Por: Enrique Peña Nieto

San Petersburgo, Federación de Rusia

Es un honor participar en San Petersburgo en la Cumbre del G20, un espacio para hacer frente a los retos económicos y financieros globales.

Ante la lenta recuperación económica mundial, este foro está llamado a desempeñar un papel activo para reactivar el crecimiento y generar empleos de calidad.

Ahí expresé que es necesario alinear políticas, reformas y estrategias, a fin de fortalecer el sistema financiero internacional, mantener niveles de deuda sostenibles, hacer realidad la recuperación económica mundial y hacer frente a un entorno de mayor volatilidad.

Señalé que México está emprendiendo una profunda y extensa agenda de cambio estructural. Por ejemplo, la Reforma Fiscal consolidará la estabilidad y el crecimiento económico. Al simplificar el sistema fiscal, incrementará la competitividad de la planta productiva, especialmente de las micro, pequeñas y medianas empresas.

Es imperativo activar un crecimiento elevado y sostenido, que genere buenos empleos y que permita elevar la calidad de vida. Ése es el gran objetivo de la agenda de reformas transformadoras que estamos impulsando, en democracia.

México hace un llamado a las economías del G20, para que esta Cumbre adopte un Plan de Acción, con metas y compromisos que refuercen la estabilidad financiera global y que, a través de profundas reformas estructurales, detonen el crecimiento y la generación de empleos.