Emprender un proyecto o negocio no es algo que suceda de la noche a la mañana, es un proceso que toma tiempo. Estos pasos te ayudarán a conseguirlo:

  • Mira hacia adelante: Trata de ver el futuro, a pesar de que estés trabajando en tu presente. Intenta entender cómo se desarrollará la industria, sin temor a equivocarte.
  • Habla con la gente y actúa: Te sorprenderás cuántas personas quieren trabajar contigo, una vez que comiences a hacer cosas.
  • Usa tu instinto: Tú conoces tu negocio mejor que nadie; pero lo más importante es que te conozcas a ti mismo y que confíes en ti.
  • Bloquea dudas: Escucharás muchos NO en el camino, pero no te desanimes, sigue adelante.
  • Sigue tu pasión: Elige un trabajo que realmente te guste y que hagas muy bien y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida.
  • Trabaja duro: No sólo hables, ponte en acción; construye tu marca, encuentra asociados y asesores, y consigue capital.

Además debes contar con ciertas características:

  • Ambición: Asumir riesgos de una manera natural.
  • Iniciativa: Tener motor propio.
  • Superación: Capacidad de tolerar el fracaso, de reponerte y comenzar de nuevo.
  • Creatividad: Capacidad de improvisar para solucionar problemas nuevos.
  • Liderazgo: Visión y capacidad de convocar a otros.
  • Organización: Buscar los medios más apropiados para alcanzar los objetivos.
Fuente: INADEM