Una bandera del Ejército Constitucionalista, que perteneció hace cien años a las brigadas del Centauro del Norte, Francisco Villa, fue sometida a un minucioso proceso de restauración por alumnos de la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (ENCRyM), del INAH.

Se trata de una bandera que tiene un siglo de antigüedad y formó parte de la División del Norte. Mide 148 centímetros de largo por 88 de ancho y fue utilizada por grupos villistas de 1913 a 1916, aproximadamente; en el lienzo central tiene la inscripción: “Ejército Constitucionalista. Brigada Villa. 2° Regimiento”.

La bandera fue sometida a una observación en luz ultravioleta, para identificar los daños provocados por el polvo, el tiempo, la intemperie, la humedad, así como por los rastros de sangre que presentaba.

El destino de la bandera constitucionalista restaurada será el Museo Histórico de la Revolución Mexicana, con sede en Chihuahua.
Fuente: INAH