En el curso de más de un siglo y medio se han originado diversos episodios de solidaridad y cooperación entre México y Chile. En estos últimos años se muestra un notable incremento de los nexos políticos, económicos y culturales, los cuales se encuentran en el mejor momento de su larga trayectoria.

Son más de 15 años sin interrupción de los vínculos diplomáticosen 1990 se reanudó formalmente la relación diplomática entre ambos países y en un corto plazo alcanzó un nivel de excelencia, que resulta ejemplar.

En enero de 2006 se elevó el nivel de la relación bilateral con la suscripción del Acuerdo de Asociación Estratégica entre México y Chile (AAE), vigente a partir del 20 de diciembre del 2006, el cual incluye el ámbito político, las relaciones económicas y comerciales y la cooperación bilateral. Este acuerdo fue el primero en su tipo que México formalizó en la región de América Latina y el Caribe.

Las relaciones comerciales México-Chile se rigen por el Tratado de Libre Comercio (TLC) que entró en vigor en agosto de 1999, como una profundización del Acuerdo de Complementación Económica número 17 (ACE 17) existente desde 1992. A partir de diciembre de 2006, el TLC forma parte del AAE.

En el periodo enero-septiembre de 2013, el comercio bilateral fue de 2,737 millones de dólares, las exportaciones mexicanas fueron de 1,617 millones de dólares y las importaciones procedentes de Chile ascendieron a 1,120 millones de dólares. Actualmente, Chile es el cuarto socio comercial de México en América Latina y el segundo dentro de la Alianza del Pacífico.

Chile es el quinto destino de inversiones mexicanas en la región con un monto acumulado, a octubre de 2013, de 4,466 millones de dólares. Según cifras del Banco Central de Chile, México es el octavo inversionista en Chile a nivel mundial y el primero en la región.