Con una inversión de más de 28 mil millones de pesos, la Autopista Durango─Mazatlán constituye uno de los proyectos más audaces y complejos de nuestro país.