El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, instruyó a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) acelerar los procesos para indemnizar a las familias mexicanas que sufrieron daños en sus cultivos por los fenómenos climáticos registrados en el país.

Al encabezar una reunión de carácter nacional con productores agrícolas y ganaderos, explicó que de esta forma, quienes tenían una cobertura de seguro en sus cultivos serán indemnizados, mientras que para aquellos que no hubieran estado cubiertos por un seguro está el Componente de Atención de Desastres Naturales en el Sector Agropecuario y Pesquero (Cadena).

El Presidente Peña Nieto aseguró que “el sector primario, el que tiene que ver con la agricultura y la ganadería, es para el Gobierno de la República de la mayor prioridad, porque de él depende la alimentación del pueblo mexicano”.

Instruyó también a la Secretaría de Economía para que a través de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) “sancione a aquellos que quieran abusar incrementando el precio de los productos, esgrimiendo cualquier argumento pero aprovechándose de la contingencia. El Gobierno de la República será un aliado permanente de la población y estará supervisando que esto no ocurra”.