Desde la tragedia sucedida en la Torre B2 del complejo de PEMEX, el esfuerzo y trabajo se ha concentrado en las víctimas y sus familiares.

La labor que han realizado los rescatistas de Protección Civil de la paraestatal, del Ejercito Mexicanola Marina y el Grupo "Topos", entre otros, ha sido ininterrumpida.

El Gobierno de la República reconoce el trabajo que llevan a cabo los cuerpos de rescate y seguridad que permitieron el hallazgo con vida de varios trabajadores, así como la recuperación de cuerpos sin vida a consecuencia del lamentable incidente del pasado jueves.

Esta labor de compromiso, entrega y esfuerzo visible en estos últimos días, nos reafirma como país y nos invita a seguir en pie, en crecimiento y avanzando hacia mejores y futuros horizontes.