Fuente: SEDESOL

Hoy más de tres millones de mexicanos, de una población objetivo inicial de siete millones, comen mejor debido a las acciones de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Así también se trabaja para abatir otras carencias que afectan gravemente el desarrollo y la calidad de vida de millones de personas, particularmente en lo que se refiere a la vivienda y sus servicios, como la electrificación, los servicios sanitarios y el agua potable.

A 15 meses, se reportan logros relevantes y resultados tangibles:

  • Existen 2 mil 911 comedores comunitarios, donde se ofrecen por lo menos dos alimentos calientes.
  • 294 mil familias que residen en 2 mil 60 localidades usan la tarjeta del Esquema Alimentario SINHambre para adquirir 14 productos de alto valor nutricional a precio preferencial en las tiendas Diconsa.
  • Un millón 449 mil 630 personas tienen acceso a la leche fortificada Liconsa.
  • Para eliminar la desnutrición infantil y mejorar los indicadores de crecimiento de niños y niñas en la primera infancia, se ha enriquecido la alimentación con suplementos alimenticios de 725 mil 383 niños y niñas y 146 mil 984 mujeres embarazadas.
  • Un millón 526 mil 317 personas han sido apoyadas con proyectos productivos mientras que 114 mil 324 derechohabientes se capacitaron para la producción.
  • El Programa de Empleo Temporal (PET) ha pagado 15 millones 854 mil 540 jornales, en beneficio de 378 mil 522 personas.
  • Se han recuperado mediante el trabajo conjunto con bancos de alimentos y la Confederación de Centrales de Abasto, 14 mil toneladas de alimentos frescos, en beneficio de la población en pobreza extrema alimentaria.
  • Se han constituidos 59 mil 429 Comités Comunitarios de la Cruzada, en los que los habitantes discuten, deciden y dan seguimiento a las acciones en cada una de sus localidades.