• Verifica que el sitio es seguro. La dirección donde vas a realizar tu compra debe comenzar con https o shttp y en la parte inferior o superior derecha de la barra de estado debe tener el ícono de un candado.
  • Revisa los sellos de seguridad. Estos pueden funcionar como indicador de que un sitio es legitimo, pero ¡cuidado! hay sitios que insertan imágenes falsas de los sellos. Para estar seguro haz click sobre ellos y deberán desplegar un certificado de confianza.
  • Evita utilizar cibercafés o equipos compartidos. Lo ideal es hacerlo desde tu casa y cargar en tu equipo programas antivirus, firewally y antispyware para navegar seguro. Evita las redes WiFi gratuitas.
  • Guarda tus comprobantes. Imprime o guarda en tu computadora los comprobantes de las compras que realices o en su caso guarda las pantallas, esto te ayudará en caso de que tengas que hacer una aclaración.
  • Verifica los datos de contacto. Revisa que el sitio en donde realices tu compra contenga su dirección física, teléfono, etc. y que sea auténtica, para localizar al establecimiento en caso de algún problema.

Fuente: Condusef