La Cruzada Nacional Contra el Hambre ha logrado, en los 400 municipios en los que inició su trabajo, que el 57% de la población atendida ya no viva en carencia alimentaria.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) realizó un estudio en estos municipios que demuestra que las carencias sociales en alimentación, educación, salud, acceso a la seguridad social, y servicios básicos de vivienda, han disminuido sensiblemente.

Estos primeros resultados son muestra de la nueva política social con la que el Gobierno de la República enfrenta las carencias de los sectores más desprotegidos. En la población analizada, los resultados de CONEVAL, arrojan como resultado que:

57% de la población atendida por la Cruzada ya no vive en carencia alimentaria.
7 de cada 10 beneficiarios tienen servicios de salud, con los que hasta hace dos años no contaban.
– El rezago educativo bajó de 30.9 por ciento a 27.5 por ciento.
– La carencia en seguridad social disminuyó 10 puntos porcentuales.

Estos resultados, avalados por el CONEVAL indican que la Cruzada Nacional Contra el Hambre avanza en su objetivo de mejorar las condiciones de vida de 7 millones de mexicanos, los más pobres entre los pobres.