Por Enrique Peña Nieto

México se siente profundamente honrado por haber sido anfitrión de la Sexta Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe. A 20 años de su creación, hoy asumimos el compromiso de consolidarla como el foro regional de excelencia, priorizando la cooperación entre nuestras naciones.

Como anfitrión, tuve la oportunidad de reiterar nuestro compromiso con la región de la que formamos parte y presenté 4 nuevos proyectos de cooperación, cuya adopción quedó establecida en la Declaración de Mérida.

En el retiro de Jefes de Estado y de Gobierno, analizamos el estado actual de la AEC y nos comprometimos a seguir impulsando su reciente relanzamiento. Igualmente, celebramos el ingreso, como Miembros Asociados a la AEC, de Curazao, Martinica, Guadalupe y San Martín.

México es, orgullosamente, un país caribeño y mantendrá su compromiso de cooperación con la Asociación de Estados del Caribe. Todos juntos, trabajaremos para impulsar la prosperidad económica y social de nuestros pueblos.