El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, realizó un recorrido en el municipio de Huauchinango, Puebla, que resultó afectado por los efectos de los dos fenómenos naturales.

El Gobierno de la República apoya las labores de reconstrucción, ante los daños generados en buena parte de la infraestructura, sobre todo, en comunicaciones, varios caminos, carreteras quedaron dañadas por los diferentes deslaves y, además, algunos otros servicios que eventualmente se vieron también obstruidos y afectados.

"Nos convoca hacer un frente común, de manera muy pragmática, muy resuelta y muy decidida. Yo creo que podemos trabajar, y lo estamos haciendo, de manera muy coordinada, y sólo apuro a que lo hagamos de forma acelerada para que lo más pronto posible la población vuelva a condiciones de normalidad": EPN

Se realizó una reunión de evaluación con el Gobernador del estado y con las autoridades del Gobierno Federal y del gobierno del estado, para hacer un balance de lo que se ha generado, en el Estado de Puebla, definir cuáles son las acciones que ya se están llevando a cabo.

Los titulares de las dependencias del Gobierno de la República trabajarán en tres vertientes:

1) Atender en la emergencia a las familias afectadas para que lo más pronto posible regresen a sus actividades cotidianas. A través de la Secretaría de Desarrollo Social ya están fluyendo apoyos, empleo temporal y despensas.

2) Apoyar la reconstrucción de viviendas que resultaron parcial o totalmente afectadas. Con el apoyo de los gobiernos municipal y estatal a efecto de ubicar algún terreno donde se puedan construir viviendas nuevas, fuera de zonas de riesgo. Protección Civil ubicará las zonas en las que ya no se podrán reconstruir viviendas por su peligrosidad, a efecto de reubicar a las familias que ahí se asentaban en zonas más seguras.

3) Acelerar la reconstrucción de la infraestructura que resultó dañada. Con recursos del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN) se emprenderán las acciones de reconstrucción.

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) encargada, particularmente de apoyar la reconstrucción de vivienda, estima hasta ahora, que son cerca de 300 viviendas las que resultaron afectadas, algunas destruidas y otras que están en esa posibilidad de derrumbarse.

A través de CONAGUA, la Comisión Nacional del Agua, ya están operando potabilizadoras de agua, para que haya abasto de agua, sobre todo a quienes perdieron este servicio. 

"Están aquí diferentes titulares de varias dependencias del Gobierno de la República, ya trabajando, en el compromiso de asegurar que las cosas aquí, en Huauchinango, y en otros municipios del Estado de Puebla, regresen a la normalidad.

Yo espero que estén en buen resguardo, que estén atendidos y nuestra mayor solidaridad para con todos ustedes, que sepan que cuentan con todo nuestro apoyo y con todo nuestro respaldo: EPN