Por: Luis Videgaray Caso

El pasado 11 de septiembre, tuve el gusto de comparecer a la Cámara de Diputados para dar la glosa del Primer Informe de Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto. Ahí, hablé de la necesidad de liberar el potencial de crecimiento de México y hacerlo con justicia, algo que será posible con la iniciativa de Reforma Hacendaria y de Seguridad Social que el Ejecutivo Federal ha turnado a esta Legislatura en días recientes.

La Reforma Hacendaria y de Seguridad Social busca cumplir con tres objetivos. El primero, crear una nueva red de protección social universal, que nos permita migrar de un enfoque asistencialista a un verdadero enfoque de exigibilidad de derechos para todos los mexicanos; segundo, un sistema tributario más justo, más simple y más transparente y; tercero, un impulso decidido al crecimiento económico, no sólo de mediano y largo plazo, sino en la coyuntura que atraviesa hoy la economía mexicana.

Se trata además, de una reforma tributaria que busca generar impuestos más justos, simples y transparentes. Es una reforma justa porque es una reforma progresiva. Para ello, el Ejecutivo ha decidido no proponer a esta Legislatura el IVA en medicinas y alimentos.

También, hablé de la desaceleración que la economía mexicana está enfrentando. En este sentido, el Gobierno Federal está poniendo en marcha, junto con los estados de la República y el Gobierno del Distrito Federal, un programa que a partir de la solidez de las finanzas públicas permita acelerar el crecimiento económico de manera decidida y contundente.

La política económica no se puede entender como el manejo de cifras abstractas, no se puede entender como un ejercicio administrativo, el único indicador relevante para medir el éxito de la política económica es el éxito de la economía familiar. Y para eso estamos trabajando en el Gobierno de la República, y estamos seguros que el trabajo de la Cámara de Diputados permitirá la aprobación de un Paquete Económico y una Reforma Hacendaria y de Seguridad Social que contribuyan a lograr que la economía crezca en beneficio del bolsillo de los mexicanos y de la economía familiar.