente y cumpliéndole a México en estas difíciles tareas”: EPN

Son atendidos en el Hospital Regional Militar de Especialidades de Mazatlán, en donde el Primer Mandatario les expresó su apoyo y solidaridad, así como sus deseos de una pronta recuperación.

“Como Presidente de la República estoy más que reconocido con nuestras Fuerzas Armadas. Son un gran orgullo.

Son ejemplo, son inspiración para sus compañeros de armas”: EPN

El Primer Mandatario giró indicaciones al General Salvador Cienfuegos Zepeda, Secretario de la Defensa Nacional, para que a los soldados heridos y a sus familiares se les preste toda la atención que requieran.