Por Enrique Peña Nieto 

Santiago de Chile, 27 de enero de 2013.

Esta tarde, en Santiago de Chile, coincidí con los presidentes Sebastián PiñeraJuan Manuel Santos y Ollanta Humala, a fin de celebrar la Sexta Cumbre de la Alianza del Pacífico.

La Alianza del Pacífico promueve la integración de Chile, Colombia, Perú y México como un instrumento eficaz para acelerar el desarrollo y bienestar de nuestros pueblos. Consiste también, en generar sinergias para que nuestras naciones se beneficien de su proyección hacia una de las regiones más dinámicas de la economía mundial: Asia.

En abril de 2013 se cumplirán dos años de la constitución de esta Alianza. Los avances logrados son importantes, pero aún tenemos trabajo por delante: hay que consolidar este mecanismo de integración subregional y seguir avanzando en las metas a largo plazo, convenir la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas.

En esta Cumbre, aproveché la oportunidad para renovar el compromiso de México de hermandad, cooperación y voluntad de integración regional con los países de Latinoamérica; además de expresarle a mis colegas que en la coyuntura actual, debemos refrendar nuestra convicción y acuerdo con el libre mercado.

Así ha sido y así será: mi mayor voluntad es ser un firme promotor de la Alianza del Pacífico. Se trata de una estrategia audaz para ampliar nuestros horizontes diplomáticos, políticos, económicos y sociales.