El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, asistió a la Reunión Nacional de Consejeros BBVA Bancomer 2016. Empresa global, con presencia en 35 países, que desde hace 84 años (1932), ha contribuido al crecimiento y desarrollo de la economía mexicana. 

"Hoy podemos afirmar, tomando prestado el lema de esta gran institución financiera, que México camina hacia adelante".

Tres aspectos que así lo acreditan y en los que el Gobierno de la República trabaja para construir un México Próspero:

1. Estabilidad política; con leyes e instituciones democráticas sólidas.

"El mejor ejemplo de ello, son las elecciones libres y altamente competidas, que se vivieron el día de ayer, en 14 entidades de la República. Las elecciones de este domingo se desarrollaron en un ambiente de orden, tranquilidad y paz".

El Gobierno de la República trabajará con las autoridades que resultaron electas, con plena coordinación institucional y sin distingo alguno.

"Sin duda, nuestra democracia es perfectible; pero nadie puede negar que hoy, en México, son exclusivamente los ciudadanos quienes eligen a sus representantes. El voto cuenta y se cuenta bien".

2. Desarrollo regional equilibrado.  El Gobierno de la República trabaja para lograr un objetivo: que el crecimiento y sus beneficios lleguen a todos los estados. En este rubro, destaca el desarrollo de infraestructura, con grandes obras y proyectos a lo largo y ancho de toda la geografía nacional.

Para cerrar las brechas de desarrollo que persisten en el Sur-Sureste, se están impulsando las Zonas Económicas Especiales; áreas con incentivos fiscales y facilidades de alto impacto, para detonar la inversión.

3. Transformación estructural. Son 13 reformas transformadoras, que derriban barreras y abren nuevas oportunidades para las familias y empresas del país.

"Nuestro desarrollo sería mucho más acelerado, si desde hace dos décadas, hubiéramos contado con leyes para fomentar la competencia económica y con un sector energético abierto al mundo".

Es esta administración se logró crear las condiciones políticas para construir acuerdos y hacerlas realidad. Si bien los beneficios de las reformas se reflejarán con mayor claridad en el futuro, diversos indicadores señalan que se va por buen camino. 

Cuatro indicadores

PRIMERO. Más mexicanos tienen un empleo formal. En lo que va de la administración, según los últimos datos del IMSS, se han creado más de un millón 962 mil empleos formales; es la cifra más alta para igual periodo, de cualquier sexenio.

SEGUNDO. El consumo interno se ha afianzado como un gran motor de la economía. En marzo, el consumo privado creció 4.7% anual; la mayor tasa para un marzo en los últimos 4 años. Destaca también la venta de vehículos al público, que en mayo creció a una tasa anual de 19%.

TERCER. La Inversión Extranjera Directa sigue en ascenso. La confianza en México y en su proceso de transformación, se refleja en mayores inversiones. En 3 años, el país ha recibido cerca de 110 mil MDD, 60% más que la registrada en el mismo periodo de la administración anterior.

CUARTO. El crecimiento de la economía se ubica cercano al 2.5%, a pesar de una coyuntura internacional muy compleja.  Estos indicadores son los que mejor reflejan el estado de la economía; una economía sólida, que está generando empleos y atrayendo inversiones.

"La estabilidad que he referido; el desarrollo regional que estamos impulsando; y las reformas transformadoras en marcha, son una fórmula potente para detonar el crecimiento de la economía".