En el marco de la Visita Oficial que realiza el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, en Alemania, este día se firmaron Acuerdos de Entendimiento entre el Ministerio de Economía y Energía de Alemania con las entidades públicas mexicanas de este mismo orden, con el propósito de promover la relación económica y, sobre todo, de promover, también, inversiones recíprocas entre ambos países.

"La relación, sin duda, que hay entre Alemania y México está basada en la amistad y el entendimiento, lo mismo que en un amplio y creciente intercambio económico".

El comercio bilateral entre México y Alemania, en 2015, superó los 15 mil 750 millones de euros; esto es 21 por ciento más que el nivel de comercio que se tuvo el año previo.  En los últimos 16 años, la Inversión Extranjera Directa acumulada de origen alemán es de más de nueve mil millones de euros.

En México operan más de mil 800 empresas con inversión alemana, que generan cerca de 120 mil empleos directos. Empresas como Audi, Bayer, Basf, BMW, Mercedes Benz, Henkel, Osram, Siemens o Volkswagen, entre otras grandes empresas globales de origen alemán.

"El objetivo ahora es mantener e incrementar estos intercambios económicos. Hoy, mi país ofrece oportunidades específicas en industrias avanzadas, como la automotriz, la aeroespacial y la electrónica; así como en sectores estratégicos en infraestructura, telecomunicaciones o energía".

Alemania y México tienen un horizonte promisorio, sobre todo, porque hoy concurren dos importantes condiciones: La primera, es el tamaño, la solidez y el dinamismo de la economía alemana. La segunda, es la estabilidad macroeconómica y el proceso transformador que está viviendo México.

Ambas condiciones se complementan con la próxima actualización del acuerdo global con la Unión Europea, que cuenta con el respaldo de Alemania. En conjunto, estas circunstancias están creando un entorno idóneo para llevar la relación económica bilateral a niveles no antes vistos.

Ventajas competitivas de México

Primera. México es una plataforma productiva de alcance global. Tiene una privilegiada ubicación geográfica, es puente entre América del Norte y América Latina, entre el Atlántico y la Región Asia-Pacífico. Es el décimo cuarto territorio más grande a nivel mundial, tiene una gran biodiversidad y una creciente infraestructura logística.

Segunda. México es un país estable y confiable, tanto en el ámbito político institucional, como en el orden macroeconómico. Es una democracia que se está consolidando. Tiene más de 80 años de estabilidad política, e instituciones públicas en constante evolución.

En lo económico, existe un firme compromiso con las finanzas públicas sanas; la política monetaria es autónoma; la inflación se encuentra en niveles históricamente bajos, el tipo de cambio es flexible, y cuenta con un sistema bancario robusto.

Tercera. México cuenta con un gran capital humano. La población es de más de 120 millones de habitantes, es la onceava más grande del mundo y es una, además, de las más jóvenes: la mitad de los mexicanos tiene 27 años o menos. En México se gradúan más de 100 mil ingenieros y tecnólogos cada año, lo que permite contar con personal calificado para desarrollar actividades de alto valor agregado.

Cuarta. México es una economía abierta y competitiva, y es una nación en ascenso. La economía es la décimo quinta más grande a nivel mundial. En 2015 creció 2.5 por ciento, consolidándose como la décimo cuarta economía que más creció entre los 34 países de la OCDE, y se estima que este año crecerá entre 2.6 y 3.6 por ciento.

Cuenta con 11 Tratados de Libre Comercio, que le dan un acceso preferencial a un mercado potencial de más de mil 100 millones de personas. De 2014 a 2015 México avanzó dos posiciones en el ranking de exportaciones de la Organización Mundial de Comercio, ubicándose como el décimo tercer mayor exportador mundial.

Quinta. El proceso de transformación que México está observando, a partir de reformas estructurales que se lograron concretar con un amplio consenso entre las principales fuerzas políticas del país.

  • Reforma Laboral, que flexibiliza el mercado en este campo, haciendo mucho más fácil el acceso de mujeres y jóvenes a la actividad productiva.
  • Reforma Financiera, que tiene por propósito ampliar los niveles de crédito en el país, y además hacer que este crédito sea más barato.
  • Reforma en Telecomunicaciones, que ha permitido reducir las tarifas telefónicas y que está impulsando nuevas inversiones en este sector, para evitar prácticas monopólicas y propiciar una mayor competencia.
  • Reforma en Competencia Económica, que ha favorecido o está orientada a crear un órgano regulador que permita tener fuerza suficiente para combatir prácticas monopólicas y abrir mercados a nuevos competidores.
  • Reforma Hacendaria, que está permitiendo fortalecer las finanzas públicas y ayudando a despretrolizar los ingresos.
  • Reforma Energética, que ha permitido disminuir los costos de la energía y se ha abierto la participación del sector privado en toda la cadena de valor de hidrocarburos y en el sector eléctrico.

"Este entorno de transformación se complementa con una política económica en favor de la estabilidad, el desarrollo de infraestructura de vanguardia y la implementación de políticas públicas de nueva generación, que impulsa el Gobierno de mi país".