Por Enrique Peña Nieto

México, como otros países, se comprometió en los Objetivos de Desarrollo del Milenio, a disminuir la tasa de mortalidad materna de 1990, en un 75% para 2015.

Para seguir avanzando en esta ruta, tenemos que reforzar la atención prenatal que reciben las mujeres embarazadas, para conocer y atender adecuadamente cualquier riesgo a su salud o a la de su bebé.

Por esta razón, hoy inauguré el Hospital Materno Infantil en Irapuato, Guanajuato, como parte de la Red Nacional de Hospitales Materno-Infantiles, que estamos consolidando para atender y cuidar la salud de madres e hijos.

Asimismo, la nueva Unidad Médica Familiar del IMSS, clínica 57, cuenta con 6 consultorios para acciones preventivas; con servicios de nutrición e higiene bucal; y el equipo necesario para un diagnóstico temprano (mastógrafo, laboratorio, rayos X y ultrasonido).

La salud de nuestra población es primordial para construir un México Incluyente, en el que todos los mexicanos cuenten con lo necesario para realizarse plenamente.