Por Enrique Peña Nieto

Porque la transparencia es uno de los mecanismos más eficaces para prevenir y combatir la corrupción, fue un gusto clausurar este viernes la Semana Nacional de Transparencia 2014, un encuentro que reafirmó el interés y el compromiso de los Poderes de la Unión, de los organismos garantes autónomos y de la sociedad civil; por tener autoridades más abiertas, más eficaces y más cercanas a la gente.

De hecho, como lo informé hoy, he instruido a las Dependencias y Entidades de la Administración Pública Federal, para que todos los datos públicos estén disponibles en formatos abiertos y se acelere la institucionalización de la Política Nacional de Datos Abiertos.

El Gobierno Abierto es un nuevo paradigma que está revolucionando la manera en que colaboran ciudadanos y autoridades, en el diseño y evaluación de las políticas públicas.

El ejercicio del derecho de acceso a la información y las políticas de transparencia y apertura gubernamental, seguirán siendo un firme compromiso del Gobierno de la República y del Estado Mexicano en su conjunto.